Declaraciones de Gonzalo Gómez, accionante del Recurso

(VIDEOS) Viernes 17 de julio: 2 años sin respuesta del TSJ al Amparo por el Art 91 #SalarioIgualCanastaBásica

Integrantes de MS impulsores del Amparo por el Art 91 ante el TSJ

Integrantes de MS impulsores del Amparo por el Art 91 ante el TSJ

Credito: Aporrea.org

Este viernes 17 de julio de 2020 se cumplen dos años de la introducción de un Amparo Constitucional ante el TSJ, en reclamo de protección y restitución del derecho a un salario en los términos establecidos por el Art. 91 de la Constitución. Dicho artículo establece que para el ajuste del salario mínimo se ha de tener como referencia el costo de la Canasta Básica.

La presentación del recurso se produjo en la Sala Constitucional el miércoles 18 del mes de julio de 2018, y quedó recogido en el Expediente 499-2018.

 

El Salario Mínimo Consitucional (Artículo 91) tiene por referencia la Canasta Básica (de alimentos, bienes y servicios esenciales)

De acuerdo con el Art. 91 de la CRBV...

 

"Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagará periódica y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaria, de conformidad con la ley.

El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el procedimiento."

 

Accionantes del Amparo por el Art 91 CRBV

Los accionantes de este Amparo, de contenido muy significativo para la sufrida clase trabajadora venezolana, son Gonzalo Gómez Freire, quien es co-fundador del portal alternativo Aporrea.org y actuó como vocero nacional de la organización política de hecho Marea Socialista, y por otra parte, Carlos Ramón Paredes Garrido, en su condición de Coordinador General del Consejo de Contraloría Social del Sistema de Justicia Judicial (CCSSJJ). En el acto de consignación fueron asistidos por el abogado en ejercicio Maikell Jhomar Rebolledo Booll.

 

 

Contenido del Amparo

Gonzalo Gómez explicó en aquel momento, que la interposición de esta acción de Amparo Constitucional era motivada por la "violación persistente del Articulo 91 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela (CRBV)", referido al derecho a un salario suficiente y al ajuste del salario mínimo, que ya experimentaba un marcado y constante deterioro en ese entonces, agravado considerablemente en la actualidad, con incidencia tremenda en el declive y precarización del nivel de vida de todos y todas las personas que viven únicamente del trabajo en Venezuela.

Gómez expuso en ese momento: "…demandamos la protección y restitución de ese derecho, por vía de que al Ejecutivo Nacional le sea ordenado cumplir con su obligación de garantizar un salario acorde con lo dispuesto por dicho artículo 91 de la CRBV", para lo cual señaló que era deber del Ejecutivo, encabezado por el Presidente de la República, que procediese al ajuste del salario a partir del cálculo urgente y actualizado del costo mensual de la Canasta Básica, como referencia para la fijación de un salario mínimo vital, suficiente, que permita al trabajador o trabajadora vivir con dignidad y cubrir para sí y para su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales, tal como está contemplado en la Constitución.

Indicó Gómez, al introducir el Amparo, que el Estado estaba obligado a la restitución plena de del derecho a un salario digno y suficiente para los trabajadores y las trabajadoras, y que eso era "clave en estos momentos de agudísima crisis, para que se detengan y se eviten todos los graves perjuicios que se derivan del incumplimiento de las disposiciones constitucionales", en lugar de aplicar políticas que implican "forzar a la gran mayoría del pueblo a sobrevivir con un salario de miseria y de muerte, que ya no alcanza ni para cubrir el gasto de desplazamiento al trabajo; es decir, conspira contra el trabajo mismo y contra la producción y el funcionamiento de un país, además de ser causante de saldos trágicos derivados del empobrecimiento generalizado". Fueron estos algunos de los argumentos de Gómez para justificar su recursos ante el máximo tribunal de la República en 2018.

En conexión con esto, los accionantes y adherentes a este Amparo reclaman del gobierno, a través de su recurso ante el TSJ, que se "proceda a efectuar el cálculo científico-técnico y las consultas sociales correspondientes para poder calcular el costo real de la Canasta Básica y hacerle seguimiento", porque "si el gobierno desconoce o no informa a la clase trabajadora el costo de la Canasta Básica, cualquier ajuste salarial será en acto arbitrario, sin criterio justo".

El documento introducido para la fecha señalada contiene datos demostrativos de que el Salario Mínimo se encuentra sumamente rezagado respecto a los montos del costo de la Canasta Básica que son calculados periódicamente por organizaciones sociales de los trabajadores como el CENDAS-FVM y el CENDA, a falta de información oficial que le es negada a la ciudadanía, en violación también, con ello, de un derecho democrático.

En ese entonces, la brecha entre el salario mínimo y la canasta básica, según la primera fuente, era de 10 salarios mínimos oficiales para cubrir su costo diario, por lo que era evidente que el salario ni siquiera alcanzaba a cubrir los más elementales gastos de alimentación. Gómez calificó eso como "oficialización de la miseria". Ahora aseguran con datos en la mano que la situación se ha vuelto mucho peor.

Se argumenta en el recurso que, "El salario mínimo mensual fijado por el Ejecutivo Nacional, según estas investigaciones, apenas alcanza para cubrir la mitad de las necesidades de un solo día de la vida de un trabajador, la mitad de un solo día del mes, con cero posibilidades de cubrir el resto de los días para los que debería alcanzar esa mensualidad. Y ni hablar de las necesidades de su familia nuclear (hijos y cónyugue); por lo que se puede entender que lo que se le está pagando a un trabajador o trabajadora con el salario mínimo oficial decretado es apenas una parte de su gasto de sostenimiento diario y de ninguna manera se cubre el gasto de la totalidad de los días que componen el mes. Evidentemente, algo así tiene dimensiones y perspectivas de hambruna, que supone una violación masiva de derechos humanos".

 

Adhesiones, respaldos y escritos de actualización e impulso

Posteriormente, a pocos días de su introducción, se produjeron adhesiones y respaldos sindicales y de movimientos políticos y sociales al Amparo. Luego, los accionantes fueron incorporando al expediente, periódicamente, escritos de actualización y reimpulso del Amparo (publicados todos en Aporrea), con datos sobre la evolución de los costos de la canasta básica y la canasta alimentaria, calculados por organizaciones sociales vinculadas con sectores sindicales de la clase trabajadora. Pero, durante todo el tiempo transcurrido (2 años), afirman que no hubo ni una sola respuesta de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a pesar de los graves estragos causados por la brecha salarial en las condiciones de vida de millones de personas.

 

Texto, documentos y planillas de ahesión y apoyo al Amparo

A continuación los accionantes ofrecen el Texto del Amparo y formatos para Adhesión Colectiva e Individual, así como un Texto y Planilla para Pronunciamiento en Apoyo a la solicitud en defensa del Art. 91 CRBV:

Texto del Recurso de Amparo

Formato para Adhesión Colectiva

Formato para Adhesión Individual

Texto y planilla para firmas de pronunciamiento en apoyo

Aclaran que cada persona u organización puede elaborar sus propios formatos sin mencionar necesariamente a Marea Socialista o pueden introducir recursos similares de su propia redacción. Al final del documento del Amparo aparecen los datos de contacto.

 

 

Situación actual del Amparo y la renovación del llamado a la clase trabajadora y a sus organizaciones

Hoy en día Gonzalo Gómez y el movimiento Marea Socialista, aseguran que la clase trabajadora venezolana ha sido llevada a un nivel de "Salario Cero" que no le alcanza ni para trasladarse a trabajar, salario inexistente que le confiere a la relación de trabajo una condición de "semi-esclavitud", destruyendo incluso el trabajo como categoría y hecho social, con sus implicaciones para la producción y para el funcionamiento de la sociedad. En cierto modo, opinan, "aquí se le ha aplicado a la clase trabajadora en su conjunto un despido indirecto, y de ahí en gran medida la diáspora de la emigración en busca de fuentes de ingreso fuera del país". Por otro lado, consideran que, "los patronos privados, aunque adversan políticamente al gobierno burocrático que trata de ocupar el lugar de la burguesía tradicional, tendrían, si no fuera por la crisis general y por la pandemia, una fuerza de trabajo convertida casi totalmente en plusvalía, por tratarse de una mano de obra casi gratuíta, y habiéndoles dado el gobierno la potestad de fijar los salarios a su antojo, ante la insignificancia del salario mínimo oficial para las y los trabajadores venezolanos". Por eso opinan que "reclamar un salario acorde con el costo de la Canasta Básica, que es un derecho constitucional, se convierte hoy en Venezuela en una cuestión de dimensiones revolucionarias, una vez destruidas, por el gobierno burocrático derechizado, la gran mayoría o prácticamente la totalidad de las conquistas que, como trabajadores y trabajadoras, logramos en el período de vigencia de la revolución bolivariana, hoy traicionada y destruida por el poder de la corrupción".

Gonzalo Gómez y Marea Socialista, anuncian que próximamente, habiéndose cumplido dos años de silencio respecto al Amparo, de parte del TSJ, introducirán un nuevo escrito de actualización y reimpulso del mismo, que esperan sea recibido y se proceda a la admisión del Amparo Constitucional "para hacer justicia y resarcir a toda la clase trabajadora venezolana". Consideran que "no se puede convalidar ninguna excusa de paralización de las actividades judiciales por la cuarentena, ya que con otros temas, que no son precisamente vitales para los trabajadores y el pueblo, que no tienen la urgencia del hambre y de llevarse el pan a la boca, como los asuntos electorales o la intervención a las directivas de partidos, el TSJ ha estado muy activo, rápido y diligente, a pesar de la cuarentena radical".

Quisieron recordar lo ya dicho en la oportunidad de la introducción del Amparo: que, "el propósito de este recurso, además de exigir a los poderes públicos la restitución de un derecho, es ofrecer un instrumento para la convergencia nacional de las luchas salariales que se están dando sector por sector, a fin de abrir canales para la unidad y coordinación de esas luchas con propósitos comunes y concentrar la mayor fuerza posible de la clase trabajadora alrededor de ese reclamo". Aclaran que el énfasis lo ponen en las luchas y no en el recurso legal, porque dicen que realmente no albergan expectativas de justicia de parte del TSJ, que en su criterio "suele evadir la mayoría de los reclamos del pueblo desestimándolos y es por lo tanto un simple engranaje del sostenimiento de la élite de poder que le ha usurpado su revolución a la clase trabajadora y al pueblo venezolano". Pero, de manera realista señalaron cuando iniciaron esta acción de reclamo constitucional, que... "son los que están ahí y a ellos hay que exigirles con la mayor contundencia, sin que por ello se afloje en ningún momento la apuesta por la movilización de la clase trabajadora, que es lo único en lo que realmente podemos y debemos confiar".

Por tal razón, los accionantes y organizaciones que les respaldan, reiteran su "llamado a todos los sindicatos y organizaciones de los trabajadores y a todos los movimientos populares, organizaciones sociales y corrientes políticas, para que examinen este recurso, lo discutan con la base trabajadora, lo consulten y consideren adherirse, así como demandar su inmediata admisión y fallo favorable por el TSJ, emitir pronunciamientos en favor de esta causa y realizar movilizaciones en el momento pertinente con este propósito".

 

La esencia del Art 91 es la restitución del valor del salario respecto al costo real de la vida y no la simple periodicidad temporal del mismo

En cuanto a algunos detalles literales del Art 91, Gómez siempre recalca que "cuando la Constitución habla de ajuste ‘cada año’ el propósito no es la anualidad, sino la recuperación salarial respecto a la Canasta Básica, porque cuando se redactó la CRBV aprobada en 1999, en Venezuela no había hiperinflación".

Argumenta que "la variación interanual observada en el alza de los precios de los alimentos y productos de la Canasta Básica, supera ampliamente a la sumatoria de los aumentos otorgados, por lo que el salario siempre ha ido en retroceso, perdiendo capacidad de compra".

En la actualidad, sostiene el vocero de Marea Socialista, "con una hiperinflación tan prolongada, y con ‘aumentos’ proporcionalmente ínfimos, que en realidad son un descuento al salario, hay que insistir en que el reajuste se haga con mucha más frecuencia, y que realmente se corresponda con el costo de la Canasta Básica, porque si no, sucede la calamidad, la tragedia increible que está viviendo la clase obrera en Venezuela, y es que el salario ha quedado prácticamente reducido a cero, en su capacidad real para satisfacer las necesidades vitales".

"Según algunas interpretaciones, un salario mínimo debería ser suficiente para adquirir al menos una Canasta Alimentaria Familiar (sólo alimentos esenciales) y no llega en absoluto para eso, mientras que dos salarios mínimos, correspondientes a lo que se paga por el llamado 'salario integral', deberían alcanzar para la Canasta Básica Familiar (alimentos, bienes y servicios), de manera que si dos personas trabajan en una familia, podrían cubrir los requerimientos del sustento familiar básico; sin embargo la brecha salarial respecto a ambas canastas ha llegado hasta el punto en que se necesitan ya varias decenas de salarios mínimos para cubrir sus costos, lo que, concretamente, se traduce en hambre y miseria".

Al respecto, G. Gómez recoge los últimos datos ofrecidos por CENDAS-FVM y por el CENDAS sobre el costo de la Canasta Alimentaria, por un lado, y por otro, de la Canasta Básica, a la que alude la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su Artículo 91.

Advierte que hay una confusión lamentable en la que incurren muchos medios de comunicación, de no distinguir bien entre ambas, llamándolas de cualquier manera. Y, sobre ello hace algunas precisiones sobre lo que se entiende por Canasta Básica:

"La Canasta Básica Familiar (según el Banco Central de Venezuela y el Instituto Nacional de Estadística) se conforma por un conjunto de bienes y servicios indispensables que una familia debe tener para poder satisfacer sus necesidades básicas de consumo a partir de su ingreso.

Contemplaba alrededor de 400 artículos, entre los cuales, se encuentran productos alimenticios, algunos productos esenciales de uso personal, como también servicios elementales para la vida cotidiana (ejemplo: transporte eléctrico).

Para determinar el contenido de la Canasta Básica, se realizaba una estadística sobre las familias promedio, ingresos y encuestas. El Instituto Nacional de Estadística (INE), con sus encuestas, proporcionaba datos sobre los gastos asociados a esos alimentos, bienes y servicios consumidos por los hogares venezolanos. El Banco de Venezuela seleccionaba ciertos productos y servicios y los integraba en una Canasta Básica, calculando el peso de cada uno en la construcción del Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Hoy eso ya no existe o permanece oculto al público en las estadísticas del Estado venezolano, lo que impide dar sustento a la planificación oficial en ciertas áreas y crea una gran opacidad para poder calibrar las decisiones de gobierno, quitando a la ciudadanía y a la clase trabajadora la posibilidad de manejar un criterio científico-tecnico aplicable a la fijación de los salarios con parámetros de justicia social y dignidad".

La Canasta Alimentaria incluye solamente alimentos, y la gente no vive sólo de comer, ni come sólo para trabajar".

 

La Canasta Básica sobrepasó los 500 dólares, según datos de mayo, mientras el Salario Mínimo apenas supera los 2 dólares al mes (Salario Cero)

Prosigue diciendo el accionante del Amparo que...

"En junio 2020 el CENDAS-FVM informó que, para mayo de este año, el costo de la Canasta Básica se había ubicado en 100.185.353,82 bolívares soberanos (más de 10 billones de bolívares fuertes), equivalentes a 513,77 dólares (siempre según la fuente citada), y que por consiguiente, se requería de 250.46 salarios mínimos nuevos (de Bs 400.000) para cubrir ese precio. Eso significa, de acuerdo con los cálculos del director de ese centro, más de ocho salarios mínimos por cada día, (3.339.511,79 bolívares, 17,12 dólares cada día), mientras que el salario mínimo es equivalente a 2,05 dólares mensuales, tal como se desprende de estos datos. Y esto es algo que el gobierno ni siquiera se atreve a informarlo, violentando nuestro derecho a la información, pero tampoco sabemos si lo calcula".

"El ingreso familiar mensual estimado en al menos dos salarios mínimos vigentes (800.000 bolívares del llamado "salario integral", mínimo + Ticket Alimentación, quivalente a 4,10 dólares mensuales para el cambio del momento), por definición debería alcanzar para cubrir la Canasta Básica, pero que en realidad queda por debajo del 0,8% de su costo. De esta manera sustentamos lo que venimos diciendo: ¡Nos tienen a Salario Cero!"

"Incluso hay que tomar en cuenta que, sólo con el transporte al trabajo y con la carga del IVA para un pequeño mercado familiar, ya nos quedamos sin salario, y por supuesto, todo lo que se deriva del salario, para cálculo de prestaciones, beneficios contractuales, jubilaciones y pensiones, ha quedado completamente pulverizado"

Por eso las consignas #BastaDeSalarioCero y por #SalarioIgualCanastaBásica

Fuente de algunos de los datos de CENDAS-FVM: https://www.finanzasdigital.com/2020/06/cendas-fvm-canasta-basica-familiar-supero-los-100-millones-de-bolivares/

 

 

Sigue aumentando día tras día la brecha entre el salario mínimo y el costo de la canasta básica (y de la alimentaria)
Credito: MS

 

Interpretación política y condiciones económicas para sustentar un Salario Constitucional al nivel de la Canasta Básica

Continúa Gómez en su exposición, adentrándose en la interpretación política del asunto y algunas consideraciones económicas:

"Eso que está sucediendo con el salario frente al costo de la vida, es demoledor para los derechos humanos, se traduce en hambre, sufrimiento, insalubridad, destrucción del tejido social, desestructuración y retroceso a niveles por debajo de las condiciones que teníamos hace décadas; todo en nombre de un falso ‘socialismo’, que en verdad lo que esconde es a un capitalismo salvaje, muy depredador... ¡Una verdadera tragedia! Esto trae resultados similares a los causados por el neoliberalismo, aunque no decreten formalmente el paquetazo, pues lo vienen haciendo como si fuera una política de ‘izquierda’ y le ponen un nombre que no le corresponde, creando en el chavismo una ‘disociación psicótica’ similar a la sufrida por los sectores de la oposición de derecha durante el período de Chávez".

"Y aquí es donde entra el tema y la excusa de que no se puede aumentar el salario a esos niveles porque para lograrlo habría que recuperar primero la producción y crecer económicamente de manera sostenida y prolongada, el cuento de que las empresas no tienen la capacidad y el Estado tampoco, que no nos lo podemos tragar, sabiendo que cada vez que hay la burocracia y el capital se roban todos los recursos y si no hay nos exprimen hasta la médula como clase trabajadora, tal como lo estamos viendo".

"Entonces, después de robarse todo, después de endeudar al país para gastárselo la burocracia y los burgueses, sin cumplir con las inversiones, y después de fugar los capitales de la renta, nos vienen con que primero hay que generar empleo y aumentar la productividad, y el gobierno burocrático nos dice que conformemos ‘brigadas productivas de trabajo voluntario’, y los capitalistas, mientras se aprovechan de nuestros bajísimos salarios, ponen como condición que ‘el estímulo y fomento de la propiedad privada’, el funcionamiento del ‘libre mercado’, más entrega a las transnacionales con inversiones extranjeras que sólo sirven para más matraca y para someternos, y las privatizaciones para apropiarse de nuevo de lo que ya fundieron otras veces desde el Estado".

"Este es un ciclo perverso del capitalismo que la clase obrera y el pueblo explotado debemos romper. Empecemos por auditar y transparentar las condiciones de la economía, de las cuentas públicas, de PDVSA, los fondos del Estado y la Deuda Externa, el negocio de los bonos ‘soberanos’, las importaciones fraudulentas, para ver si quedan o no quedan recursos y dónde están, expropiar a todos los ladrones del erario público o repatriar todo lo que se pueda de lo que se han llevado; en fin, discutir con qué economía y al servicio de quién se puede o no ir restableciendo la capacidad adquisitiva del salario, con más control de los trabajadores y de la ciudadanía sobre el aparato productivo y la administración de los bienes del pueblo...".

"Ah, pero esto no lo va a hacer nunca un gobierno burocrático, ni de la casta corrupta, por más que se diga ‘socialista’ de la boca para afuera, ni otro gobierno más de los capitalistas y especuladores con sus partidos, los ladrones de Citgo y del oro monetario venezolano, pues es una tarea que depende de la organización social y política de la clase que vive del trabajo, que somos los llamados a tomar el país en nuestras manos y rescatarlo, a partir de nuestras luchas".

A esto agrega que: "...Hay un retraso enorme en la respuesta revolucionaria genuina frente a este desastre, lo que ha dejado que tengamos hoy a dos derechas disputándose el poder del Estado: la burocrática neo-burguesa, entregada a los imperialismos emergentes (chino y ruso) y la de la burguesía tradicional pro-gringa que auspicia el cerco contra el país".

 

Mensaje a las y los trabajadores en general, al chavismo de base y a los movimientos de izquierda crítica

Por eso concluye que: "el movimiento de los trabajadores necesita y debe recuperar su capacidad de respuesta para defenderse, para restaurar su autonomía y despojarse de las direcciones burocráticas y burguesas, porque unas le ponen a expensas de un gobierno corrompido y las otras le supeditan a los planes de Guaidó y de facciones capitalistas y proimperialistas, para aprovecharse del malestar obrero en su propio beneficio y del sistema de explotación".

"Es hora de pronunciarse con contundencia en reclamo del Salario Constitucional y contra el mantenimiento del Salario Cero, dejemos las indefiniciones y de andar hablando de ‘salario digno’ sin ponerle parámetros: el ‘salario’ digno es el que cubre al menos el costo de la Canasta Básica. Tampoco tiene sentido un salario en dólares si lo que significa es un simple cambio de moneda y no alcanza para cubrir el Costo de la Canasta Básica. El Art 91 Constitucional es la clave del reclamo que debe hacer la clase obrera, es su derecho plasmado en la CRBV y el gobierno y la patronal tienen la obligación de cumplirlo y planificar para sostenerlo en vez de arrebatárselo al trabajador o trabajadora y a su familia. No es revolucionario negar esto y justificar al gobierno o salir a repetir las recetas políticas de los explotadores, como lo hace una cómplice y mal llamada dirigencia sindical".

En este contexto, remarca Gómez, la necesidad de denunciar el uso de la llamada Ley Contra el Odio para criminalizar la lucha sindical, de repudiar la represión antiobrera y exigir la liberación de los trabajadores y trabajadoras llevados a prisión por simples reclamos laborales, salariales o actividades sindicales elementales, sumándose a la campaña nacional e internacional #LiberenALosTrabajadoresPresos al tiempo que seguimos desarrollando una sostenida campaña con el reclamo de #SalarioIgualCanastaBásica

 

Mensaje para el TSJ

"Al TSJ le recordamos, a dos años de la introducción de nuestro Amparo por el salario, y de su actitud de ignorarlo y dejar que el mal haga estragos en la vida de la gente, que su papel debería ser defender lo que establece la Constitución, en materia salarial, y no seguir dejando pasar el tiempo sin respuesta, ni mucho menos que se les ocurra andar buscando excusas leguleyas para menoscabar el derecho, a gusto de quienes ejercen la dominación económica y política, y en contra de los principios que inspiraron alguna vez a lo que conocimos como revolución bolivariana".

 

Noticias relacionadas:

20-07-2018.- Introducen Amparo Constitucional por un Salario al nivel de la canasta Básica... www.aporrea.org/trabajadores/n328461.html

(VIDEO) TSJ sigue sin respuesta a violación del Art 91 CRBV: salario mínimo al costo de la canasta básica

(VIDEOS) Accionantes de Amparo al Art 91 y Trabajadores en Lucha: "Exigimos Salario Mínimo igual a Canasta Básica"

(VIDEO) Nuevas adhesiones al Amparo por el respeto al Art 91 de la Constitución: Salario Mínimo que cubra la Canasta Básica



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7912 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas