¿Por qué no ganamos los Juegos Centroamericanos?

En repetidas oportunidades cuando se celebran eventos deportivos a nivel internacional donde participa nuestro país, nos ha llamado la atención el esfuerzo publicitario realizado, el cual muchas veces crea grandes expectativas sobre las posibilidades de éxito de nuestros deportistas, las cuales pueden no verse recompensadas en la realidad.

Esto me hacía pensar que esta publicidad era mas una iniciativa de la burocracia deportiva que la necesaria información sobre la participación de nuestro país en esas competencias. A fin de aclararme esta situación hice un pequeño análisis sobre la actuación de nuestros atletas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe a ver si podía darme una visión mas objetiva, de no especialista, sobre nuestra realidad deportiva.

Para ello tomé los resultados que aparecen en la pagina oficial de los Juegos y comparé los resultados y el rendimiento de Venezuela con respecto al ganador de los Juegos, que como sabemos fue México. La diferencia entre los dos países fue de 63 medallas en total, ganando los mexicanos 384 medallas y los criollos 321.

El primer resultado encontrado es que en esos Juegos se abrieron a la participación 45 disciplinas deportivas, inscribiéndose nuestro país en 38 y dejando de participar por lo tanto en 7 disciplinas como fueron: Bádminton, Baloncesto (!!??), Ciclismo de Montaña, Hockey, Pentatlón Moderno, Patinaje Artístico y Esquí Náutico.

Algunas de estas disciplinas pueden considerarse poco conocidas en el país como es el caso del Bádminton o del Hockey pero se dieron ausencias como el del Baloncesto deporte que junto con el Béisbol son los más populares en el País. México por su parte participó en todas las disciplinas lo cual le dio una ventaja considerable a la hora de contar medallas pues México obtuvo en estas disciplinas donde nosotros no participamos, 27 Medallas incluyendo todos los tipos de metales en disputa, lo cual por supuesto ya le daba una ventaja considerable en el papel y quedando al mismo tiempo campeón en 4 de ellas.

Además, en las disciplinas en las que participamos hubo algunas donde no se contó con una delegación completa, masculino y femenino, como fueron en Balonmano, Racquetball y Squash donde carecimos de representación femenina y en cuya categoría México obtuvo un total de 8 medallas, llevando la diferencia por no participación a 35 medallas.

Si a la diferencia de 63 medallas que nos saco México en los Juegos, le restamos el total de medallas por no participación de Venezuela, nos queda una diferencia de 28 medallas a favor de ese país. ¿De donde obtuvo México esa diferencia? ¿De una mejor preparación y calidad técnica de sus atletas y entrenadores? No. Esa diferencia justamente la proporcionó un solo deporte como fue el Tiro con Arco donde Venezuela gano 15 Medallas y México 43 para dar exactamente 28 medallas a su favor. Creo que allí se decidieron los Juegos. A esto hay que agregarles las 4 medallas que ganó México con el equipo de Squash masculino y las 6 medallas en Triatlón, especialidades donde Venezuela no obtuvo ninguna medalla.

Con ello la diferencia a favor de México, en estos deportes poco conocidos y practicados en el país como son el Tiro con Arco, Squash y Triatlón se incrementa en 10 medallas.

La cuesta por lo tanto para ganar los Juegos era desde un inicio demasiado pronunciada.

¿Qué hicieron nuestros atletas para enfrentar esta desigualdad? Lo único que saben hacer, luchar hasta el agotamiento.

Esta no es una afirmación gratuita o patriotera, sino que al realizar un análisis cualitativo de eficiencia (eficiencia promedio) entre ambas delegaciones se descubre el inmenso esfuerzo que ellos hicieron. Según los datos que aporta la Pagina Oficial de los Juegos, México llevo a los mismos un total de 681 atletas, siendo la delegación más numerosa y Venezuela 493 competidores. El primer país obtuvo 384 medallas y Venezuela 322. Para el primer caso la eficiencia es de 0,56 lo que significa que en promedio cada atleta mexicano obtuvo esa cantidad de medallas, mientras que la eficiencia de la representación venezolana fue de 0,65 medallas por cada atleta, superior a la mexicana.

Podemos verlo de otra forma, para obtener una medalla México necesitó un promedio de 1,7 atletas en competencia, mientras que Venezuela necesitó 1,5 atletas por medalla lo cual revela una mayor eficiencia competitiva de nuestra delegación y lo cual no dudo que sea producto de la calidad de la atención que se les presta a los atletas.

Al revisar la eficiencia según el sexo de los atletas participantes nos encontramos con lo siguiente. La delegación venezolana de 493 personas, estaba compuesta por 314 hombres y 179 mujeres, obteniendo 169 medallas los primeros y 139 las damas, correspondiendo a los equipos mixtos unas 14 medallas. Con lo que resulta que la eficiencia de los deportistas masculinos fue de 0,54 medallas por atleta y las damas tuvieron una eficiencia de 0,78 medallas por atleta, resultando superior en un 44% a la de los varones.

Esta superior eficiencia de las damas también la encontramos en la delegación mexicana ya que la masculina fue de 0,44 mientras que la femenina alcanzó 0,65 medallas por atleta. Claro es de destacar sin ambages, la superior eficiencia de Colombia que con una delegación de 259 atletas obtuvo 260 medallas.

Si algo podemos concluir de los datos antes mostrados es que efectivamente Venezuela tiene potencial para resultar triunfador en una competencia regional de este tipo para lo cual debe configurar la debida estrategia y panificación.

Para ello es necesario participar en todas las especialidades que se oferten, realizando los esfuerzos para difundir en el país, aquellas que sean poco conocidas o tengan pocos fanáticos ya que a larga nos quitará valiosos puntos en las competencias. Por supuesto que esto, además del esfuerzo organizativo que significa, redundará en beneficio de la salud y la cultura general de nuestra población.

Hay que seguir insistiendo en la preparación y profundización de los atletas tomando las medidas necesarias para incrementar su eficiencia deportiva, fortaleciendo todos los aspectos que ella conlleva.

La dirigencia deportiva, debe preparar estrategias adecuadas a fin de disminuir la importancia que tienen en el medallero disciplinas como Tiro al Arco la cual genera 90 medallas mientras que otras de verdadero raigambre popular regional y nacional como el béisbol, el basketbol o el fútbol, donde tienen la categoría de deportes de masas, otorgan 3 o 6 medallas, para ello quizás, pueda sostenerse la filosofía que los Juegos deben representar en el medallero los deportes que sean mas practicados en los distintos países y en la Región y a su vez premiar no solo el equipo sino el esfuerzo individual de los atletas.

Caracas, 9 de agosto de 2010

oscar111147@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1855 veces.



Oscar Rodríguez Estrada

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: