Los trabajadores y el poder

Ayer se llevó a cabo un acto histórico en la marcha del socialismo venezolano; el sector petrolero anuncia la unión de la clase obrera en la Vanguardia Obrera Socialista (VOS) y los trabajadores de la CVG realizan taller en donde con las armas de las ideas en la mano se proponen asumir el poder, participar en la planificación de la empresa, asumir el control del proceso de producción y en definitiva, a través de la fuerza laboral organizada tomar el control de la CVG. Aunado a esto también amerita que se resalte el proceso de nacionalización del sector briquetero que forma parte indisoluble del plan estratégico de empoderamiento de este sector tan importante como lo es la CVG.

Estos actos de soberanía y de demostración de cómo la clase obrera venezolana viene cada día asumiendo con mayor propiedad su rol histórico, no puede sino llenarnos de emoción y además nos permite corroborar lo propicio del momento que vive el proceso y en donde se hace necesario profundizar con mayor fuerza el perfil del rumbo de este proceso revolucionario que comienza a tomar cuerpo en la patria. El presidente como siempre a la altura de su responsabilidad histórica demuestra que está decidido a jugársela con la clase obrera, en los discursos de los líderes obreros se nota un salto cualitativo en la forma de percibir el papel que le toca jugar en estos momentos. Entender que el capitalismo internacional vive en medio de una de sus peores crisis, entender que de alguna forma esa crisis nos afectará producto de la filigrana internacional creada por el sistema capitalista y en donde, dadas las características del modelo impuesto al país en tiempos de la cuarta república, aún no nos desenganchamos del todo de la perversidad de este modelo capitalista y nos coloca en riesgo de padecer parte de esa crisis y de allí que reviste gran importancia haber logrado el nivel organizativo y político que demostraron ayer los lideres obreros de Guayana.

Estuvo presente en el ambiente el tema del poder, el tema del manejo de los procesos productivos, de la planificación y del control por parte de los trabajadores organizados, asimismo, se incorpora y reivindica el papel de la clase obrera en el momento que vive la patria, se planifica en función de crear un "colectivo industrial" es decir, entendemos que se trata de concebir y articular todas las empresas de Guayana en función del desarrollo estratégico del país para poder golpear fuerte el sistema y la arquitectura tramposa que abreva en medio del capitalismo. Es redundante decir que se crean mafias en torno al negocio capitalista, la naturaleza del capitalismo, su génesis, su esencia y su origen está atado al despojo, al robo de la fuerza de trabajo, es redundante entonces decir que es mafioso, en esencia el capitalismo es mafioso, se basa en el robo, independientemente que las leyes capitalistas y el sistema en si legaliza el robo a la clase trabajadora y a todo el pueblo.

Es de destacar igualmente el discurso de los trabajadores, uno de ellos se refirió a "la reunión de iguales", la inspiración en lo sembrado por Alfredo Maneiro y su concepción del tema obrero, el Consejo de Trabajadores o Consejo Obrero, en fin, además de los problemas coyunturales de las empresas, el tema más importante sin duda es el referido a la necesidad de la toma del poder por la clase obrera. En la revolución bolivariana se conjugan una serie de eventos inéditos que le dan riqueza y fortaleza a la dinámica propia del proceso...el presidente Chávez se refirió al camino nada fácil para hacer la revolución: "No queremos caminos fáciles, Venezuela tiene la opción de la resistencia para continuar rompiendo las viejas estructuras impuestas por la burguesía nacional que vivió arrodillada al imperialismo norteamericano”, con esta aseveración deja claro Chávez que los trabajadores asumen la vanguardia en esta nueva etapa de la revolución...de la misma forma el presidente invitó a desparramarse por el país. Este es uno de los planteamientos más interesantes, aunado a la escuela de formación, que sin duda debe ser para la formación socialista de los trabajadores.

Lo referido a regarse o desparramarse por el país forma parte de una necesidad urgente; el proceso bolivariano ha demostrado en su marcha poseer con una riqueza infinita, aprende de sus propios errores y en esa marcha la batalla se está dando a todos los niveles, pero esto que ocurre el día de ayer es quizás el inicio del mayor paso en el avance hacia la construcción del socialismo. Luego de la llegada de Chávez al poder en 1998, el movimiento revolucionario se concentró en copar los espacios políticos para desmontar la vieja estructura de la cuarta república para instaurar un sistema basado en la democracia participativa y protagónica; la constituyente constituyó un duro golpe a la derecha, el inicio de la adecuación legislativa y todo este proceso conllevó al golpe de estado de 2002 y luego el paro petrolero que buscaba un solo resultado, sacar a Chávez del poder, más de 10 procesos electorales en donde el sector revolucionario obtiene el triunfo en el 99% formaron parte de esta ardua batalla. Pero a pesar de todos estos éxitos, a pesar de los avances a nivel de PDVSA, Sindicatos, Movimiento laboral, etc. Por primera vez se observa un movimiento de trabajadores de base asumiendo el rol que le corresponde en este momento histórico.

El llanto de alegría del ministro Giordanni, entonar el himno nacional, el fervor patrio evidente colocan a este acto del día de ayer, miércoles 21 de Mayo, como el punto de partida de este impulso determinante hacia la construcción del socialismo. Como señalamos anteriormente, el movimiento revolucionario en Venezuela ha dado batallas en todos los frentes, nosotros mismos nos concentramos en el aspecto de la vieja estructura del estado burgués Gobernaciones y Alcaldías, poca o nula importancia se le daba a la clase trabajadora, además de haber vivido esa etapa de confusión, de división, de grupalismos, de pequeñeces dentro de las organizaciones sindicales, sin embargo, hoy se levanta una clase obrera fuerte y sólida reclamando el espacio que le corresponde en una revolución cuando es verdadera como la nuestra.

A pesar del esfuerzo en lo político electoral, en estos diez años no se había dado "pie con bola" en el frente de los trabajadores. Lo que vimos ayer es sin duda el comienzo de una gran etapa para la revolución bolivariana, es el momento en que desde las bases se organiza un movimiento de trabajadores, impregnados del sudor de sus faenas, llenas las manos del barro conque se construye la patria nueva, esos trabajadores de base, nada más y nada menos osaron y se atrevieron tomar el cielo por asalto. Qué piensan ustedes estaba pasando por la mente de Jorge Giordanni en ese momento, un acto con el protagonismo de las bases trabajadoras; allí está el futuro de nuestro socialismo y eso llena de emoción a Giordanni, allí está la esperanza de la patria. Se trata nada más y nada menos que el estímulo del motor principal de la transformación, como señaló Trotsky, la toma del poder por el proletariado...primero en su sitio de trabajo, Guayana, Monagas, Zulia, Carabobo, luego en otras instancias de poder, del nuevo poder, del poder del pueblo. La toma del poder de las empresas por parte de los trabajadores permitirá ensayar el modelo productivo socialista y a la vez la estructura organizativa que permita impactar la realidad circundante, incorporando aguas abajo a los habitantes de esas zonas en el esquema de expansión social del concepto, del modelo inclusivo, del modelo socialista.

Ese impacto luego se desparrama por todo el país como lo sugiere Chávez...al fin hemos dado con la fuerza motora, con la fuerza que abre la sepultura al sistema capitalista, lo aniquila y lo entierra. ¿Cuanta tinta se ha regado intentando conseguir la salida en viejas estructuras como gobernaciones y alcaldías? Por allí no se podrá, solo ocurrirán hechos parciales, pero recordemos que el estado venezolano fue diseñado para ser parasitario, las gobernaciones y alcaldías fueron creadas para eso, para desarticular al estado nacional y dominar con mayor facilidad, por eso cuesta tanto impulsar iniciativas socialistas en estas instancias; ahora entendemos lo difícil que es avanzar con esos parapetos llamadas gobernaciones y alcaldías, llenas de vicios, de mecanismos perversos que terminan corrompiendo, aislando a buenos cuadros y alejándolos del camino acertado de la revolución, muchos de ellos de manera inocente caen en las garras de estas estructuras diseñadas por la burguesía para parasitar y que nunca son un peligro real para el sistema capitalista.

se hace pertinente al respecto la propuesta de Aristóbulo sobre la eliminación de estas instancias para crear un estado comunal que ahora se le sumara el poder de los trabajadores; recordemos que si el ensayo de los trabajadores junto a todos los habitantes de las zonas de influencia, bajo un nuevo esquema de producción que ataque el tema de la división social del trabajo, impulsando la tesis de "la reunión de iguales" de Maneiro, si se logra exitosamente obtener resultados positivos en este sentido, y eso debe ser una tarea de patria o muerte, no se puede fallar; el éxito de la gestión laboral en estas empresas será determinante para seguir avanzando en la toma del poder por los trabajadores hacia otros espacios, mientas tanto, la dirigencia política necesita comenzar desde ya el análisis sobre la pertinencia de estructuras desvinculadas del proceso productivo y altamente parasitarias, tomando en consideración que los culpables no son los trabajadores de estas instituciones porque si nos ponemos como Ledesma a botar gente, en el fondo no estamos haciendo nada distinto a ellos, es decir, nada distinto a la derecha…las viejas estructuras del estado burgués como gobernaciones y alcaldías nos arroja un resultado poco alentador, salvo excepciones, el motor principal del impulso productivo debe estar en la clase trabajadora y que estas empresas definitivamente ya puestas en manos del control obrero sirvan de punto de referencia para inundar al país de fabricas, empresas, centros de producción en donde se inicie el corte del cordón umbilical con el viejo esquema capitalista, abriendo paso al nuevo modelo productivo y que ese modelo productivo equilibre el país bajo las premisas incluyentes del socialismo. No es posible concebir un país con estados en donde la única fuente de trabajo es la gobernación o la alcaldía, eso se puede revertir con la poderosa inyección de empresas como PDVSA, la nueva CVG, entre otras. Es bueno revisar también las iniciativas que se hacen desde gobernaciones y alcaldías...toda iniciativa en cuanto al modelo productivo se refiere, aún cuando sea el gobierno nacional, regional o municipal debe pasar paulatinamente al control de los trabajadores, no pueden ser que unos funcionarios burócratas que desde gobernaciones o alcaldías, tengan el control de "Empresas Socialistas", solo en el papel, pero que en la práctica sigan sosteniendo el viejo modelo excluyente y desvinculado de lo central que consiste en la toma del poder por el pueblo hecho obrero, hecho soldado, hecho libertador y partero del nuevo sistema socialista.

Estas reflexiones afloran en medio de los acontecimientos que se están sucediendo; hablamos del equilibrio dentro del país, el impulso del sector industrial, agroindustrial, petrolero, petroquímico, minero, etc, tiene que servir para equilibrar la república, las regiones deben recibir el impacto de este desarrollo, del empoderamiento por parte del estado de la riqueza nacional para ser transferida a la clase trabajadora que en definitiva tendrá efectiva articulación con las comunas y el estado comunal. Al recuperar para el pueblo la cuantiosa fortuna que sigue en manos de los capitalistas a través de la explotación de los innumerables negocios que aguas abajo se desprenden de las empresas del estado, habrá suficientes recursos para diseminar en todo el país los núcleos productivos que permitan acabar con la pobreza y la miseria en aquellas regiones más afectadas.

Todo modelo socialista debe plantearse seriamente llevar los niveles de desempleo a cero, esto solo se logra colocando en manos de los trabajadores y el pueblo el poder de los mecanismos generadores de riqueza...ayer mismo el presidente colocaba el ejemplo del estado Trujillo y por allí debe marchar el asunto. Para facilitar estos procesos el ejemplo de CVG, PDVSA y cualquier otro ejemplo de este tipo debe desparramarse como sugiere el presidente, a lo largo y ancho de la patria. Ahora bien, ¿Como se articula el resto del estado a estas iniciativas? Es decir, gobernaciones y alcaldías ¿Que papel le corresponde desempeñar? Sin duda debe estar enmarcada esta estrategia dentro de un plan central, no se trata que cada gobernador o alcalde solo se limite a crear empresas para ser manejadas por burócratas y los obreros continúen excluidos de la planificación y el control de la producción, se trata que el estado viejo, por darle un nombre, inicie bajo parámetros nacionales, con la cooperación de cada experiencia vivida en estos ensayos que ahora comienzan, la instalación de empresas que lo más rápidamente posible sean asumidas por la clase trabajadora; a estas empresas estarán vinculadas las estructuras organizadas de la sociedad: Consejos Comunales, Comunas, Asociaciones de productores, Sindicatos, Consejos Obreros, etc que servirán de bisagra para que el poder se transfiera y que este poder no se limite al cheque para la obra que hasta ahora se viene haciendo con los Consejos Comunales o por lo menos con una gran cantidad de ellos...tampoco se trata de otorgar créditos individuales que solo contribuye a aislar al individuo del colectivo y a intentar superar su situación solo sin una vinculación con el colectivo que lo rodea.

Todos estos temas deben ser objeto de mucho debate y de un profundo análisis, entendiendo que dicho análisis debe estar impregnado por el momento revolucionario, con el ritmo que exige la revolución y el proyecto de país que consiste en fortalecer toda la patria hasta convertirla en una potencia productiva. Dentro del debate de ayer se tocó, según los documentos expuestos, el tema del desempleo; este problema aún cuando se ha venido reduciendo de manera significativa, el objetivo central debe ser el de erradicarlo definitivamente; nadie debe estar desempleado. Para lograr esta meta es necesario producir, producir mucho, en este sentido lo idóneo será crear todas esas empresas necesarias para que la riqueza nacional sea transformada en el país agregándole valor y que esto coadyuve a la solución del problema del empleo. La crisis es del modelo capitalista, el modelo socialista debe superarla tomando como centro el ser humano, su desarrollo y crecimiento en todos los aspectos, ante el modelo capitalista excluyente, un modelo socialista incluyente, que incorpore a toda la sociedad en función del crecimiento y desarrollo, esto pasa por atacar los nudos gordianos causantes de la pobreza y exclusión, los mismos tienen que ser atacados con las armas del socialismo y éstas están expresándose cada día con mas fuerza al atreverse la clase obrera a plantearse soluciones más allá de su ámbito de trabajo, es decir, los obreros como "sepultureros del capitalismo" se activan en función de echar a andar la máquina de la historia, el motor de su liberación, esto solo se puede lograr en medio de una profunda revolución y es la que comienza a rugir...razón tiene Chávez cuando señala "cuando la clase obrera comienza a rugir la burguesía tiembla", no es para menos, al fin se logra motivar con fuerza, se le ve en los ojos a estos trabajadores, a la clase obrera, punta de lanza en esta lucha a muerte contra el capitalismo. La toma del poder por la clase obrera, la revolución permanente, la lucha sin descanso dará al pueblo la más rotunda victoria sobre la perversidad del pasado. ¡VIVA LA CLASE OBRERA!




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1902 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor