Trabajadores exigen presencia del nuevo Presidente y denuncian persecución al sindicato y al Control Obrero

Briqven: presidente destituido sabotea la producción y los beneficios de los trabajadores

El 17 de septiembre fue nombrado como presidente de Briqven el G/B Eustiquio Lugo Gómez en reemplazo del G/B Pablo Mora Zoppi, quien a su vez fue designado a otra función. Sin embargo, los trabajadores de esta briquetera nacionalizada, denuncian que habiendo pasado más de dos semanas el presidente designado no ha aparecido aún por la empresa al tiempo que el presidente saliente se ha dedicado en este tiempo a un permanente saboteo.

Los trabajadores que dialogaron con Prensa Marea Socialista no han querido identificarse por miedo a represalias, pero señalan entre otras cosas que “Es de destacar que durante la gestión de Mora Zoppi (agosto 2013-septiembre 2014) Briqven no produjo ni una sola briqueta. Se la pasó publicando boletines auto alabándose. Diciendo que con su gestión avanzaba Briqven y los trabajadores. Y la verdad es que lo que se consiguió en este tiempo fue gracias a la lucha del Sindicato y al dinero dejado por la gestión anterior (el Comité Operativo Transitorio elegido en el marco del Control Obrero), ya que la gestión de Mora Zoppi no generó en un año ni un sólo bolívar”.

“Preparan despidos por reclamar que se cumplan los acuerdos alcanzados”

Dicen los trabajadores: “Desde hace un año el Sindicato viene discutiendo la Contratación Colectiva, que finalmente se aprobó en los primeros días de septiembre. Y Mora Zoppi firmó un acta donde se comprometía a implementar un aumento salarial de Bs 50 así como un adelanto del Bono Compensatorio. Pero fue dejando pasar el tiempo, y una vez nombrado el nuevo presidente se negó a cumplir lo pactado con el Sindicato en el marco de la discusión de la Contratación Colectiva. Con el argumento de que ya no es el presidente se niega a cumplir con los acuerdos. Pero eso no parece ser un impedimento para que tome represalias contra los trabajadores. Acaba de introducir una calificación contra quien fue el líder del Control Obrero en Briqven sólo porque se pronunció a favor de que se cumpla con la Contratación Colectiva, y sabemos que tiene preparadas nuevas calificaciones. Todas contra trabajadores vinculados al sindicato o a la experiencia de Control Obrero. También se niega a pagarle a los trabajadores las horas extras que hicieron a pedido de los gerentes para avanzar en el arranque de la planta.”

Recordemos que Briqven (antigua Matesi) fue una empresa nacionalizada por el presidente Chávez escuchando el reclamo de los trabajadores que llevaban más de siete meses de lucha contra la trasnacional Tenaris, del grupo ítalo-argentino Techint.

“Llevamos un año sin producir”

Los trabajadores reflexionan “Es llamativo que el Presidente de la Asamblea Nacional que en el caso de Sidor acusa a los trabajadores de ser responsables de la debacle productiva no se pronuncie en el caso de una empresa que fue recuperada y puesta a producir por los trabajadores y que se encuentra sin producir desde el desembarco militar en las empresas de Guayana y en nuestra empresa en particular.”

“A nosotros nos costó muchísimo poner a producir esta empresa que la trasnacional había dejado por el suelo. Además como todavía no se ha finiquitado el proceso de expropiación (aunque ya pasaron 5 años), adquirir repuestos e insumos se nos hacía muy complicado. Sin embargo, con el esfuerzo de los trabajadores y bajo Control Obrero logramos poner la empresa a producir, cumplir con los beneficios de los trabajadores, generar empleos pasando de 100 trabajadores a casi 400, comenzar a terminar con la tercerización. Y lo hicimos con nuestros propios recursos, sin aportes del Estado. Todo eso se había logrado con el Comité Operativo Transitorio elegido por los trabajadores.

Hace un año, el Estado decide empezar a pararle bola a las briqueteras. Se anuncia la creación del Consorcio Briquetero, se anuncian inversiones, se dice que se va a terminar el finiquito de la nacionalización. Y para eso nombran nuevos presidentes en las empresas, casi todos militares. Primero nos indignamos porque nos parecía injusto que cuando los trabajadores nos hicimos cargo de la empresa no nos paraban bola y ahora que venían los militares les daban dinero y apoyo. Pero decidimos apoyarlos porque lo que nos interesaba era que la empresa saliera adelante. Pero ha pasado un año y lo que han hecho es un desastre. No producimos ni una briqueta, llenaron la empresa con su propia gente pagándole salarios escandalosos y alojamiento en los hoteles más lujosos. Y se han burlado de los trabajadores. Y ahora que se están yendo entonces comienzan a montar estas provocaciones, calificando trabajadores, incumpliendo los acuerdos, negándose a pagar horas extras y dejándonos a los parásitos que trajeron.”

“Los trabajadores tenemos un compromiso: arrancar la planta”

Los trabajadores reafirman que su compromiso es el arranque de la planta: “los trabajadores de Briqven hemos demostrado de sobra nuestro compromiso y sentido de pertenencia con la empresa. De hecho en este último tiempo hemos ido a ayudar en la Planta de Pellas de nuestra empresa hermana Ferrominera para poder acelerar la producción de pellas que necesitamos para producir. A pesar de lo difícil que ha sido discutir el Contrato Colectivo con estos militares nunca hemos dejado de lado las tareas para poder arrancar la planta nuevamente. Absolutamente nadie podrá decir que los trabajadores de Briqven no hemos hecho todo lo posible para tener una empresa productiva. No se puede decir lo mismo de Mora Zoppi y su combo, que probablemente pasen a la historia como la peor gestión en la historia de Briqven, como lo han catalogado ya los trabajadores en las áreas.”

“Queremos la presencia del nuevo presidente y que se cumplan los acuerdos”

Para finalizar los trabajadores dicen que lo que quieren es la presencia de Eustiquio Lugo quien fue nombrado nuevo Presidente de Briqven. “Queremos que se haga presente para poder debatir con él y hacer un plan de trabajo en conjunto, donde se respete a los trabajadores. Nosotros tenemos dos objetivos bien claros: lograr el arranque productivo de nuestra empresa y que se cumpla el Contrato Colectivo que la Empresa firmó con nuestro Sindicato.”



Esta nota ha sido leída aproximadamente 20106 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter