Desde Falcón, carta a Orlando Chirino de C-Cura: nos está negado fallar

Estimado Camarada, el objetivo de esta correspondencia es ponerlo al tanto de lo que viene sucediendo con parte del movimiento de trabajadores en el Estado Falcón y donde funciona una organización C-CURA/TUPAMAROS que dirigen un sector del Sindicato de la Construcción y en particular las obras relacionadas con la construcción de la nueva cárcel de Coro. El pasado Martes de 5 junio ocurrió en Santa Ana de Coro, algo que cuando la historia lo analice, muchos no lo van a entender, el gobierno nacional, gobierno revolucionario de transición hacia el socialismo está haciendo una obra (nueva cárcel de Coro) y la empresa (SEGEMA) que la está construyendo es una empresa de un gobierno (ESPAÑA) dirigido por un partido socialista- obrero (PSOE) y el sindicato está en manos de C-CURA/TUPAMAROS, con esta combinación es difícil entender que el pasado martes los obreros de la construcción debieron parar la obra (que de hecho tiene un año de atraso), por que a pesar de las diversas denuncias que han realizado, el sindicato en alianza con los patrones han continuado con la violación reiterada de sus derechos como trabajadores, a tal grado que una sub contratista de SEGEMA despidió a 150 trabajadores sin pagarles sus prestaciones, ni los beneficios laborales, además en sus talones de pago se les reflejan descuentos por conceptos tales como Ley de Política Habitacional, y Seguro Social sin que en la entidad bancaria correspondiente estén reflejados los montos de ingreso, aún cuando la inmensa mayoría de los trabajadores pertenecen al movimiento chavista no han recibido ningún tipo de apoyo por parte de la Inspectoría del Trabajo dependiente del Ministerio del Poder Popular para el Trabajo, al patrono SEGEMA y su representante el Señor Juan Carlos Ordoñez lo entendemos, a pesar de que el gobierno español, está dirigido por el primer ministro Rodríguez Zapatero quien pertenece a un partido que se dice obrero y socialista, pareciera que no es ni uno ni lo otro, por la forma como han tratado a la masa laboral, pero el empresario históricamente busca como aumentar sus beneficios y que la curva de estos sea ascendentes y esté por encima de la curva de gastos la cual siempre prefieren que sea descendente, repito, al empresario lo entiendo, no lo justifico, pero lo entiendo, a quienes no puedo entender es a los dirigentes sindicales que pareciera que siguen con la misma partitura de la IV República y que de verdad no entienden el proceso de la revolución venezolana, este proceso si los trabajadores no asumen la dirección del mismo, será un proceso que en determinado momento empezará a retroceder o en el mejor de los casos se estancará, para ello se debe profundizar en la organización de la masa trabajadora para que el líder del Proceso se sienta respaldado y pueda actuar con confianza. La clase obrera es la clase social por naturaleza con mayor independencia e históricamente son los mas anti imperialistas, por ser ellos quienes mas han sufrido en carne propia la explotación imperialista, estos dirigentes sindicales prefieren pactar con el patrono en lugar de profundizar la organización en medio de las luchas, la lucha reivindicativa es solo un eslabón para llevar estas luchas al terreno política y empezar a discutir la cuestión del poder, desafortunadamente en Falcón los sindicatos que se dicen de avanzada continúan en la fase de las lochas y en ningún momento se les escucha un planteamiento de la participación directa de los trabajadores en la conducción del proceso. El 21 de abril próximo pasado estos dirigentes sindicales realizaron a todo trapo un encuentro de trabajadores en el Teatro Armonía de Coro, teatro que solo se abre para los miembros de determinada parcialidad dentro del chavismo, que no está abierto para las comunidades, sin embargo, ellos no solo lograron el teatro, sino que además lograron todo el apoyo logístico dentro de un pacto llamado TUPATILLA , este pacto, es la expresión de lo que funciona en la construcción de la cárcel de Coro, pacto a espalda de los trabajadores, Creemos Camarada Orlando que no todo está perdido, tal vez es por falta de orientación de los cuadros sindicales y es cuestión de debatir, por ahí decía ayer en las emisoras de radio un representante del sector reformista dentro del chavismo que esos trabajadores estaban infiltrados por la CIA, lo que dan ganas es mandarlos como dice el Camarada Presidente al Carajo. Debemos insistir en la autonomía de la política de los trabajadores dentro de un gran proyecto Nacional como lo es el Proyecto Nacional Simón Bolívar. La política de la clase obrera sobre todo debe ser autónoma, que la política de los trabajadores se asemeja mas al poder constituyente que al poder constituido, que no se dejen deslumbrar por las mieles del poder constituido por que esas mieles son las mismas que la manzana que la serpiente le pintó a Adán, y el camino es otro, como decía el Chemiro Gabaldón el Jefe de los Humocaros, el camino es difícil, tiene espinas, es álgido pero es el camino, si queremos construir una Patria socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana: La Patria Socialista, debemos insistir al lado de los trabajadores, nunca en contra de ellos, por que ellos son la columna principal de la patria que queremos construir.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3315 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: