Los trabajadores solicitamos la expropiación por utilidad publica de las clínicas privadas del Estado Bolívar

Hace 14 años los trabajadores de Guayana introdujeron en sus Convenciones Colectivas las pólizas de Hospitalización, Cirugía y Maternidad H. C. M, ante la carencia en ese momento del sistema de salud publica por parte del I.V.S.S, con los dos hospitales en Ciudad Guayana, el Huyapar en Puerto Ordaz y Guaiparo en San Félix y los hospitales generales del Ministerio de Sanidad, el Ruiz y Páez en Ciudad Bolívar y Gervasio Vera Custodio en Upata, quienes estaban a borde del colapso.

Pero suele ocurrir “Un mal remedio, es peor que la enfermedad”, ahora las clínicas privadas pasaron de ser modestas y accesibles a Hospitales de Clínicas y Súper Clínicas que primero están por su lucro individual y después, muy de ultimo la calidez humana. Desde hace mucho denunciamos de los altos costos que genera la utilización de este sistema por su voracidad capitalista y la sobre facturación en complicidad con sindicalistas y funcionarios de la C.V.G, quienes instauraron una mafia que no mide ya el daño irreversible que hacen a nuestras empresas, quienes tienen que destinar gran parte de sus ingresos económicos para pagar la alta sobre facturación, la cual no tiene control por nadie, pues no existe una comisión que discuta cual es el BAREMO o lista de precios acordados por las partes involucradas.

En el 2007 el Instituto de Salud Publica del Estado a cargo del Gobernador Francisco Rangel Gómez, destino 169 millones de Bolívares fuertes para cubrir una población de aproximadamente (Un Millón Ochocientos mil) 1.800.000 habitantes del Estado Bolívar y en cambio la C.V.G. y sus empresas filiales cancelo 249 millones de Bolívares fuertes para cubrir una población de (Doscientos Mil) 200.000 compuesta por trabajadores y sus familiares, esta comparación evidencia el enorme desequilibrio e injusticia social que es perpetrado en complicidad con el Gobernador del Estado y los Diputados a la Asamblea Nacional por el Estado Bolívar que sufren del “Chakirismo”, son ciegos, sordos y mudo ante esta situación irregular. 

Para colmo, la Sociedad Medica o el cartel de las Clínicas Privadas de Guayana, ahora avalentonados exigen la cancelación inmediata de la deuda según sus cuentas y dejan de atender a los trabajadores y familiares de las empresas CARBONORCA y ALCASA, de manera compulsiva y grosera, sin medir las consecuencias y aplicando un terrorismo real que pone en peligro la vida del pueblo, además de amenazar a las restantes Empresas.

Ante esa arremetida del monopolio de la Salud Privada, estamos dispuestos a plantear la Expropiación por Utilidad Pública de la Infraestructura de las Clínicas ante el Comandante Hugo Chávez, Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela y Cilia Flores, Presidenta de la Asamblea Nacional y demás Diputados para que pasen a ser administrados por un Consejo Popular integrado por el Ministerio para el Poder Popular de la Salud, los Consejos Comunales y los Consejos de trabajadores , que incluye a enfermeras y médicos que laboren en los mencionadas Clínicas Privadas.

Las razones para realizar esta acción se encuentran. Primero en el articulo 115 de la Constitución Bolivariana de Venezuela y la Ley de Expropiación por Causa Publica o Social, cuando priva el interés social ante los intereses de los particulares, necesarios para lograr la satisfacción del bien común. Segundo el hecho público y notorio del enriquecimiento sin justificación de los dueños de las Clínicas Privadas a expensas de prestar un servicio oneroso a los trabajadores y sus familiares para construir las Súper Clínicas y en tercer lugar para garantizar el derecho social fundamental a la vida que lo expresa la Constitución Bolivariana de Venezuela en sus artículos 83, 84, 85 y 86, respectivamente.

Exhortamos al Ministro Rodolfo Sanz, no dejarse manipular con la mafia de Las Clínicas Privadas y no pagar, sin antes nombrar una comisión que analice la supuesta deuda, asimismo, Comandante Hugo Chávez, intervenga con personas de su confianza que  venga a evaluar esta situación y rindan un informe real de un problema, que es un detonante en nuestra región.

Manuel Figuera

Trabajador de ALCASA

mfiguera77@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3405 veces.



Manuel Figuera


Visite el perfil de Manuel Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad