Los enemigos de Emmanuel

El niño Emmanuel está libre y este solo hecho tiene irritada a la disociada oposición venezolana y a la oligarquía mediática, con Globovisión a la cabeza de la ira. El paroxismo que les produjo el aborto de la primera fase de la operación humanitaria por parte del inefable Uribe, se trocó en amargura y empozado rencor cuando la madre del niño y la ex congresista colombiana aparecieron en los televisores de todo el mundo, gracias a las gestiones del presidente Hugo Chávez. Esto les resulta insoportable, algo definitivamente superior a su capacidad de odio.

El canal oposicionista presentó por la tarde al presidente de la Federación de Ganaderos en entrevista con un desencajado Castillo. El ranchero habló de sus colegas secuestrados en un lamentable e inútil intento de restarle grandeza al rescate de las dos mujeres colombianas. En el mismo momento, de todas partes del mundo, llegaban mensajes de solidaridad con las rescatadas, su pequeño Enmanuel secuestrado en Bogota por Uribe, y de reconocimiento al presidente venezolano y a la batalladora senadora Piedad Córdoba.

Para la oligarquía mediática, Globovisión y el oposicionismo disociado era una oportunidad irrepetible de cerrar el pico, o dicho como les gusta, de hacer caso a su héroe Juan Carlos de Borbón y Borbón, es decir, una ocasión de oro para callarse. Cualquier cosa que se dijera en ese momento con el enfermizo fin de disminuir la acción humanitaria, se les revertiría. Lo único que les quedaba era el silencio, pero como dijo el otro, no se le puede pedir peras al microondas.

Un partido que con inauditos esfuerzos (porque le cuesta) viene intentando diferenciarse de la vieja oposición, Primero Justicia, no pudo contener su odio de clase. Para maquillar su ataque de bilis ante el éxito de la operación humanitaria, declaró que pediría a la senadora Córdoba interceder por los secuestrados venezolanos. ¿Por qué no lo habían hecho antes? Su único objetivo es restarle méritos al rescate de Clara Rojas, Consuelo González y al regreso a casa de Emmanuel.

Estos pequeños saltamontes, como los golpistas del gremio ganadero que rompieron la gaceta oficial con la Ley de tierras, no entienden que el retorno de Enmanuel y el rescate de las dos ex rehenes, abre una enorme posibilidad para que prisioneros o secuestrados por el gobierno colombiano o la guerrilla alcancen la libertad. O mejor dicho, si lo entienden, pero no es eso lo que les importa.

Hay que agregar que muchos de los venezolanos secuestrados son víctimas del hampa común o del sicariato paramilitar. Y el paramilitarismo criminal es una creación de la oligarquía colombiana –de eso sabe mucho Uribe- y del gobierno de Estados Unidos. También esto lo saben la derecha venezolana y su canal de noticias. Todo lo demás es miseria e hipocresía.

Por supuesto que estamos felices, no sólo los venezolanos, sino todos los hombres y mujeres de buena voluntad del universo mundo. Las risas y lágrimas de Clara y Consuelo y de sus familiares nos calaron hondo en el alma. Con su rescate y con la acción unilateral de las FARC se abre un camino de luz para la reconciliación –ésta sí de verdad- y para la paz en Colombia, así como en las naciones vecinas, Venezuela en primer lugar.

earlejh@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2998 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor