Papeles para el Debate

La canciller de la dignidad

La patriótica, oportuna y correcta actuación de la Dra. Delcy Eloina Rodríguez Gómez, como Canciller de la RBV, nos retrotrae a los años 60 del siglo XX cuando un prohombre, Dr. Ignacio Luis Arcaya Rivero (nacido en Santa Ana de Coro, 3 de mayo de 1912 y fallecido en Caracas, 4 de septiembre de 1990), quien ejerciendo como Ministro de Relaciones Exteriores (1959-1960), en la presidencia de Rómulo Betancourt, se negó a seguir los designios de Tío Sam contra el pueblo cubano y su revolución, razón por la cual fue destituido del cargo al no hacerse cómplice de la postura genuflexa del agente de la CIA, Rómulo Betancourt, quien recibiendo órdenes de sus amos, ordenó a ese honorable venezolano, apoyar una Declaración de Aislamiento en contra de Cuba, en el marco de la VII Conferencia de Cancilleres de la Organización de Estados Americanos, ocurrida en San José de Costa Rica el 16 de agosto de 1960; gracias a su irreductible decisión, fue bautizado por el pueblo venezolano y por la izquierda revolucionaria de la época, como el "Canciller de la Dignidad".

Misma calificación honrosa se merece Delcy Eloina Rodríguez Gómez pues su actuación, temple, sabiduría y claridad política, ha marcado, 56 años después, un hito de soberanía, poniendo en su sitio a quienes desde el proconsulado gringo, han pretendido ultrajar el honor de nuestra tierra, intentando desde esa instancia internacional, asestar un golpe de estado al pueblo venezolano y su revolución bolivariana.

Delcy Eloina al igual que su hermano Jorge, honran el legado que en el ADN político dejó su padre, uno de los más avezados y preclaros líderes político que por su despunte tempranamente lo asesinaron en forma vil, para truncar el camino revolucionario en nuestra nación.

Lo que no sabían ellos, es que el pueblo se cansaría y de su seno en el cuadro de nuestra gloriosa FANB, emergería un carismático y vernáculo hombre que luego de marcharse físicamente, nos dejó un legado cívico - militar que hoy, con los aciertos y virtudes de este proceso, estamos obligados a defender y continuar para el futuro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2048 veces.



Manuel José Montañez


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: