Expresión de la pequeña burguesía en el caso de los y las trabajadores de SIDOR

¿Hay capitalistas buenos y capitalistas malos?

La importante lucha llevada a cabo por los trabajadores y trabajadoras de la industria siderúrgica (Ternium Siderúrgica del Orinoco S.I.D.O.R) en mejoras de sus condiciones laborales, ha puesto en evidencia el carácter de partidos, movimientos sociales, grupos económicos e incluso individualidades que forman parte de la amplia coalición que acompaña el proceso liberador venezolano, en la palestra política nacional.

Es necesario realizar una breve descripción de cada una de las partes actuantes en este conflicto llevado a cabo en la empresa privada argentina (cuenta con la mayoría de las acciones de la fábrica) antiguamente empresa estatal pero privatizada a consecuencia de las medidas neoliberales llevadas a cabo por el último vestigio del punto fijismo como fue el calderismo gobernante del 94 al 99.

En primer lugar la explotación del hierro representa uno de los sectores económicos que más dividendos reporta a la nación, estratégico para el país, Sidor utiliza para la producción de acero tecnologías de Reducción Directa y Hornos Eléctricos de Arco, esta planta es uno de los complejos más grandes de este tipo en el mundo, con una capacidad de producción anual de 10,8 millones de toneladas. El capital accionario de Ternium Sidor corresponde a Ternium en un 60%. Ante este monstro del hierro es necesario contar con un movimiento de trabajadores activo en permanente vigilancia de las condiciones laborales (higiénicas, seguridad, entre otras) y la incidencia de las organizaciones revolucionarios en la concientización de la clase obrera del papel histórico que debe jugar, en trascender lo reivindicativo y tomar las riendas de este complejo férrico nacional.

Ante esta situación es sumamente preocupante la actuación de parte del ejecutivo nacional, específicamente el Ministerio del Poder Popular para las Industrias Básicas y el Ministerio del Poder Popular del Trabajo al contribuir muy poco o casi nada en solventar esta problemática a favor de los trabajadores.

Por otra parte en la recién elegida dirección nacional del PSUV, se ha hecho caso omiso a estos acontecimientos por casi todos sus miembros y miembras, sólo el compañero Mario Silva realizó un comentario acerca de los sucesos ocurridos en Sidor y de muy mal gusto, refiriendo este conflicto laboral con el cadáver político del tristemente célebre Andrés Velásquez, intentándolo relacionar como una provocación del fascismo al proceso bolivariano. Es que no recuerdas Mario que los y las trabajadoras de Sidor combatieron contra el paro patronal a finales del 2002 y comienzos del 2003 por la reactivación de la industria petrolera y contra el sabotaje.

Es un insulto a la clase obrera ese tipo de comentarios y preocupante por que te considero (Mario Silva) uno de los ganados a luchar por el objetivo estratégico que es el socialismo en el seno del heterogéneo PSUV, entonces ¿es que acaso existen capitalistas buenos, que en esta caso es la Ternium argentina, y capitalistas malos?, estos sucesos ponen bien claro la condición ideológica esencialmente pequeño burguesa que caracteriza el PSUV por que refleja la postura de los sectores dominantes en el seno de la correlación de fuerzas de dicha organización hermana.

Espero contribuir con estas modestas palabras sin causar resquemor al debata ideológico nacional en la construcción de socialismo y por la definitiva liberación nacional de nuestra patria.

¡Que vivan los trabajadores y trabajadoras de Sidor!

¡Por la nacionalización de nuestra Industria Siderúrgica!


*Miembro de la CEN de la JCV

uranio72@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1595 veces.



Abraham Carrillo*


Visite el perfil de Abraham Carrillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: