Juan Veroes y su "sátira" del inmigrante

Hoy leí con detenimiento (y hasta cierto grado de tristeza) el escrito de Juan Veroes sobre los inmigrantes venezolanos; debo entender que lo que catapultó su escrito fue un artículo publicado por Oscar Heck, a quién menciona como su "amigo". Oscar Heck no debe haber leído el escrito porque de lo contrario ya le hubiera respondido negando rotundamente esa "amistad".

Quienes han tenido la oportunidad de leer a Oscar Heck saben que es una persona que ha recorrido mundo y que en Venezuela está bajo un pseudonimo; pero que a la vez es un tanto solitario, que no se fía de nadie; con un profundo y arraigado amor por Venezuela, pero un rotundo desprecio por los políticos y mucho más por los que actualmente gobiernan nuestro País. Así que dudo que sea amigo de Veroes.

Volviendo al tema de la migración venezolana, Juan Veroes se da a la tarea de cuestionar los números de la ONU en cuanto a la migración; duda que la cifra de 7 millones de venezolanos en el exterior sea real. Pero ¿qué puede saber Juan Veroes cuando todo lo ve desde su minúscula perspectiva encerrado en su taller o donde quiera que se encuentre? Basta con uno caminar por la frontera entre Venezuela y Colombia para realmente saber la cantidad de personas que buscan salir del País. O mirar las estadísticas de los venezolanos que a diario piden pasaporte en el SAIME (lo cual se ha convertido hasta en una estafa), con la intención de irse en algún momento.

Pero para quienes están afuera, solo con recorrer las calles de cualquier País de los que Juan Veroes menciona (haciendo una apología del supuesto desarrollo de esas naciones) para darse cuenta que la migración venezolana (éxodo, diría yo) es una realidad latente que sólo el Estado Venezolano y sus más recalcitrantes seguidores se niegan a reconocer.

Y es triste que el venezolano haya tenido que irse a esos países que Juan Veroes intenta minimizar (Colombia, Ecuador, Perú) cuando en el pasado eran los ciudadanos de estos países quienes soñaban con un futuro mejor viajando a Venezuela. Pero que hoy día nos damos cuenta que tienen una economía mejor que la de nuestro País, no importa que sean "países tercermundistas" pero hay que reconocer que al menos se puede tener una planificación de vida, cosa que en Venezuela no existe.

Veroes se pregunta por qué no migrar a Haiti, Centroamérica y Guyana. Pero no menciona a Cuba. La razón por la cual nadie migra hacia esos países (incluyendo Cuba) es la misma por la cual todos los tesoreros, ex ministros, presidentes de empresas estatales y generales retirados del período de Hugo Chávez (y algunos de N. Maduro) se fueron al Norte y Europa cargados de dineros obtenidos de la alta corrupción realizada en el País; es la misma razón por la que esos personajes compraron propiedades en Europa, Miami, etc. Pero ninguno de ellos se fue a Cuba, porque de la boca para afuera aman al régimen cubano; pero su sueño es irse a vivir a los países imperialistas como USA.

Juan Veroes ironiza con que los venezolanos se vayan a países con climas hermosos como Canadá, pero desconoce, ignora o simplemente no reconoce que el desarrollo de esos países les ha permitido crear las condiciones internas para vivir de manera más confortable a pesar de los embates del clima. Y con respecto a esos países que no respetan los derechos de las mujeres, pues Irán no es precisamente el destino preferido de los venezolanos, pero sí lo es de los personeros del Gobierno para ir a realizar grandes negocios como lo son la venta de oro o la compra de combustible a precios exorbitantes, cuando Venezuela posee inmensos recursos petroleros y enormes refinerías que hoy día se encuentran en el suelo por la encomiable, plausible y admirada gestión de la V República (léase Socialismo del Siglo XXI).

Por otro lado, Veroes resalta el hecho que los europeos dejaron una gran huella en el "desarrollo de África" (por supuesto, siendo irónico); pero me agrada ese nivel de nacionalismo que refleja, porque el desarrollo africano producto del trabajo europeo, es directamente proporcional al desarrollo venezolano alcanzado en estos más de 20 años de revolución socialista chavista madurista. Me encantó que hayas resaltado el nacionalismo, ya que no necesitamos de los europeos para tener el mismo "nivel" que posee África (y el de Venezuela es mayor, diría yo).

También habla de que los migrantes venezolanos van cargados de títulos universitarios otorgados por las Universidades del País. Pero desconoce Juan Veroes (o se quedó en las primeras olas migratorias que se iniciaron hace más de 15 años atrás) que la mayoría de la migración actual son jóvenes que no llegaron a culminar sus carreras universitarias en el País porque no ven futuro; desconoce la gran deserción escolar y de maestros/profesores que hay en Venezuela producto de los sueldos tan paupérrimos que el Estado ofrece.

Finalmente, cada quién que escoja el rumbo que desee; nadie le pertenece al País. El ser humano es migrante por naturaleza; la historia así lo dice. De esa manera se forjaron los grandes países: producto de la migración. Y estoy seguro que las críticas de Juan Veroes tienen un dejo de envidia, porque de Juan tener 30 años menos y viviendo bajo las condiciones actuales, hace rato estuviera fuera de Venezuela.

Leyendo entre líneas, la aceptación del artículo de Juan Veroes es producto del título que le colocó. Si el título fuera coherente con lo que escribió en el artículo, nadie lo hubiera leído. Triste que tengan que engañar con falsos rótulos a los lectores parar que puedan abrir sus artículos.

 

ortegarc2003@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3469 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior