Los jubilados petroleros en la miseria

Llueva, truena, relampaguea, de día, tarde, noche, en plena madrugada, a cualquier hora, con el sol pegao a las costillas,  con su mochila y su vianda, un 25 de Diciembre, un 1ro de Enero y de otros días feriados, en instalaciones en lugares recónditos, en mero centro del Lago y Mar, a veces trabajando con las uñas, a veces con sus problemas familiares,  golpes,  aporreos, accidentes y enfermedades  laborales que se llevó la vida de unos tantos  y a otros los dejo con algún impedimento físico, pero allí firme cumpliendo con su responsabilidad ese  trabajador petrolero que hoy está jubilado,  con su años a cuesta y achaques propios de su edad y otros  adquiridos de sus años de servicios interrumpidos.

Si ese, el hoy jubilado que se encuentra en el olvido por esa Empresa a la cual le dio más de la mitad de su vida, su juventud, convirtiéndola en una la empresas fortalecida y de mayor rentabilidad mundial.

No contamos  con una pensión digna, se nos niega el derecho de tener una verdadera asistencia integral hospitalaria y para completar, el dinero que ahorramos  durante esos tantísimos años de actividad, en el llamado fondo de pensiones, la empresa vilmente se adueño de el  por completo y solo nos da un mísero pago.

No abruma la impotencia ante esta situación de miseria en que vivimos, alguno de nuestros compañeros se han quedado en el camino, otros no tiene para su alimentación  y así mucho menos para sus medicamentos y a pesar de todo eso, aun así  no vemos ni un poquito de humanidad con nosotros…Hemos dado la lucha,  y a pesar de nuestra edad  y enfermedades  salimos a la calle a exigir lo que por derecho nos perteneces y lo que hemos recibido hasta ahora es retaliaciones, burlas y engaños…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1757 veces.



Marcelino Torres

Trabajador Petrolero de PDVSA en el Zulia

 torresms@pdvsa.com

Visite el perfil de Marcelino Torres para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: