Orlando Chirino responde a la señora Alejandrína Marcano

La señora Alejandrina Marcano, ha enviado un cuestionario, donde hace varias preguntas, motivadas tal vez por su desconocimiento, sobre lo que acontece en la empresa General Motors Venezuela (Ver: Orlando Chirino - General Motors, ¿Quién es Usted? - http://www.aporrea.org/actualidad/a63423.html). En forma respetuosa quiero responder a todas y cada una de ellas. Para no tergiversar su cuestionario, colocaré cada una de las preguntas que ella ha formulado y sintéticamente trataré de responderl en forma responsable y sobre todo amable, para demostrarle que entre revolucionarios se puede debatir tranquila y sanamente, sin epítetos y sobre todo sin las descalificaciones que se han hecho tan de moda en el país.

1) Este Señor Orlando Chirinos, ¿es el mismo que hizo campaña con la derecha fascista para votar en contra de la Reforma Constitucional del 2D?

Si señora, soy Orlando Chirino, venezolano, mayor de edad, oriundo del Estado Falcón, de profesión trabajador.

Efectivamente me opuse a la Reforma Constitucional porque consideraba que no era socialista, porque ratificaba la odiosa propiedad privada, mantenía el principio capitalista de la libre competencia en la economía, convertía a los empleados públicos en empleados de manejo y confianza, y sobre todo porque retrocedía y ponía en peligro la soberanía sobre nuestro principal recurso, el petróleo, elevando a rango constitucional a las empresas mixtas, hecho que se ha venido consumando con los múltiples acuerdos que el Gobierno del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías ha establecido con multinacionales de China, Rusia, Sudáfrica, Irán y España, entre otras.

No hice campaña común con la oligarquía precisamente porque yo abogo por la expropiación de todos los capitalistas, terratenientes, banqueros sin excepción, sin indemnización y la entrega de los medios de producción a los trabajadores y las comunidades para que sean directamente ellos quienes las administren y las controlen, de tal forma que la plusvalía producida por los trabajadores en su jornada laboral sea apropiada socialmente y no en forma capitalista a través del Estado. Esto lo repetí hasta la saciedad en todas mis declaraciones relacionadas con la Reforma, y usted puede conseguirlas en la prensa y en internet.

Precisamente para diferenciarme de la oligarquía que llamaba a votar No, yo hice el llamado a los trabajadores a VOTAR NULO. Aunque saludaba y apoyaba a los trabajadores que coincidiendo con mis apreciaciones se abstuvieron o votaron en contra.

2) Si es el mismo, ahora repite en esta entrevista porque dice que no hay que votar por el candidato bolivariano. Entonces ,¿por quién hay que votar Sr. Chirinos? ¿al pollo?. ¿ Qué otro de la derecha hay para que ud. nos oriente?. A propósito, ¿qué posiciones políticas tiene este Notitarde?

Respetada compañera, jamás he llamado a votar por oligarcas y puede estar tranquila que nunca lo haré. Mis principios siempre me obligan a apoyar candidatos de los trabajadores y en casos circunstanciales, como es el de Venezuela, he llamado a votar por el Presidente Chávez, a ratificarlo en el referendo del 2004 y en las re-elección del 2006. Por el Pollo nunca voté, espero que usted no lo haya hecho antes de la llegada del Presidente Chávez. Y ahora mucho menos ya que lo considero un enemigo de los trabajadores y el pueblo y por eso siempre lo he enfrentado.

Supongo que usted es del Estado Carabobo y si se considera chavista consecuente, debe haber votado por Acosta Carlez. Espero que esté arrepentida de esa mala decisión. Para su conocimiento yo, en cambio, voté en las elecciones pasadas por el compañero Stalin Pérez Borges, quien a pesar de las diferencias que hoy pueda tener con él, lo considero un revolucionario a todo prueba. Como podrá observar no seguí el lineamiento ni los nombramientos a dedo del Presidente Chávez. Por eso puedo dormir tranquilo.

Aún nuestra organización, Unidad Socialista de Izquierda no ha tomado una decisión con respecto al Estado Carabobo, pero quiero adelantarle mi opinión personal. Voy a proponerle a mi organización que llamemos a la abstención.

Sobre las orientaciones de Notitarde, usted las conoce tan bien como yo. No son revolucionarias y siempre se han identificado con la derecha.

3) El Sr. Chirinos dice en relación a la situación sindical de General Motors que "en dichas instalaciones no hay una huelga, sino una toma impuesta a través de métodos violentos y terroristas que son repudiables". Un dirigente sindical, o autonombrado dirigente sindical, ¿puede usar un juicio de este tipo sobre otros trabajadores, sin demostrar tan graves acusaciones? En la historia de las luchas de los trabajadores, he oído y leído muchísimas veces estas expresiones, pero siempre dichas por los grandes patrones.

Compañera Alejandrína, veo que poco conoce la historia del movimiento sindical. Aprovecharé para relatarle algunas experiencias. Los revolucionarios no apoyamos todas las huelgas. Voy a recordarle un caso reciente, por si acaso se le olvidó. La CTV tanto en diciembre de 2001, como en diciembre de 2002 llamó a la huelga general y al levantamiento para derrotar al Presidente Chávez. En ese momento nuestras organizaciones sindicales eran parte de esa central y nos opusimos, por dos razones: una política y otra de método. La política, es que la huelga era en sociedad con los empresarios para derribar un gobierno legítimamente constituido y reconocido por la población. Y la de método, porque la burocracia sindical jamás le consultó a los trabajadores si estaban de acuerdo con realizar o no un paro o una huelga general.

Yo no me he auto-nombrado dirigente sindical. Simplemente soy un trabajador que durante 40 años he luchado en forma incansable en defensa de los derechos de los trabajadores y como cualquier venezolano, tengo todo el derecho a opinar libremente. Usted me pide pruebas sobre el caso de General Motors, yo las tengo: no se realizó una asamblea de los trabajadores de GM para tomar la decisión de la huelga, así como tampoco se ha realizado ni se quiere realizar para consultarle a los trabajadores si se aceptan o no las ofertas de la empresa. Y en segundo lugar, la paralización de la empresa no es por la defensa de los derechos de los trabajadores, sino que se ha hecho en forma arbitraria por parte de al junta directiva del sindicato de vencedores socialistas para exigir, entre otras prebendas, 200 cupos de vehículos para que ser administrados por ellos y un sobresueldo del 40% por encima de lo que ganan los demás trabajadores, lo que reflejan el grado de descomposición a la que se ha llegado en el movimiento sindical. La mayoría de los trabajadores y el pueblo rechazan esas manifestaciones de corrupción en el sindicalismo.

Como usted no me conoce bien, quiero informarle de paso que me he distinguido por luchar contra la corrupción en el movimiento sindical. Por ejemplo cuando se discutió en contrato petrolero 2004-2006 (no el pasado que fue impuesto por el Ministro José Ramón Rivero) yo sustenté que se eliminara del contrato la Cláusula 69, que le daba potestad a los integrantes de las juntas directivas de los sindicatos petroleros para colocar trabajadores en PDVSA, lo que se convirtió en una fuente de corrupción, chantaje, mafia y hasta asesinatos. También he luchado para que en el sector de la construcción se elimine lo que se llama las “delegaciones”, que son la fuente de corrupción, en la que un “supuesto” dirigente sindical se puede embolsillar hasta 20 salarios semanales.

Y si hay algo que me indigna, es cuando un directivo sindical es prestamista, que es la forma más infame en que un trabajador le roba a otro trabajador el producto de su trabajo. El señor Wilman Cedeño, Presidente del Sindicato de Vencedores Socialistas es prestamista que cobra al 7% semanal. Espero que con este dato se le revuelvan los sentimientos de indignación, al igual que a mí o a cualquier revolucionario honesto al conocer semejante aberración.

4) Noti-tarde presenta al Sr. Orlando Chirino como miembro de la coordinación nacional de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) ahora con siglas UNETE, ¿Quién lo designó? ¿ Cuándo se hicieron esas elecciones? ¿Quién las organizó? ¿Cuál era el padrón electoral? ¿Quién las fiscalizó? ¿Cuáles fueron los candidatos? ¿Qué ideología representaban las diferentes candidaturas? ¿Cuáles fueron los resultados?

Para que no tenga mayores confusiones, le transcribo con exactitud la nota aparecida en Noti-tarde. “Orlando Chirino, miembro de la coordinación nacional de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) ahora con sus siglas UNETE, para diferenciarse del partido zuliano Un Nuevo Tiempo (UNT)”. Como puede usted leer, el texto dice con exactitud que soy miembro de la Coordinación Nacional de la UNT , hecho que es cierto y así lo puede constatar en los expedientes sindicales que reposan en las oficinas del Ministerio del Trabajo en la ciudad de Caracas. En ninguna parte dice que hablo en nombre de la Central, sino como integrante de la Coordinación Nacional. Además, aprovecho la oportunidad para esclarecerle que nunca me escudo tras ninguna sigla, no utilizo la imagen de ninguna persona para proyectarme, ni me visto de rojo rojito para expresar mis opiniones como revolucionario.

En segundo lugar, cuando dice: "con siglas UNETE", no lo digo yo, lo dice el periodista. De todas formas, usted debería alegrarse de que los trabajadores y sobre todo los que estamos afiliados a la Central siempre nos esforcemos por aclarar que no tenemos nada que ver con un partido de la oligarquía opositora como lo es Un Nuevo Tiempo.

Sobre las elecciones internas, tengo que enterarla de que salvo nuestra corriente C-CURA, todas las demás se han negado sistemáticamente a legitimarse mediante procesos electorales. En ese sentido Somos la UNICA CORRIENTE QUE HA LUCHADO CONSECUENTEMENTE DURANTE 4 AÑOS PARA QUE SE REALICEN LAS ELECCIONES. En el 2006 durante el II Congreso de la Central  por propuesta de nuestra corriente, los delegados por amplia mayoría acordaron realizar las elecciones. Sin embargo, las corrientes minoritarias, entre ellas la FBT , que luego se transformó en FSBT y que hace poco acaba de dividir a nuestra central montando un parapeto de bolsillo autodenominado CST y que no por casualidad apoya al Sindicato de Vencedores Socialistas en General Motors, se negó sistemáticamente, a tal punto que prefirió retirarse de la central antes que ir a las elecciones. Nuestros llamados a realizar elecciones también fueron públicos, y ampliamente difundidos.

Como sé que usted tiene bastante desconocimiento de la vida sindical, permítame actualizarla diciéndole que precisamente los que se negaron a las elecciones en la Central, que luego la dividieron para montar un parapeto, son los mismos que patrocinan al Sindicato Vencedores Socialistas en General Motors. No se requiere mayor inteligencia para entender por qué los dirigentes del sindicato en General Motor actúan antidemocráticamente. Es muy difícil que los hijos de burócratas que permanentemente niegan la democracia, alguna vez lleguen a promover y a respetar la democracia sindical.

Sobre las otras inquietudes, con tristeza y mucho dolor tengo que confesarle que no tengo respuestas, porque la burocracia, con el apoyo de José Ramón Rivero en su momento, con diputados de la Asamblea Nacional como Oswaldo vera y compañía, y con el abuso del poder estatal se ha impedido que se realicen las elecciones. De todas formas, le repito a usted una frase que hemos acuñado en nuestra corriente: “No hay burocracia sindical que dure cien años ni trabajadores que se calen”.

5) ¿Quiénes decidieron, cuándo y usando qué método, se cambió las siglas de UNT, a UNETE? . Dice que para diferenciarse del partido zuliano Un Nuevo Tiempo del antitrabajador y secesionista Manuel Rosales.¿ Y porqué no se defendió el derecho de los trabajadores de mantener su sigla, que la tenían de antes del “filósofo”?

Las siglas de la UNT no se han cambiado. Como le decía anteriormente, siempre que tenemos una entrevista debemos aclarar quienes somos. Para facilidad de los lectores, radioescuchas o televidentes hay veces que utilizamos las siglas UNETE, pero sólo para facilitar nuestra identificación y diferenciación de Un Nuevo Tiempo.

Sobre sus comentarios acerca de Un Nuevo Tiempo y en particular sobre Manuel Rosales, tengo plena coincidencia con usted. Ese personaje es anti-obrero, secesionista y yo agregaría pro-imperialista y golpista. Espero que se alegre al saber que en esa apreciación coincidimos. Lamentablemente ese personaje fue favorecido por la amnistía que se le dio a todos los golpistas que participaron en el golpe de Carmona.

También le informo que hemos defendido y seguimos defendiendo las siglas de nuestra Central. No hemos renunciado ni renunciaremos a ella. De todas formas quiero contarle que hicimos trámites ante el CNE para que se respetaran nuestras siglas, toda vez que la central y sus siglas precedieron la fundación del partido Un Nuevo Tiempo. Sin embargo, el poder electoral que está conformado mayoritariamente por rectores proclives al gobierno, no aceptó nuestras argumentaciones.

De todas formas, lo más importante es defender la Central de los ataques divisionistas de las corrientes burocráticas y minoritarias que se disfrazan de revolucionarios. En ese sentido, lo de las siglas podría ser secundario, mucho más cuando la mayoría de los rectores del CNE que se identifican con el gobierno prefieren reconocer con ellas a un partido de la oposición golpista.

6) El Sr. Chirinos afirma, refiriéndose a la toma de los trabajadores de sus lugares de trabajo que "en dichas instalaciones no hay una huelga, sino una toma impuesta a través de métodos violentos y terroristas que son repudiables”. ¿Cuáles fueron los métodos violentos, y además ¡¡¡ terroristas!!! ¿¿¿??? ¿Este es un lenguaje de un dirigente de trabajadores? ¿Qué pasa Sr. Bush?, sorry, quise decir Sr. Chirinos. Ya no es sospechoso solamente el lenguaje, sino los conceptos. El patrón trasnacional no lo podía decir mejor..

De los dos bloques de preguntas quiero empezar por el segundo. Es muy difícil que me confunda con el representante de las multinacionales, Mr. George Bush. Para que sepa distinguirme algún día en la calle voy a resaltarle las “pequeñas” diferencias entre ese explotador imperialista y un obrero como yo. En primer lugar, yo soy negro y él es rosado. El proviene de una familia de explotadores internacionales y yo de humildes trabajadores. El propicia la invasión a naciones, los bloqueos y guerras. Yo llamo a combatirlo y enfrentarlo todos los días, no sólo de discurso sino en la acción diaria. El hace parte de un núcleo de acaudalados propietarios que manejan el negocio petrolero, yo en cambio soy empleado de PDVSA (luchando por mi reintegro) que me opongo las 24 horas del día, de todos los días, a esas mismas familias dueñas del negocio petrolero a las que el gobierno les está parcelando y entregando la Faja del Orinoco. Él a su retiro de la presidencia de los Estados Unidos gozará de una gran pensión, yo en cambio, si las fuerzas del mal se unifican y desconocen mi derecho al trabajo en PDVSA, perdería una pensión de salario mínimo a la cual tendría derecho, lo cual sería terriblemente injusto porque he laborado durante 46 años de los 59 que tengo, además que durante 40 he luchado contra el imperialismo. Con estos datos espero que usted pueda usted identificarme.

Sobre el segundo bloque de preguntas, quiero decirle que el principal método violento, es aquél que se desarrolla cuando una minoría toma decisiones en nombre del colectivo. Un método violento es cuando se cercena el derecho a la democracia, por eso los revolucionarios no nos cansamos de denunciar que el régimen de la IV República fue violento, precisamente por antidemocrático. Métodos violentos son aquellos que utilizan los que se consideran “iluminados” y supuestamente en nombre de la salvación de las y los trabajadores los llevan a cabo sin medir las consecuencias y sin tener en cuenta si afectan o no a los trabajadores y los pueblos que dicen defender. Y acciones violentas son aquellas que se emplean para coaccionar la conciencia y la actitud de una persona. Por ejemplo obligar a una persona a ir a una movilización. El clientelismo electoral es otra acción violenta ya que se hacen promesas para chantajear a las personas y obligarlas a respaldar un candidato o un partido político. Acción violenta es cuando se hacen amenazas o se impide la realización de asambleas democráticas.

Por lo tanto, no se extrañe de esas palabras en boca de dirigentes de los trabajadores. Justamente ese fue nuestro lenguaje durante más de 30 años de confrontación a los adecos y copeyanos, que amedrentaban, amenazaban o agredían físicamente a trabajadores que se oponían a sus imposiciones.

No sé si usted lo considera así, pero yo opino, que los métodos que utiliza Osama Bin Laden en su lucha contra el imperialismo son terroristas y no los reivindico. Muchas acciones de las organizaciones guerrilleras, que son aisladas de la población y toman acciones indiscriminadas también las catalogamos de la misma manera. Pero en lo que si no nos equivocamos es que cuando esas organizaciones, por más equivocadas que estén, son agredidas por nuestros enemigos de clase, nosotros y yo en particular las defiendo a toda costa. Para ejemplificarle quiero decirle que tengo discrepancias programáticas, políticas, metodológicas y morales con las organizaciones guerrilleras colombianas, pero jamás les pediré que se rindan y se entreguen al gobierno de un país que está controlado por la oligarquía y bandas paramilitares. Ojalá que usted se haya retorcido de indignación cuando se sugirió que las FARC se doblegaran frente a Álvaro Uribe Vélez o cuando se dijo que este jefe de los paramilitares es “hermano” nuestro.

Como puede ver, los temas del terrorismo y las acciones violentas no escapan al lenguaje de los dirigentes de los trabajadores, ya que todos los días debemos enfrentar a los desesperanzados que en medio del desespero consideran que con una acción terrorista acabarán con la explotación. O también para enfrentar a quienes lo utilizan para usufructo personal, tal como acontece desgraciadamente en General Motor por parte de dirigentes de un sindicato que aspiran alcanzar prebendas de tipo personal, sin importar los derechos del colectivo, ni luchar por sus reivindicaciones.

7) Afirma el Sr. Chirinos según Noti-Tarde que los miembros del sindicato están poniéndoles uniformes y camisas de la compañía a "malandros", para mantener cerradas las instalaciones, porque están conscientes de que no utilizaron los procedimientos establecidos en un estado de derecho. Ahora , ¿son malandros?, ¿cómo se llaman? ¿Cuáles son las pruebas? ¿No utilizaron el estado de derecho? ¿ Pero que galimatías es este?

No hay ningún galimatías. Por el contrario quiero devolverle la pregunta: ¿Acaso no considera usted poco ético que el presidente de un sindicato haga préstamos al 7% semanal, aprovechándose de las necesidades de los trabajadores y luego lo utilice como chantaje para obligarlos a que le acompañen o que les haga firmar una planilla diciendo que les van a pagar sobretiempo, cuando en realidad están firmando a favor de una supuesta huelga cuya decisión no fue adoptada en asamblea; o lo que es peor que le ofrezcan empleo a terceros para que les apoyen en la toma? Eso no está ajustado al Derecho de las sanas tradiciones del movimiento sindical y mucho menos de la Ley Orgánica del Trabajo. En cambio si es de Derecho que los trabajadores tengan la oportunidad de debatir, discutir y tomar decisiones sin presiones de ningún tipo.

8) ¿Cómo puede decir tan frívolamente eso, si él mismo reconoce que el Sindicato Socialista ganó el referendo electoral? Es decir, los trabajadores eligieron el sindicato que el Sr. Chirinos sabotea, que está dirigiendo la lucha de esos “malandros”. ¿Entonces? La actitud de este señor es el clásico estilo de la derecha, a la que se adhirió e hizo campaña para el 2D, y sigue, contra los sindicatos socialistas y por si faltaba algo, contra el candidato socialista en Carababo.

No soy frívolo. Por el contrario soy consecuente en la defensa de los derechos de los trabajadores. Para clarificarle mis afirmaciones, paso a explicarle los antecedentes de la existencia del sindicato Vencedores Socialistas.

En el año 2006, cumpliendo con la norma estatutaria y los preceptos de la Ley Orgánica del Trabajo Sutraautoomotriz, en la cual nuestra corriente no tenía ninguna presencia, realizó sus elecciones sindicales en forma democrática y transparente lo cual fue reconocido por todos los participantes. Incluido el señor Wilman Cedeño, quien iba en segundo lugar de la plancha que lideraba el trabajador Yimy Gámez. Este personaje que encabezaba la lista salió electo, pero una vez posesionado en su cargo, si mal no recuerdo en la Secretaría de Deportes o algo parecido, demostró su carácter de burócrata y corrupto y a una velocidad impresionante se convirtió en un gran magnate gracias a la venta de cupos de vehículos que tienen asignados los trabajadores.

Por su parte, Wilman Cedeño, reconocido por los trabajadores como un usurero, no salió electo porque no contó con el respaldo de la masa laboral. Entonces decidió montar un sindicato paralelo apoyándose en 54 firmas y en los favores que le hiciera el Ministro del Trabajo José Ramón Rivero, la Inspectora del Trabajo y la corriente FSBT, quienes además de legalizarle la organización sindical en tiempo récord, impusieron un referendo, donde a base de promesas y chantaje lograron derrotar al sindicato legítimo en el que hacían vida democrática cinco corrientes, entre ellas la del señor Wilman Cedeño.

No hay entonces frivolidad. El Sindicato de Vencedores Socialistas ganó el referendo, pero su existencia se debe a una actuación poco santa. Para que mejor me comprenda, recurriré de nuevo a otro ejemplo de la historia del movimiento sindical para que mejor usted y los lectores entiendan la situación. En el año 2001, realizamos un referendo sindical nacional que a la “luz” de los resultados fue ganado por Carlos Ortega de la CTV. Pero todos sabemos, aunque nadie luego lo reconoció, que las fuerzas sindicales chavistas, clasistas y revolucionarias perdimos porque la burocracia sindical de esa Central organizó un inmenso fraude.

Si utilizáramos para los paros del 2001 y 2002 promovidos por la cúpulla de la CTV, la lógica que usted plantea para el caso del conflicto en General Motor, tendríamos que decir y reconocer al cabo de 7 años, que los trabajadores que estamos comprometidos con el proceso revolucionario nos “equivocamos” porque “desconocimos y saboteamos” la dirección de una central que había ganado un referendo. E igualmente deberíamos reconocer que nos equivocamos y que fuimos "esquiroles" porque no respladamos a esa dirección hija de un fraude cuando llamó a hacer un paro nacional contra el gobierno del Presidente Chávez.

Para fortuna de los trabajadores venezolanos, usted no era dirigente sindical en aquella época, porque con su “lógica” nos hubiera llamado a apoyar el paro-saboteo convocado por Carlos Ortega, ya que ellos habían ganado un referendo nacional. Por eso no acepto su llamado de que me sume a las acciones del sindicato de vencedores socialistas, que es una organización hija del abuso de poder, del chantaje, de la violación de la autonomía sindical. En últimas es una dirección irrita y actúa como tal negándose a reconocer la democracia sindical.

Para redondear la respuesta quiero hacerle entender que el hecho que yo tenga una opinión contraria para nada quiere decir que esté saboteando. Parece ser que usted está muy influenciada por la nomenclatura roja rojita que a toda persona crítica la cataloga de saboteador, guarimbero, desadaptado, contrarrevolucionario y otros epítetos que por respeto a los lectores no quiero repetir.

Dígame ¿qué malo tiene que un trabajador exprese sus opiniones? ¿Que me diría usted si yo la calificara de contrarrevolucionaria y delincuente porque apoyó la candidatura y por lo tanto es corresponsable de la gestión desastrosa de Acosta Carles? Y aunque no la conozco me da la impresión de que usted fue de las que se rasgó las vestiduras en su momento ensalzando al General Baduel. Y también me da por creer que usted guarda silencio frente a al General Arias que hizo todo lo que hizo y hoy sigue disfrutando de los apoyos que le da el gobierno, mientras a usted se le remueve la conciencia por dentro.

A pesar de que estas suposiciones fueran ciertas, esté completamente segura que jamás me atrevería a calificarla o responsabilizarla a usted de nada. Sólo la invitaría a la más profunda reflexión para que no siga cometiendo los mismos errores, sobre todo ahora que veo que está empecinada en que los carabobeños apoyen la candidatura de Mario Silva. Espero poder tomarme un café con usted dentro de cuatro años, en caso de que el señor Silva gane las elecciones, para que hagamos una balance de la gestión, que le aseguro no será nada mejor que la desarrollada por Acosta Carlez.

Más bien la convido a que luchemos para que construyamos nuestros propios dirigentes genuinos, de la clase obrera, con programas obreros y de verdad revolucionario. Programas que no tengan nada que ver con alianzas estratégicas con los empresarios, porque esos programas y esas políticas nos llevarán al desastre.

Me gustaría que algún día, si nos encontramos en la calle y me logra diferenciar de Mr Bush, podamos sentarnos a dialogar, a discutir sanamente, sin utilizar el método violento de la descalificación que usted ha usado en esta oportunidad a través de aporrea. Confío que si nos sentamos por más de quince minutos, lograré convencerá que hoy es más urgente que nunca que los trabajadores y el pueblo construyamos nuestros propio partido, verdaderamente revolucionario, libre de zánganos, sinvergüenzas y corruptos que hoy proliferan en las entidades de gobierno y principalmente en el movimiento sindical.

Yo estoy comprometido en esa tarea, por eso estoy ayudando a construir el partido Unidad Socialista de Izquierda, en el cual hay cabida exclusivamente para trabajadores y revolucionarios. Allí no caben supuestos empresarios socialistas, representantes de empresas mixtas, funcionarios déspotas y burócratas, terratenientes, ni nada de eso. Venga compañera Alejandrina, que para gente honesta y revolucionaria queda espacio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3292 veces.



Orlando Chirino


Visite el perfil de Orlando Chirino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: