Clase trabajadora de aquí con los ingresos más precarios del mundo

ADULTOS MAYORES LOS MÁS PERJUDICADOS CON DESPOJO DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Había dicho no escribir sobre temas muy trillados, ya por este año, pero como despedir este año de cruel castigo salarial con la grave situación por la que pasamos toda la clase trabajadora del país, tal vez habrá excepciones, pero la clase trabajadora al servicio de la ‘’ADMINISTRACIÓN PÚBLICA VENEZOLANA’’, activos, pasivos como jubilados y pensionados, nunca en la historia política, social y económica de este país, ni siquiera en las dictaduras, que según la historia política fueron crueles, aunque hay testimonios de que hubo dictaduras progresistas, que dejaron grandes obras de infraestructura, los testimonios han salido a la luz, y nunca llegaron a eliminar las conquistas de toda la clase trabajadora, profesionales, técnicos y obreros especializados, así como a Gremios, asociaciones y sindicatos, sí no se daban mayores concesiones, tampoco se violaban los sagrados derechos de todo trabajador, las excepciones las hubo para aquellos obreros agrícolas o domésticos; y recordamos una rebaja en sueldos y salarios de un diez por ciento a comienzos de la era llamada democrática, cuando Don Rómulo Betancourt y su primera crisis.

Este humilde ciudadano con deberes y derechos, desde que ingresé muy joven a la Administración Pública en 1959, siempre abogué por nuestros derechos establecidos en Ley Suprema y en Reglamento de la Función Pública, así como nos exigían trabajar de lunes a sábado, sí no asignaban vehículos pagaban pasajes y viáticos, después se aprobó la ley de Carrera Administrativa en 1970 y logramos un avance en materia reivindicativa, de estabilidad, derecho a sindicalizarse, y luchar por ascensos meritorios, no por razones partidistas, claro que se colaba el partidismo, pero por lo menos las leyes se respetaban en la función pública, para quien no fuera empleado de confianza. Fui dirigente sindical de Empleados Públicos, y nos defendíamos de aquellos altos jerarcas que se les diera por aplicar decisiones discrecionales o al margen de las normas legales, los manuales y funcionarios de Carrera. A mí y cuatro más nos destituyeron, yo tenía 28 años de servicio, fue en un gobierno adeco en la década DEL 80, año 85, apelamos ante el Tribunal Contencioso Administrativo, y fuimos restituidos, porque la destitución no fue con expediente como rezaba la Ley de Carrera Administrativa, sino los despidos fueron por suposiciones de ser opositores, yo por lo menos no milité en ningún partido, siempre independiente, aunque tuviera mi ideología.

Hoy día no existe ley que valga, hasta prestaciones sociales y contratos colectivos eliminaron por encima de las legalidad, se impone la discrecionalidad desde la presidencia, la secretaría de la presidencia, directores u otros funcionarios con jerarquías de supervisión, la prueba es que yo salí jubilado en 1993 con un estimado de 250 dólares debido al sueldo que ganaba y el bolívar, aunque devaluado ya varias veces todavía valía en relación al dólar, y fue en este gobierno que de la noche a la mañana, me encontré que mi jubilación quedó en salario mínimo, hoy 130 bolívares, unos 3.5 dólares, y así cuantos jubilados y pensionados fueron perjudicados por esas decisiones violatorias, por cierto de la mejor Constitución aprobada por el pueblo, y donde se protegen, niños, mujeres, hombres y ancianos, pero es la teoría porque en la práctica con decisiones discrecionales por resoluciones decidieron arrebatar todas las conquistas ganadas en luchas y derechos de muchos años.

No me he cansado de exponer por escrito estos problemas que nos afectan a millones de adultos mayores. No es secreto para nadie decir que: teníamos seguros colectivos de vida, HCM, bonos agregados a los sueldos o salarios para cubrir medicinas, esparcimiento, cajas de ahorro, que cada año teníamos derecho a retirar el 75 por ciento para cubrir necesidades, uno se enfermaba e iba a una Clínica y de inmediato era atendido a cuenta del seguro de hospitalización y atención médica, qué para los adultos mayores, pues era una garantía y seguridad social. Hoy día, morimos de mengua, sí la familia no hace recolectas o dispone de fondos para tender la mano a su padre, madre u otro familiar, he pasado ya dos trances graves, y como siento en lo profundo de mi sentir al considerarme impotente, ante semejante despojo de lo que siquiera nos alcanzaba suplir perentorias necesidades, y en un hospital no he podido utilizar los servicios, como manda la ley, aquello es deprimente, lo que uno palpa, mucha gente se queda ahí, por falta de dinero, estas quejas son comunes incluso a través de las redes sociales.

DESPEDIMOS EL 2023 COMO LA GUAYABERA FUERA DE BENEFICIOS LEGALES Y ENTRAMOS EL 24 ESPERANZADOS EN QUE ESTA GRAVE SITUACIÓN CAMBIE.

Se dice que las esperanzas son las últimas que se pierden, aunque uno ya más cerca del fin, mientras respiremos y la familia nos siga sustentando en lo necesario, no dejamos de abrigar y esperar tiempos mejores, nos basamos que nuestro país con tantas riquezas, malversadas por malos gobernantes, que despilfarraron billonarios ingresos petroleros y mineros, pero aún el subsuelo natural posee riquezas y tierras ubérrimas como para esperar que, en estas elecciones llegue a ocupar la presidencia una persona con probidad, con amor e identidad nacional, que se ponga la Patria por delante y todos sus habitantes y sociedad, que cese la politiquería, la escuela de la lisonja, el culto a la personalidad, la corrupción y burocracia, que quien gobierne por decisión soberana no siga traicionando promesas, planes de gobierno y quebrantando el ordenamiento jurídico, que gobierne para la sociedad y no se siga gobernando para roscas o élites de partidos, que convierten todo en anarquía y gobiernan al margen de la real filosofía democrática, pues con demagogia y populismo se cae en la autocracia o especies de dictaduras.

Este pueblo en su mayoría ya sabe como gobiernan los liderazgos partidistas tradicionales, hasta ahora en 40 años más 25 más 25 años de llamadas ‘’democracias’’ y líderes cuya imagen siguen vendiendo como demócratas, pero una vez en el poder aplican la falsa conciencias o falsas ideologías, esperamos no s equivocando o dejarnos seguir engañando de los falsos profetas del desastre. Esperemos que el próximo año a la vuelta de la esquina, podamos tener un gobierno distinto a los de estos 65 años, a pesar que algunos de estos 65 han tratado de hacer algo, pero al final caen en las mismas rémoras viciosas, y sucumben hasta que ya sabemos hasta el fondo donde hemos llegado con esta crisis y como paradoja en un país con tantas riquezas, que debiéramos tener a estas alturas la mayor suma de felicidad posible, prometida en muchas oportunidades en incumplida.

FELIZ Y VENTUROSO AÑO 2024



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1392 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: