Memorando 2792

La ruina de los trabajadores

La debacle de los sueldos, salarios, jubilaciones y pensiones comenzó con la aplicación del Memorando 2792 del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo cuya orientación y contenido es absolutamente neoliberal. Es un documento sin fundamento que debe ser revisado con urgencia para contener la ruina de los trabajadores y su grupo familiar.

Más que un memorando, es una Circular Institucional con 8 "Lineamientos a ser implementados en las negociaciones colectivas en el marco del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica". Se anuncia como "medidas extraordinarias correctivas para una nueva política salarial" de obligatorio cumplimiento para el sector público y privado.

En el primer lineamiento, se institucionaliza una "Comisión de Control y Seguimiento de las Convenciones Colectivas" con la responsabilidad de garantizar la protección de las fuentes de trabajo y producción y la racionalización de los beneficios laborales tanto públicos como privados. Queda claro, que el primer objetivo es proteger el capital a costa de los beneficios laborales que derivan del trabajo y la producción.

En el segundo lineamiento, se establece que toda negociación colectiva se iniciará partiendo del sueldo mínimo para definir nuevas tablas y escalas salariales. Las Convenciones Colectivas vigentes se someten a revisión. Con este precepto se viola el principio de progresividad en el ingreso del trabajador y se desconocen los factores de cálculo establecidos en los contratos colectivos. La violación del principio de Progresividad es el comienzo del retroceso en derechos sociales y laborales que afecta el ingreso del trabajador y su grupo familiar.

En el tercer y cuarto lineamiento, se ordena la revisión y reducción de todos los beneficios que contengan valores multiplicadores del salario mínimo y todas las estructuras de cargos públicos y privados que por su escala salarial, supuestamente, ponen en riesgo la fuente de trabajo. Se reitera la intención de proteger al patrón (público y privado) en detrimento del trabajador.

En el quinto lineamiento, se ratifica que en el sector público se aplicaran estos lineamientos a las Convenciones Colectivas por firmar y se revisaran las vigentes. Con este basamento se eliminaron drásticamente todos los beneficios laborales logrados con años de lucha, trabajo y por evaluación de rendimiento. Los trabajadores universitarios y el sector salud fueron los más afectados.

En el sexto lineamiento, se establece que todos los trabajadores que no estén amparados por convención colectiva se le aplicaran estos criterios y punto.

En el séptimo lineamiento, se prescribe que cuando el patrón considere que cualquier beneficio que disfrute un trabajador resulta ONEROSO puede revisarlo y eliminarlo de manera unilateral. Obviamente, para el patrón todo beneficio laboral es oneroso.

En el octavo lineamiento, se establece que el beneficio de la "cesta ticket" se ajustará a lo que decrete el Ejecutivo Nacional y en aquellos casos que supere el monto decretado será objeto de revisión.

Desde el 11 de octubre de 2018, cuando se comenzaron a aplicar estos lineamientos se dio inició al mayor retroceso laboral en la historia contemporánea. Con el Memorando 2792 comenzó el desconocimiento de los derechos laborales y se abrió paso a una nefasta política neoliberal que está destruyendo las posibilidades de reactivar el aparato productivo.

En el contexto de nuestra realidad económica, y social con un escenario laboral que tiende a la conflictividad resulta necesaria e impostergable una reflexión que conduzca a la revisión del Memorando 2792 porque su aplicación se ha convertido en un muro de contención para la reactivación de la producción y profundizará la ruina de los trabajadores y su grupo familiar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1958 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: