Carta abierta al camarada presidente Maduro

EN EL MARCO DE  SU VIAJE  A UNA GEOGRAFÍA PROHIBIDA:   CHINA, RUSIA Y MEDIO ORIENTE Y   LA HEREJÍA DE UN  DIÁLOGO DE CIVILIZACIONESINTRA - CONTINENTAL Y TRANSCONTINENTAL.

A  LOS CIEN AÑOS DEL NATALICIO DE CÉSAR RENGIFO Y LOS DOSCIENTOS AÑOS  DE NUESTRAS PRIMERAS INDEPENDENCIAS.

Estimado  camarada  presidente

NICOLÁS  MADURO MOROS

cc. Diputado Diosdado Cabello Rondón, Presidente de la AN

y Primer Vicepresidente del PSUV

Nuestra Canciller y los ministros de Cultura y Educación, Min Comunas y Minppi

Polo Patriótico y movimientos sociales

Le damos nuestra  cordial y  solidaria bienvenida  después de su largo viaje por  Asia y el Medio Oriente,  movidos por el interés patriótico y revolucionario, que sin desconocer los factores económicos y geopolíticos en juego,  también vale la pena  poner en alto  relieve el amplio marco geo- histórico- antropológico y cultural en que se desarrolló su  gira actual y el piso propio que  sigue abriendo la  revolución bolivariana al traspasar el umbral de los  nuevos  muros geopolíticos (y culturales) del occidente capitalista,. Sin embargo, todo ello discurre en lo que Ud.,  mismo  ha llamado Diálogo de Civilizaciones en el curso de su gira en un  mundo prohibido por la  dicotomía  “civilización o barbarie”;  de entrada  en una realidad tan compleja, extremadamente diversa y ante  una crisis  tan profunda y global del sistema mundial de dominación: crisis política, económica, social, civilizatoria, ecológica, espiritual y humana. Diálogo de civilizaciones fue una expresión usada en diferentes momentos de  su gira,  pero entiéndase que constituye la peor herejía para el Occidente racista y colonialista, apelar a  un  “diálogo de civilizaciones”  en  el  mundo  de la supuesta “barbarie” de Asia, el  Medio Oriente y el Norte de África, marcado además por la presencia  del Corán, de Mahoma, de Buda o de Lao sé. Barbarie, que en todo caso constituye, en la pretensión de las ciencias humanas construidas a la medida de la expansión capitalista occidental, la “prehistoria” de Europa. ¿Quiere mayor irrespeto a pueblos, continentes  y civilizaciones enteras?  Su gira   ocurre –casualmente-   en la  coyuntura de un condenable acto terrorista en  el corazón de París, pero que también  está  salpicado por un irrespeto y un mal humor racista y colonialista a ese mundo prohibido del Islam, por donde Ud.,  realizaba  su viaje pro-OPEP y pro-paz. Que en tiempo de Chávez y todavía en tiempo suyo,  constituye un viaje a una geografía cultural y geopolítica prohibida… Ahora,  resulta muy  curioso, viendo hacia adentro: que  lo que es terrorismo para Francia y todo Occidente y violación de los derechos humanos, aquí, en nuestro paísno es más que “iluminación civilizada” de las guarimbas incendiarias  de Leopoldo López, María Corina Machado,  Capriles Radonski, Antonio Ledesma, Fedecámaras, Consecomercio y la Conferencia Episcopal Venezolana ( además algunas ONG) para atentar contra los PDVAL, los CDI y losmédicos cubanos, los simoncitos, las universidades del pueblo, la Guardia Nacional Bolivariana, los bomberos, el metro y los metrobuses y  sus choferes, con mucho parentesco con un indio - obrero como Ud., para ellos amparar sus interminables travesuras criminales. Eso no es  terrorismo, ni golpe de Estado en desarrollo. Tan preñado de buenas intenciones  como el“vacío de poder” delseñor Carmona “El Breve” de Fedecámaras en tiempos de Chávez.  Lo que se entiende por  terrorismo en París, aquí  se entiende como “manifestaciones pacíficas” defendidas  por Obama y por la ONU, o ya,  la violación de los derechos humanos de un gobierno “terrorista” y “dictatorial”.¡El camino es Ucrania!, nos gritaban, hasta que llegó el FMI y se cayó la máscara al fascismo. De  allí que lo  que es bueno para  el pavo en París o en USA, aquí en Venezuela, en  nuestro caso de un gobierno pro-socialista, no es bueno para la pava.  ¡Buena parte del terrorismo del mundo occidental, desfiló al unísono en París contra el terrorismo! Incluso, desfiló el mismo  terrorismo que opera contra los palestinos, contra Siria y contra  Irak, Libia y Afganistán! Aunque faltaba en el desfile Posada Carriles y otros descarrilados, enconchados en USA. ¿Estará allí, detrás de esas máscaras  nuevamente el fantasma de Bin Laden, del Estado Islámico   para encubrir nuevas invasiones de la OTAN y del Pentágono en el Medio Oriente?

La  Cátedra Libre/Intercultural  César Rengifo ha venido observando diferentes momentos y recorridos  en la compleja geografía cultural y humana de su gira,   lo  que  nos ha permitido  recordar el movimiento de la derecha mundial cuando el Comandante Presidente  realizó por esa misma geografía cultural y humanade la supuesta “barbarie” su primer viaje  para  reconstruir la OPEP, estabilizar  sus precios y convertirla en arma de paz con justicia y  de integración continental.  Y   lo logró en un sentido, por varios años. Pero se  ha puesto en marcha una nueva estrategia para desmontar  no sólo a la OPEP sino a todo lo que apunte a la multipolaridad y a las  revoluciones sociales. Pero más afondo,  contra las  revoluciones culturales y educativas, que no es sólo un problema de calidad educativa sino que toca los cimientos de la conquista y la colonia y del secuestro voraz del conocimiento, que también es de naturaleza intercultural y no sólo patrimonio de la ciencia y de la cultura occidental dominante, como lo sigue vendiendo el pensamiento único de la ilustración. Sin embargo, ahondemos en la parte  de la geografía sociocultural y humana de su viaje. En  relación al diálogo entre pueblos,  entre países y entre culturas, al que apeló en su gira. ¿Cómo llamarlo?:

DIÁLOGO DE CIVILIZACIONES-DIÁLOGO INTERCULTURAL

*¿Diálogo de saberes? ¿Diálogo de civilizaciones? ¿Diálogo intercultural? ¿Diplomacia de los pueblos? ¿Una política intercultural de nuestra Cancillería y de la política exterior venezolana?

Más allá de los conceptos, un diálogo de saberes, no necesariamente es un diálogo en términos de justicia y equidad. Por eso, los pueblos indígenas de América y otras partes del mundo comenzamos  a hablar de interculturalidad, para generar  metodologías  de construcción colectiva con los pueblos y culturas y establecer reglas de convivencia, en términos de justicia y equidad.  De diálogo de civilizaciones hablamos cuando hay que dialogar de una civilización a otra o entre múltiples civilizaciones, con paradigmas bastante diferenciados, que fue precisamente lo que Ud., hizo en algunos casos en su viaje. Sin embargo, en un contexto más estrecho, en nuestro caso, cuando nos planteamos un diálogo entre la  civilización caribe o de lenguas  arawacas  u otras de lenguas independientes como la warao o la yanomami, en ese contexto, también es válido hablar  de diálogo de civilizaciones, pasando por el diálogo intercultural  entre pueblos,  culturas y comunidades  diferentes.

Mientras que  usamos  diplomacia de los pueblos como una fuente múltiple en la cual  los pueblos perfeccionan la interculturalidad con la participación colectiva y protagónica y  de hecho contribuyen a fortalecer la  diplomacia de los Estados, la solución de conflictos horizontales, entre los mismos pueblos o entre un mismo pueblo. Esto por el hecho de que esas diplomacias, en muchos casos tienen un desarrollo ancestral y un refinamiento en las relaciones de convivencia interna y externa.

Ahora, vayamos un poco más lejos:

¿Realmente está reñido  el ecumenismo planetario con el despliegue de  la anticonquista de Hugo Chávez y de César  Rengifo o se trata de una condición necesaria para construirlo con nuestros pueblos, culturas y clases dominadas?¿Puede lo que llamamos ahora Diplomacia de los pueblos aportar algo a la diplomacia de un Estado Bolivariano en una hora crucial para la humanidady  de acoso  mediático al país  desde  el exterior? ¿Puede la interculturalidad y la educación intercultural dar sus aportes  a la paz del país y  a la paz mundial? ¿Se corresponde  nuestra política exterior con nuestra política interna, en torno al respeto a nuestra identidad nacional y a  la  reafirmación  insustituible de nuestros pueblos nativos?  Sin duda hay un esfuerzo significativo en este sentido del  Estado Bolivariano, pero todavía pesan demasiado las cadenas de  la dominación, tanto del opio pseudo- ilustrado, del  academicismo descontextuado de los pueblos, como del opio pseudo-religioso  en  la  domesticación cultural,  educativa y espiritual..de los pueblos colonizados.

EN SU TIEMPO DE  CANCILLER DE CHÁVEZ,  PROPONÍAMOS UNA POLÍTICA INTERCULTURAL DE NUESTRA CANCILLERÍA

Le recordamos, que en su tiempo de  Canciller del Presidente Chávez, con el  Frente Bolivariano de la Cancillería en continuos  talleres  desarrollamos algunas reflexiones sobre una Política Intercultural de la Cancillería, con las compañeras Ana Marcano y Yolanda Brito y  con  lo que hoy es la Cátedra Libre/Intercultural César Rengifo, actuando conjuntamente con el Instituto de Altos Estudios Pedro Gual, su director el prof.. Enrique Acuña y su equipo de trabajo,  la Universidad Bolivariana con la antropóloga Karem Silva Aristigueta  y el Ministerio de Educación, terminamos haciendo el primer diplomado sobre Indosocialismos, interculturalidad y  socialismo del siglo XXI. Diplomado que abrimos con losprof.. Aristóbulo Isturiz, Esteban Emilio Mosonyi y el embajador Gustavo Márquez y  clausuramos con la diputada María León..También hemos visto la iniciativa afrodescendiente  en diplomados de  la Cancillería bajo la acertada  dirección de la profesora Belén  Orsini.  Todo ello después de haberse  constatado en el fondo, la necesidad  y la urgencia de una política intercultural de nuestra Cancillería. De  la misma manera planteábamos y esto es cardinal,  que la mejor política exterior, que de hecho la tenemos, debería reflejarse también hacia adentro, como política interior,  reivindicando a los pueblos, culturas y civilizaciones nativas  en tanto  actores fundamentales e irreductibles de nuestra política tanto interna como externa, contratoda tentativa imperial e imperialista  y sobre todo, de colonialismo interno con los pueblos nativos en su conjunto.Superando  xenofobia y malinchismo como caras distintas de una misma medalla, de una misma patología pseudo-identitaria.

EN SU VIAJE HACIA EL MUNDO PROHIBIDO, CHÁVEZ SUFRIÓ SU  MISMA SUERTE

Cuando el Comandante/ Presidente partió hacia el Medio Oriente, Asia y África a reconstruir la OPEP, estabilizar los precios del petróleo y convertir el petróleo en arma de paz y de integración continental, todos nuestros excancilleres de la cuarta, gritaban al unísono, que  esa política hacia unos países atrasados y de horribles dictaduras, de espalda al Occidente “desarrollado, ilustrado y civilizado”  nos daría  como resultado el aislamiento  total del país.Era  con  el lobo, con quien el cordero tenía que hacer alianzas, según ellos… Y así, vuelven a repetirlo hoy como loros con su reciente viaje,  Presidente Maduro,  aquellos que viven sólo en el  espejismo del consenso de Wáshington.  Cuando  estos sectores oligárquicos voltean los ojos hacia dentro del país, se respira de ellos  el mismo  irrespeto, desprecio e intolerancia   por nuestros pueblos y culturas nativas.    Es  por  tanto necesario, urgente e imprescindible, retomar  en  el marco de refundación del  Estado Nacional,  la  refundación de la cultura nacional  a la luz  de la  Constitución Bolivariana y del  Plan de la Patria  para promover una revolución cultural y educativa, complemento indispensable de la revolución política, económica y social.

DOS REVOLUCIONES QUE ROMPEN LAS BARRERAS DEL OCCIDENTE IMPERIALISTA

Es oportuno señalar que dos países de nuestro tiempo asumieron inicialmente el desafío de la historia para ir más allá del Occidente grecorromano y judeo-cristiano, rompiendo los muros intra-civilizatorios de Occidente frente al  Asia y África, bajo esa agresiva  y excluyente   dicotomía “civilización o barbarie”.

 Primero, la  revolución iraní, gritando con sus  Ayatolas desde el fondo ancestral de su cultura persa y desde las ventanas de  su espiritualidad islámica: ¡Dios es grande! ¡Muera el imperialismo!

Luego  apareció en el escenario  comenzando el milenio,  la  revolución bolivariana, inicialmente acusada   de  indianista  y por indianista, supuestamente  anti-occidental…y bárbara. Incluso, refundando el  Panteón Nacional con la incorporación simbólica de Guaicaipuro, de  los Caciques y Cacicas indígenas  al Panteón Nacional, más allá de cualquier tentativa folclórica o populista.Un año después el gobierno del muy europeizado Uruguay repatriaba desde Francia  los restos del líder independentista charrúa Vaimaca- Perú, para incorporarlos al Panteón Nacional de Montevideo…

Señalamos volviendo al tema inicial de la ruptura de fronteras del supuesto  civilismo occidental, que  hay  profundas diferencias, entre una y otra revolución, la iraní y la bolivariana, de distintas concepciones  del mundo y de la historia, de idiomas, culturas, ideologías y del proyecto histórico de largo alcance,  más allá de las alianzas estratégicas contra la unipolaridad imperialista;  fueron éstos,   los dos  gobiernos contemporáneos, Irán y Venezuela,   que en principio irrumpieron contra  los nuevos muros del apartheid de  Occidente, como  de  algún modo lo hizo Nelson Mandela en el contexto delapartheid sudafricano  y posteriormente en Bolivia el indio aymara  Evo Morales, frente al  apartheid del  Estado uni-nacional, unilingûe y  asimilacionista, donde una oligarquía blanca y pseudo-mestiza, le imponía su dictadura a una mayoría determinantemente indígena: era el país políticamente más inestable del continente.. Sin embargo, como otro antecedente importante, el Movimiento Zapatista de Liberación Nacional ya había enfrentado desde su perspectiva indígena (1994) el Tratado Neoliberal de Libre Comercio, de México con USA.Ello sostenido sobre una filosofía maya de mandar obedeciendo y con algunas influencias de las teologías de la liberación.“Tapamos nuestros rostros para que vean nuestros rostros de invisibles”.

CUBA CON EL BLOQUEO  ECONÓMICO, QUEDÓ ATADA DE BRAZOS PARA UN REVOLUCIÓN CULTURAL

  Sin duda que la revolución cubana pudo haber promovido una revolución cultural en nuestro continente. Sin embargo, el brutal bloqueo económico y político desde sus inicios, que no ha cesado hasta hoy,  a pesar del apoyo soviético, lo impidió. Esto con el agravante de que las relaciones diplomáticas con España en tiempos de la dictadura de Franco, que representaban otra herejía aparente a la luz del mundo occidental, le impidieron su desenvolvimiento  en términos que  la imposibilitaban para una revolución cultural, que le permitiera después del bloqueo económico, contagiar al continente sin necesidad de exportar por la vía armada  la revolución política, económica y social. Para promover una revolución cultural y educativa bajo otros parámetros distintos a los occidentales, tenían – necesariamente-  que romper con los hispanocentrismos.  Sin embargo, intentó, como país caribeño aportar su apoyo militar y médico al África frente  al colonialismo europeo y las formas de apartheid.

Después de la caída de la URSS, Fidel y  Cuba, quedaron todavía más desamparados, sobreviviendo en la resistencia heroica, hasta la aparición de la revolución bolivariana y un cambio en el mapa político del continente.

LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, MÁS ALLÁ DE LO PERMISIBLE DENTRO DE LOS CÁNONES DE LA OCCIDENTALIZACIÓN

El aludido  atrevimiento  contemporáneo, de ir  más allá de los límites de lo permisible dentro de  lo occidental constituido, lo mantiene vivo   la  revolución bolivariana, como se demostró en su viaje al Medio Oriente, China y Rusia.  Pero  hacia adentro, la  gestación y desarrollo de una unidad cívico-militar fue  otro desafío a lo occidental constituido, más cuando los documentos de Santa Fe ya advertían que había que eliminar los ejércitos nacionales y sustituirlos por policías anti-drogas. Pero tenía algo más grave  la advertencia imperialista: los ejércitos nacionales con su nacionalismo ocuparían  el vacío dejado por  la  desaparición de la  Unión Soviética y el socialismo. Recordemos que esta revolución irradió con su “mal ejemplo” sobre  otros pueblos hermanos, sin necesidad de desconocer soberanías nacionales o de  exportar nuestra  revolución y el proyecto  del socialismo del siglo XXI, porque ya ello estaba en el alma y en la historia tapiada de  nuestros  pueblos colonizados, como pudo verse pronto en Bolivia con Evo Morales y en  Ecuador con Rafael Correa,  el surgimiento de los Estados Plurinacionales y  las filosofías indias del Buen Vivir, pasando a otra geografía  prohibida,  con el triunfo de Lula en Brasil  y el fortalecimiento del Mercosur.  Sin embargo, desconociendo la nueva  configuración de la geografía política y social de Sudamérica, la Europa imperial y  racista, cumpliendo órdenes del imperio, usando las mismas naciones europeas de origen latino: Francia, España y Portugal, tuvieron el atrevimiento de hacer un atentado/ensayo de prisión en el aire, contra el avión presidencial  del  Presidente boliviano Evo Morales. Cabe recordar que con Evo se hizo, lo que difícilmente se haría en un viaje internacional, con un Presidente con estatuto occidentalizado.Y mucho menos, de un país europeo. Justificación: Primero, un indio sin alma, Evo Morales se salía de la geografía de acción permitida por Occidente y viajaba hacia la tierra prohibida de la barbarie asiática: Rusia.Y segundo, supuestamente en el avión de Evo iba  aquel refugiado en Moscú, que contaba con la  promesa de recibir asilo en Ecuador.

QUÉ TRATAMIENTO RECIBIÓ MADURO EN LA ONU POR LA PRENSA  YANKI?

De igual forma, está reciente su viaje a la ONU, Presidente Maduro: ¿Qué tratamiento recibió de la pragmática prensa norteamericana el New York Time y el Wáshington Post?  Un obrero como  Ud.,  chofer de metro bus no puede ser Presidente de la República. Usted nació obrero y ello supone un lugar inamovible en la sociedad. Así como Evo nació indio y  su indianidad –según el racismode Occidente-  indica el último escalón de la evolución humana. De allí que la única redención humana y espiritual, vengan por la vía de “dejar de ser indio”.

EL LIDERAZGO ECUMÉNICO-PLANETARIO DE UN REVOLUCIONARIO, HUGO CHÁVEZ

 El resultado final  en las incursiones inter-continentales de Hugo Chávez  fue la generación de un liderazgo ecuménico planetario y universal, colectivo y compartido, no la de   un “Llanero Solitario”, de acuerdo al modelo renacentista,  ilustrado e individualista  de Occidente.. El de Chávez es un liderazgo nunca visto hasta ahora, ni en el siglo XX, ni en el siglo XXI,  tan denigrado por la derecha norteamericana, europea y por nuestras oligarquías racistas, eurocéntricas y patriarcales. Nunca había sostenido la humanidad la sinfonía de una oración simultánea y contundente, en todas las lenguas, en todas las culturas, en todas las religiones, en todos los continentes y en todas las civilizaciones del planeta para tratar de reconocer y de pedir por la vida de  un líder en plena agonía. Su muerte física eclipsó hasta la noticia del advenimiento de un nuevo Papa. Esto en medio  del acoso y del brutal  irrespeto de las oligarquías imperialistas y locales. El lenguaje de los pueblos contrastaba abiertamente con el de esas perversas y agresivas  élites dominantes. Sin embargo, el liderazgo planetario llegó a pasar por alto, diferencias ideológicas y políticas en algunos casos,  por parte de los diversos gobiernos del continente, hasta generar una plataforma común de Nuestra América, con una serie de mecanismos para la integración continental: ALBA, Unasur, Petrocaribe, hasta la CELAC. Mecanismos que deben ir  más allá de los foros internacionales para buscar intereses comunes,  articulaciones de organismos y mecanismos frente al imperialismo y el colonialismo europeo.

UNA REVOLUCIÓN DE LA ANTICONQUISTA

La revolución bolivariana se venía convirtiendo en una revolución de la anticonquista: rompe relaciones con USA, peleando por Bolivia o con el Estado de Israel por el Estado y pueblo palestino, diferenciando de fondo sionismo, de pueblo judío y en  alianza internacional con la misma  izquierda judía de la talla de Noams Chomski y otros sectores judíos antisionistas. Se enfrenta radicalmente al  culto a los conquistadores españoles  y al neofascismo de la derecha española en el poder,  cada vez más  emparentada y en plena sintonía  con la  falange, el Opus Dei y la  mayoría de la Conferencia Episcopal Venezolana. Lo  cual viene  contrastando  radicalmente –al menos hasta ahora y si el futuro no nos contradice-   con  el discurso ecuménico  del  Papa Francisco.

TRASPASA LAS FRONTERAS DE LOS APARTHEID

Restablece otro tipo de relaciones con Brasil y el Mercosur. Traspasa las fronteras de la dicotomía “civilización o barbarie”, impuestos desde el siglo pasado por los  piti-yanqui Sarmiento y Alberdi –denunciado en su tiempo por el apóstol José Martí-   que nos apartaba y bloqueaba  culturalmente con  los países y pueblos del Cono Sur. Si  Miranda fue en algún sentido nuestro primer embajador del Sur/Sur, Hugo Chávez  ha sido un embajador contemporáneo, que le ha dado continuidad planetaria, tocando fondo con el Caribe y con la propia África. Y aquí viene el meollo del asunto: pasando por el Medio Oriente, Irán,  Rusia y China, rompiendo las barreras del “peligro amarillo” y  de la supuesta barbarie “tribal” y  fundamentalista del islam.  Resultaba sumamente curioso, que un mundo euro-occidental, autoproclamado campeón de la libertad, igualdad y fraternidad, la democracia y la paz, mientras sigue hablando de globalización, lo hace  con un contenido excluyente, patriarcal, racista-clasista, eurocentrista,economocéntrico ycon desplantes pseudo-civilizatorios,   con sus clásicos clisés fascistas  estereotipando pueblos, culturas, regiones enteras  y civilizaciones diferentes.  Hugo Chávez rompió así las barreras pseudo-culturales, pseudo-civilizatorias y pseudo-religiosas,  no sólo de los hispanocentrismos y  los iberocentrismos y así pudo entenderse con el Caribe y  África, traspasando intuitivamente  el neolatinismo tecno-burocrático  del mexicano  José Vasconcelos y de  su estrambótica  “raza cósmica”, quien manejó las últimas cartas para mantenernos sutilmente prisioneros en las redes coloniales  de un pseudo-occidentalismo unilateral  que  desconocía  nuestro propio ser histórico y cultural: al indígena y a nuestra indianidad americana(para ser mexicano, había que dejar de ser indio, incluso indo-descendiente bajo pretexto de “mestizaje”, en nombre de un pseudo-latinismo y de una mejicanidad, con  un anti-imperialismo más verbal que real para encubrir la negación del nativo en tanto  indígena). De  allí, que las  voces agoreras de la derecha, también pretendieron  descalificar el nuevo bautizo  del 12 de octubre como “Día de la Resistencia Indígena” y la  propuesta  de convertirlo en “Día de la Resistencia Indígena  Planetaria”, abarcando los pueblos indígenas de todos los continentes. Esto vinculado a los postulados de una revolución cultural y educativa  a escala mundial como se expresa en ese decreto presidencial *

POR LAS MÚLTIPLES FUENTES DEL  SOCIALISMO DEL SIGLO XXI

     Del mismo modo, Chávez como católico y comoun  hombre ecuménico de izquierda,  se acercó con respeto a todas las religiones, incluyendo las religiones indígenas  y africanas, pueblos y culturas diferentes  y a la revitalización del  marxismo crítico, pasando por el ámbito de las teologías de la liberación, que no se limitaban sólo  al monoteísmo de Occidente o del Islam, siendo capaz de entenderse con todas las teologías, filosofías, antropologías y pedagogías de la liberación.

AYER  MIRANDA, HOY EL GOBIERNO BOLIVARIANO

 Miranda por ejemplo, sabía que en su tiempo, Inglaterra era una potencia emergente, sin embargo,  trató de hacer alianza con ella y con los propios Estados Unidos, para salir  del  dominio español.  Algo parecido, en otros contextos, en otros tiempos históricos, 200 años después, es  lo que queremos y debemos hacer desde la revolución bolivariana  en nuestras alianzas con China, Rusia e Irán y  con otros bloques propiciadores de la multipolaridad, lo cual no debe significar de ninguna manera, ni sobrepasar los niveles manejables del endeudamiento que hipotequen nuestra independencia y soberanía nacional, ni copiar modelos, ni  compartir necesariamente  los paradigmas civilizatorios o del desarrollo de esos países, con la renuncia de hecho  a las exigencias  de nuestra identidad nacional y cultural, de  nuestro propio ser histórico, de unidad multisocietaria, inter-civilizatoria y espiritual, lo cual tampoco es obstáculo  para el intercambio cultural,  o para exaltar y reconocer nuestras múltiples y legítimas herencias asiático-americanas, desde los primeros tiempos del poblamiento indígena de Abya Yala  o la herencia hispano-árabe adquirida  desde la colonia.  Sin embargo recordemos como fue denigrado Miranda en su tiempo por  su  alianza con Inglaterra: decían que venía a quemar iglesias, a quitarnos el catolicismo para  imponernos el protestantismo, la masonería o el ateísmo. Era un “agente inglés”, venía a imponernos la Constitución inglesa, era el “Nuevo Diablo” (el nuevo belial), en la boca de algunos obispos de aquella época y  de los cuales son fieles intérpretes hoy la alta jerarquía eclesiástica de la Venezuela actual al servicio del terrorismo y la violencia fascista  de nuestras oligarquías, del imperialismo y  del colonialismo europeo.

SEGUIMOS AZOTADOS POR EL TERRORISMO APOCALÍPTICO DE LA OLIGARQUÍA IMPERIAL Y CRIOLLA

15 años después nuestra  patria sigue azotada por una guerra económica, terrorismo mediático y el  fatalismo apocalíptico,  que anuncia no sólo el fin del réegimen, sino también  del país y del continente, de sus nuevos  mecanismos de  integración generados a la luz del  bolivarianismo independentista y emancipador  por la audacia del Comandante Supremo y del liderazgo compartido con Fidel, Evo y otros presidentes del Alba.Fue  un liderazgo continental compartido, cuando otros dirigentes aparecieron en el escenario, con  una  gran lealtad y  solidaridad hacia el nuevo liderazgo emergente.

CONTRA EL TERRORISMO, SEA EL QUE SEA

*Recordemos de nuevo que su viaje por Asia y el Medio Oriente, transcurre en la coyuntura de un ataque terrorista en el corazón de París. Pero también ese terrorismo, en nuestro caso, legitimado por Occidente, viene atentando contra nuestra dignidad de pueblos y culturas en sus múltiples modalidades con un  fundamentalismo  nazi-fascista del   capitalismo  financiero global/ imperialista, que quiere raspar  la olla de los recursos del planeta y conspira para  derribar la OPEP  y los precios del petróleo  acudiendo a métodos suicidas contra  su propio pueblo,  apelando a los tipos de alianzas más contradictorias  con mercenarios y terroristas de toda calaña, como ocurre en Ucrania o en Irak, en Siria o peor todavía, con  absoluta impunidad del sionismo en Palestina atacando, el fruto de su vientre, los niños palestinos,  ante la condena verbal de la llamada “comunidad internacional”. Acabar con la OPEP,  sin duda, sería agotar  un instrumento que ha buscado cambiar su filosofía para convertirse en muchos casos, más allá del mercado y de la naturaleza ecocida de toda explotación petrolera, en instrumento de paz, de justicia y equidad, resucitada  de entre los muertos en el primer gobierno del  camarada Presidente Hugo Chávez. Esto sin darle tampoco un carácter angelical a su desenvolvimiento en el mundo actual de agresivos mercados y del peligro del planeta.  Todo terrorismo, venga de donde venga, merece nuestra condena total. Sin embargo, en la descomunal marcha francesa contra el terrorismo, participó con sus máscaras mediáticas el más puro terrorismo y fundamentalismo occidental, que se empeña en generar una matriz mundial anti-islam y  estereotipar pueblos y civilizaciones enteras, como es propio de los fascismos.

CONTRA EL MURO  DE CIVILIZACIÓN EXCLUSIVA Y EXCLUYENTE DE  OCCIDENTE

Nuestra América o Abya Yala no  es tampoco ajena  a sus orígenes  indo-asiáticos  así como a  lo hispano-árabe o persa en  el largo recorrido, que desde África, pasando  el istmo de Suez,  por  el  Mediterráneo, Europa, Asia y Oceanía, por  el estrecho de Bering o por el Pacífico Sur, pobló desde Alaska hasta  Tierra del Fuego este continente  hace miles de años y  luego tenía contacto con África  por lo que hoy  es Brasil. Lo cual  significa que las  primeras formas  de  universalización  de  la  humanidad, se dan  es aquí en el poblamiento de América y  no  en los viajes de  conquista de Alejandro Magno,  en  el despliegue del imperio romano o en la llegada de Colón en 1492  a este continente,  en los  expansionismos napoleónicos  y  mucho menos en las invasiones  nazi-fascistas que  provocaron dos guerras mundiales o las nuevas guerras imperialistas que acaban con el planeta. De paso nuestros libertadores no son nunca comparables con los Alejandro Magno, los Napoleones, los Hitler o los Musolini: nunca cruzaron fronteras para  invadir, conquistar y colonizar sino  para liberar. El  asunto es más diverso y complejo que la incursión  europea  con los vikingos o  con  los chinos  a partir de 1520,sin  que  esto  signifique quitarle valor histórico a  estas iniciativas.  Ahora, más allá de cualquier conjetura  en este orden,  lo  que nos interesa destacar  es que el  mundo occidental  con distintos proyectos de la dominación  ha tratado en base a las teorías lineales  del  atraso y del  progreso,   desconocer en redondo  la  vigencia histórica y la personalidad societaria de  estos pueblos, de  estos países y de  este continente, como no  ha ocurrido en ningún otro, salvando las  distancias con el caso de Australia hace 200 años, con la  consigna etnogenocida y ecocida ¡civilizar es poblar de nuevo! Digamos, que  este basamento ideológico, tampoco es ajeno al destino futuro de nuestro continente si no somos capaces de ¡inventar o errar!  Pero ya no basta quedarnos en el  desconcierto post-independentista de nuestros libertadores: “no somos  indios, no somos africanos, no somos europeos”,  “es imposible saber a qué  familia humana pertenecemos”.   Claro, por la vía de una cultura única mestiza, de un discurso único ilustrado o sin lustre, jamás podremos arribar a una diversidad cultural y humana, que nos permita entendernos en nuestras  especificidades y  en nuestros orígenes comunes sea como localidad, como país, como región,  continente o como planeta. Con lo cual  tampoco  estamos planteando clausurar el pensamiento de la Ilustración sino denunciar en qué medida  ese discurso nos sigue imponiendo el discurso único de Occidente: cristianos y paganos, cultos e incultos, civilizados y bárbaros, históricos y prehistóricos, racionales e irracionales, históricos y pre-históricos, científicos y pre-científicos,  como podemos observarlo hacia adentro y hacia afuera en todos los muros culturales, civilizatorios e intra-civilizatorios del fundamentalismo cientificista occidental y pseudo-cristiano. Discurso que hoy pisotea sus propios orígenes en Mesopotamia, Persia, Palestina, Siria, Egipto,  Grecia y Roma, España y Portugal y la misma Francia, por latina. Ya lo había dicho desde aquí  Eduardo Galeano, tratando de abrir  cauces al diálogo intercultural y al diálogo de civilizaciones: ¡Los Estados Nacionales y sus clases dominantes tratan a sus propios pueblos indígenas, como las élites metropolitanas europeas,  tratan a América Latina.   Mientras tanto,  ese imperialismo norteamericano se autorreconocía sólo  en sus nacionalidades de primera: descendientes de ingleses, de alemanes, de todo el espectro norteño, pasando ahora por el sionismo del capitalismo global y del omnipotente Estado de Israel. Construyendo sus muros frente al Asia y en México, frente a la misma América.  Algo que en principio, ya el historiador  Arnold Toynbee había avisorado, sin citar este último componente.

EL DISCURSO DE LA ILUSTRACIÓN BLOQUEÓ A NUESTROS LIBERTADORES Y PEDAGOGOS

Lo  que  cabe plantear aquí  es  que  el  discurso de   la ilustración, como discurso único, bloqueó  a nuestros libertadores y  esta confusión  sigue impidiendo que  arribemos a un verdadero diálogo de civilizaciones, de alta envergadura y complejidad como el que requiere  y reclama el  momento histórico actual y como el que le  tocó enfrentar en su actual gira  por  Asia, el Medio Oriente y  el norte de África, yendo más allá de la orientación ideológica y política de los distintos regímenes como en el caso particular de Arabia Saudita.  Y  viendo  hacia adentro, en la primera Independencia y la  Convocatoria al Congreso de Panamá ¿Por qué  Haití  estaba entre los excluidos y los no- convocados a ese evento, después de haber contribuido significativamente a nuestra Independencia? ¿Por qué  los  pueblos indígenas  eran convidados de piedra o totalmente invisibles  a  ese Congreso de Panamá? Simple y llanamente, porque  el “salvajismo” o “la barbarie”, india, negra o esclavizada  no  eran parte integral  de la llamada “civilización” y  de la convocatoria a  la  naciente “modernidad” unilateral.  Este  discurso ilustrado y “civilizado” hacía –y todavía hace-  que  la construcción de los  Estados Nacionales uniculturales y uni-lingues, nacieran en abierto antagonismo con  los  pueblos indígenas, como aborígenes, en  primer lugar y  en segundo lugar, con  los pueblos afroamericanos, portadores además de su “barbarie”, de una configuración étnica, racial, nacional o religiosa,  de los llamados para obedecer y nunca para mandar.   Era esta “herejía  haitiana”, como lo es hoy “la  herejía boliviana” con  Evo Morales al frente, lo  que no permitía  la tolerancia y el reconocimiento de la actualidad histórica de los pueblos indígenas y  de los  afroamericanos.  No era un racismo y un etnocentrismo del todo consciente en nuestros primeros libertadores y en nuestras élites intelectuales. Era un  racismo y un etnocentrismo que estaba sembrado en la matriz cultural y educativa de su propia formación familiar, histórica, cultural, religiosa y luego enciclopedista o ilustrada. Pero al mismo tiempo atendiendo  a  su llamado  interno  frente a su propia minoría de edad inducida por la colonia, como  parte de un proceso, comenzaban a despertar  como esos “criollos” sometidos a un régimen de excepción colonial. Nuestros libertadores eran vistos como críos  o criados,  vistos como no-maduros y no aptos para los altos cargos políticos, diplomáticos, militares y  eclesiásticos. Dicho en lenguaje raso,  los hijos de españoles ya eran sudacas, no confiables, ni con  estatura ciudadana acorde con las exigencias de los nacidos en la península.De  allí,  razones políticas suficientes para postular la independencia. Tenían sobre sí, como decía el Gran Miranda, el pecado mortal de haber nacido en América, y así  pasó siempre con los guanches canarios o blancos  de orilla, con el doble pecado de ser isleños, no peninsulares, hijos de esclavizados  y blancos de orilla..para colmo, muchos, ahora nacidos en Las Indias.  De cualquier manera, en algún sentido, seguimos envueltos sutilmente en los pañales de la sociedad de castas de la colonia, bajo el imaginario vivo de la limpieza étnica y de sangre. Para muestra, un botón: Esto funciona con claridad sobre los pueblos y comunidades indígenas de América, sobre  el pueblo haitiano y  sobre el pueblo palestino.

EL COMPROMISO: PRESERVAR EL CARÁCTER PROPIO DE ESTA REVOLUCIÓN Y  ASUMIR CON VISIÓN HOLÍSTICA EL LEGADO DEL  COMANDANTE SUPREMO, SIN OBVIAR SUS ESPECIFICIDADES. PERO SOBRE TODO AHONDAR EN LAS PROFUNDIDADES DE UNA REVOLUCIÓN CULTURAL Y  EDUCATIVA, QUE COMPLEMENTE A  NUESTRA REVOLUCIÓN POLÍTICA, ECONÓMICA Y  SOCIAL.   YA VEMOS QUE NOS TEMEN, NO SÓLO PORQUE TENEMOS LAS RESERVAS DE PETRÓLEO MÁS GRANDE DEL MUNDO, NO SÓLO PORQUE TENGAMOS UN PROYECTO REVOLUCIONARIO, SINO PORQUE ESE PROYECTO ESTÁ ENCARNADO EN EL ALMA DE LOS PUEBLOS, EN SUS RAÍCES Y EN SU PRESENTE HISTÓRICO, CULTURAL Y  ESPIRITUAL.

EN OTRO ORDEN, QUE LA IDENTIDAD DE LA REVOLUCIÓN, NO ES DISTINTA A LA IDENTIDAD DE NUESTROS PUEBLOS, DE NUESTRAS CULTURAS, SOCIEDADES  Y DE NUESTROS PAÍSES.

SOMOS ORGULLOSOS HIJOS DE GUAICAIPURO Y  DE JOSÉ LEONARDO CHIRINO, DE BOLÍVAR Y MIRANDA,DE ZAMORA, DE APACUANA Y DE HIPÓLITA, DE SUCRE Y  DE URDANETA, DE CHAVEZ, DE FIDEL Y DE CÉSAR RENGIFO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4540 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: