Ahora a exigirle al gobierno la absorción de los trabajadores tercerizados y aprobar los términos del contrato colectivo propuesto por Sutiss

Nacionalización de Sidor: un triunfo de los trabajadores


El Movimiento por un Partido de los Trabajadores se une al júbilo de los sidoristas por la nacionalización de Sidor. Sin ninguna duda, la nacionalización de la empresa, anunciada por el vicepresidente Ramón Carrizalez, es el resultado de la lucha y la movilización tenaz que los trabajadores de la principal industria siderúrgica del país han venido desarrollando desde hace más de año y medio.

Este es un triunfo inobjetable de los trabajadores y un ejemplo para toda la clase obrera venezolana, que pone en el tapete que la movilización y la lucha consecuente, siempre dan frutos, y es el método para obtener las reivindicaciones de los trabajadores y el pueblo.

El triunfo que hoy celebran los sidoristas, el pueblo de Guayana y todos los trabajadores del país es la consecuencia directa de la resistencia contra la agresión de la Guardia Nacional, es el producto de la masiva movilización del jueves 29, de la solidaridad de clase concretada en el Encuentro Nacional Sindical del sábado 31 de marzo, así como de los resultados del referéndum autónomo realizado por Sutiss, y en el que participaron democráticamente los sidoristas.

La política del gobierno no era nacionalizar: los sidoristas lo impusieron con su movilización
Los derrotados son la multinacional Ternium y la política del gobierno del presidente Chávez que hasta la semana pasada apoyaba a la empresa, a través de la postura del ministro del Trabajo, José Ramón Rivero. La política del gobierno nunca fue nacionalizar la empresa, más allá de que en el pasado reciente haya amenazado con hacerlo, para presionar a la transnacional y obtener así mejores precios para el acero que consume el Estado. La verdad es que el gobierno se vio obligado a dar un viraje ante el fracaso de su política a favor de los patronos y presionado por la inquebrantable voluntad de lucha de los sidoristas.

No podemos olvidar que en el marco de este apoyo gubernamental, la empresa dio por concluidas las negociaciones del contrato colectivo, y con el apoyo del ministro se pretendía imponer un referendo fraudulento que los sidoristas derrotaron realizando su propio referendo autónomo, en el que los trabajadores rechazaron masivamente la propuesta patronal.

Es importante refrescar nuestra memoria y la de todos los trabajadores del país, y no olvidar que el pasado 14 de marzo los sidoristas fueron brutalmente agredidos por la Guardia Nacional, y que hasta hace pocos días el gobierno y sus aliados sindicales acusaban de contrarrevolucionarios los paros escalonados que llevaban a cabo los trabajadores de Sidor junto a su sindicato, e incluso el ministro Rivero chantajeaba y amenazaba a los sidoristas con decretar la reanudación de faena e imponer el arbitraje, en caso de que, haciendo uso de su legítimo derecho, fueran a la huelga indefinida. Ahora el diputado Oswaldo Vera de la Fuerza Socialista Bolivariana de Trabajadores (FSBT), -brazo sindical del gobierno- de la cual es dirigente el ministro Rivero, quiere aparecer como defensor de los trabajadores sidoristas, tratando de ocultar la política patronal que hasta hace poco avalaron.

De allí que la gran lección que los sidoristas y todos los trabajadores venezolanos deben internalizar es que el cambio de postura del gobierno, y el anuncio de inicio de un proceso de nacionalización aún indefinido, es consecuencia de la movilización obrera, de la disposición para la lucha que mostraron a lo largo de 18 largos y duros meses de batalla, y de la solidaridad de clase que a nivel nacional rodeó a los trabajadores de Sidor, es por ello que esta medida se constituye en un categórico triunfo de los paros obreros, de las marchas, de los encuentros con diversos sectores sociales y sindicales, del referendo y de la autonomía sindical.

Ahora a exigir al gobierno la absorción y la aprobación del contrato colectivo
Los términos de la decisión gubernamental de nacionalizar a Sidor aún no están definidos, pero desde nuestra organización consideramos que una nacionalización verdadera y genuina debe ser sin indemnización a la transnacional, para convertir a Sidor en una empresa 100% estatal y bajo control y gestión de sus trabajadores, y no puede limitarse a una simple compra de la mayoría de las acciones. Estos millonarios recursos que utilizaría el gobierno para indemnizar a una transnacional depredadora como Techint o comprar la mayoría accionaria de la empresa, deberían utilizarse en pagar el aumento de salario que exigen los sidoristas, así como para cubrir los beneficios socioeconómicos del contrato colectivo. Una medida similar debería ejecutarse en el caso de las empresas cementeras, las cuales también deberían ser nacionalizadas sin indemnización y puestas a funcionar bajo control de sus trabajadores.

Por otra parte, si bien el gobierno ahora dice que su prioridad son los trabajadores, no ha solucionado aún los problemas centrales de los sidoristas que son la aprobación del contrato, el aumento salarial y el fin de la tercerización. Existe el peligro que esto quede postergado en el tiempo y supeditado al proceso de negociación con la transnacional Techint, ante esta situación, consideramos que los trabajadores deben exigir que el gobierno del presidente Chávez, de manera inmediata, apruebe el contrato colectivo asumiendo las exigencias salariales y socioeconómicas hechas por los trabajadores a través del sindicato, así como la absorción inmediata de todos los trabajadores que laboran para las contratistas en condición de tercerizados.

Por una nacionalización sin indemnización y bajo control obrero
Asimismo, llamamos a los trabajadores de Sidor a seguir alertas y movilizados para lograr todas sus reivindicaciones contractuales, así como una verdadera renacionalización de Sidor bajo su control y gestión directa. Sólo los trabajadores con el apoyo de las comunidades organizadas, pueden garantizar la producción y la seguridad en las empresas estratégicas, como lo demostraron los petroleros y los trabajadores de las empresas básicas en los días del paro-sabotaje patronal.

Por la nacionalización bajo control obrero de las empresas tomadas o en conflicto
Por otra parte, la lucha de los sidoristas debe servir de ejemplo para todos los trabajadores del país, y debe ser un reimpulso de la lucha por la expropiación sin indemnización y bajo control obrero de todas las empresas tomadas o en conflicto. Este es el momento para exigir al gobierno la expropiación de Sanitarios Maracay, de la planta de tratamiento de desechos sólidos de Mérida, de ULA TV, de Metalpress, y otras en situación similar.

La lucha de los trabajadores de Sidor sigue abierta por el contrato colectivo, por la absorción de los 10.000 trabajadores tercerizados y por una nacionalización sin indemnización y bajo control obrero.

¡La nacionalización de Sidor es un triunfo de la movilización de sus trabajadores!
¡Ahora el gobierno debe aprobar el contrato colectivo propuesto por Sutiss!

¡Absorción inmediata de los 10.000 trabajadores tercerizados!

¡Por una nacionalización sin indemnización y bajo control de los trabajadores!

¡Por la nacionalización sin indemnización y bajo control obrero de todas las empresas tomadas o en conflicto!



MOVIMIENTO POR UN PARTIDO DE LOS TRABAJADORES
Miguel Angel Hernández, Orlando Chirino, José Bodas, José Barreto, Emilio Bastidas, Richard Gallardo, Armando Guerra, Iván Freites

trabajadores2008@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3033 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas