Los latinos en su sueño americano

El Gobierno Estadounidense no quiere hoy a los inmigrantes, tampoco su pueblo anglo sajón, algunos muchos con ojos de color azul, verde y pelo amarillo güero, color de las barbas de las mazorcas de maíz.

Los gringos agreden a menudo y miran con desprecio a los que no nacen en USA y no tienen su mismo color blanco de piel "pues son en extremo racistas" desde antes de la guerra civil, tenían a los negros de esclavos, los gringos, te miran con desprecio por no hablar su idioma o ser de otro color y raza, a los venezolanos les tienen de mote, los marrones.

En secreto el gobierno gringo, si quiere a la inmigración, la necesita para emplearla en aquella mano de obra o servicios que le resulten económicamente mucho más baratos y les sea más económico la mano de obra. La de los inmigrantes que son explotados y oprimidos por los güeros gringos, para emplearlos en la recolección de cosechas de tomates etc,etc, o para hacer las tareas de mantenimiento que el norteamericano común no quiere realizar y desprecia.

El Gobierno Estadounidense de el "tío Samuel", si que necesita a toda esta inmigración nueva que hoy viene ilusionada y soñando que en tierras gringas se atan los perros con largas y jugosas longanizas, "nada más falso" luego con el tiempo verán la triste realidad que los Gûeros hacen cumplir con aquella máxima que acostumbran tanto ellos a decir a cada momento, tanto empresarios, vendedores y comerciantes "the time is gold", El tiempo es oro.

-El gobierno de nuestro buen tío Sam- si que necesita de la inmigración latina y mucho más específicamente el U.S. ARMY, marines, boinas verde, special forces, necesitan de los hijos de los inmigrantes, y los hijos de sus hijos y nietos de todos estos inmigrantes, que inocentemente son pescados con el anzuelo de "EL SUEÑO AMERICANO", para de esta manera domesticarlos y "amaestrarlos" cosa esta que ya hacen sin darse cuenta estos inmigrantes, pues sus hijos y sus nietos, al aprender nuevos modales, costumbres, trato social, a más de un idioma extranjero que les obliga a expresarse, pensar y hablar de una manera muy diferente a la que ellos acostumbraban cuando venían de su patria. De esta manera el gobierno de los huesos y las calaveras, siempre tendrá y no dejará de contar con una mano de trabajo "esclava casi" y muy barata, por secula seculorum.

El imperio norteamericano, solo conoce la política del garrote, de la guerra, de la usurpación, de los golpes de estado, de las sanciones contra gobiernos más débiles, pero que consideran sus enemigos, los Estados Unidos continúa perdiendo zonas de influencia y dominación, por tanto el gobierno norteamericano necesita hoy a la inmigración, necesita a tus hijos y nietos para enviarlos al campo de batalla a defender sus futuras guerras inventadas para expandirse o enriquecerse unos pocos, banqueros, industriales o señores de la guerra a costa de otras naciones de robarlas y de sumirlas en una etern noche de miserias, muertes y sufrimientos, por tanto para que defiendan sus intereses y alimenten a su conglomerado militar e industrial, USA hoy necesita más que nunca a todos los inmigrantes y a sus hijos, sobre todo para enviarlos de carne de cañón. a morir en las primeras filas de combate de sus ejércitos invasores.

Todo aquel inmigrante que llega a tierra de los güeros extraña para él, a causa de su gran necesidad, dejando para siempre a su familia, padres, hermanos, hijos pequeños al cuidado de los abuelos, con la intención de asegurarle a su familia un futuro o poder enviarles a los que se quedan en la patria por ancianos, o por no querer dejar su patria en la que nacieron, una pequeña ayuda familiar, unos pocos dólares, cantidad que con el paso del tiempo, a medida que se encarece todo en EE.UU a causa de las guerras, como ahora la de Ucrania, cada vez les será más difícil enviarles esa pequeña ayuda a su familia.

Estos inmigrantes poco a poco se dan cuenta como ya ha pasado y sucede de la triste realidad, de ese sueño que se esfuma, un sueño que queda destruido por la realidad de los hechos.

La realidad es muy diferente a la que el soñó o los amigos les contaban, hoy tienen que trabajar muy duro para medio sobrevivir 10 o más horas diarias, a veces trabajar sábados y domingos, y siempre sub pagados por ser latinos, negros o marrones y no hablar el inglés o hablar con acento latino. Para conversar de esto nada más tienen que ver las historias en YouTube de muchos latinos y estadounidenses que hoy viven en las calles a la intemperie en los Ángeles, San Diego Chicago, New York o Los ángeles.

No verán más señores inmigrantes, en el futuro inmediato a su familia y con tristeza, la sentirán cada vez más lejana desapareciendo con los años y ustedes con el alma enlutada para siempre por ese triste recuerdo, les pregunto ¿vale la pena? Y verán a futuro a sus sus hijos o nietos peleando guerras que ni fu ni fa no son de ellos, pero los obligan a ir, los seleccionan desde High School, deberán irán a pelear y combatir a otras tierras extranjeras.

Ya esto ha sucedido, en Vietnam, en Irak, en Afganistán.

Durante la guerra de Vietnam se enviaron a los latinos y los negros, un congresista de él estado de Arizona planteaba durante el homenaje al soldado desconocido ciado en Vietnam, que ese homenaje no era solo por el soldado desconocido, sino por un enorme número desproporcionado de latinos que murieron en Vietnam. Muchos de ellos habiendo ya cumplido con el servicio militar obligatorio, los volvieron a llamar, para evitar que fuese un estadounidense en su lugar.

Para terminar mi perorata de hoy, nada mejor que esta estrofa

--Salí para New York en busca de unos centavos, y he regresado a Caracas, como fuente de arrear pavos, el Norte es una quimera que atrocidad, y dicen que allá se vive como un *pacha.

*Pacha=vivir con lujo y opulencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2236 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad