La dictadura sindical en el Metro de Caracas

Las organizaciones sindicales tienen un noble propósito, la defensa de los derechos de los trabajadores y esto se hará no importa de que color, ideología, o si el patrón es privado o público; siempre como norte principal se debe tener la defensa de los intereses de la clase trabajadora, sea éste activo, pensionado, jubilado o aspirante a ser trabajador. Y es así como estas organizaciones nacieron, se mantienen y son propias del sistema capitalista.

Sabiendo que los sindicatos nacieron, se desarrollaron y funcionan dentro de un sistema capitalista, como repuesta de la acción constante de violación de derechos por parte del empleador hacia los trabajadores, podemos inferir claramente que en Venezuela y otros estados que se autodefinen como socialistas, realmente lo que existe es el mismo sistema capitalista explotador de todo el planeta con la excepción que el estado tiene muchas propiedades en el mismo y compite con los capitalistas privados por ver quien viola más derechos laborales.

Es así como nos encontramos entonces con instituciones y empresas del estado donde existen este tipo de organizaciones laborales de defensa de la clase trabajadora, donde el empleador es el estado como propietario de la empresa o como representante de alguna institución del gobierno u otros poderes.

Generalmente lo representantes de estas instituciones gobierneras y de empresas del estado son funcionarios del partido de gobierno o militares afines al gobierno y siempre son puestos a dedo por el presidente de la república, una veces por capricho personal y otras para pagar cuotas de poder por un apoyo político o económico en algún momento, aunque también puede ser por cuotas que se asignan en el partido por la correlación de fuerzas en que se sostenga el mismo o para pagar una posible coacción desde las FFAA.

Sin embargo para la clase trabajadora no importaría mucho el origen de los representantes del patrón siempre y cuando el origen de sus representantes sindicales, aquellos que deben cumplir con la premisa de la defensa de sus intereses de clase, provengan de su seno y sean el fiel reflejo de una correlación de fuerzas medidas en unas elecciones limpias y transparentes y que luego esos representantes elegidos en buena lid de la base de los trabajadores, se fajen a luchar contra el patrón por las conquistas que se merecen ya que fue el que generó riqueza si es jubilado o la genera si es activo.

Pues esto tan importante no ocurre en el Metro de Caracas. Allí desde hace mas o meno 10 años se viene perpetuando una especie de dictadura sindical y que avalada desde Miraflores mantiene a la clase trabajadora tanto activa como pensionados y jubilados en un atraso económico y social enorme si se le compara con los contratos colectivos firmados en esa empresa antes de la llegada de Nicolas Maduro al poder.

Este grupo de personas que hoy ocupa cargos directivos en el llamado sindicato de trabajadores del Metro de Caracas, Sitrameca; en su totalidad son militantes del partido de gobierno y eso no importaría, repito; a los trabajadores, si estos "representantes del trabajador" se enfrentaran al patrón en defensa de los intereses de clase; pero no es así la realidad. Estos adláteres de Nicolás y puestos allí a propósito por el régimen, solo obedecen obcecadamente las líneas que les llegan desde Miraflores o desde el PSUV, así están líneas vayan en detrimento de los intereses de la clase trabajadora del Metro de Caracas.

Ahora se preguntarán ustedes, ¿cómo ocurre eso? ¿allí no hay elecciones? ¿porqué no eligen a otros? Pues si hay elecciones cada 4 años, solo que el presidente de Sitrameca, cuyo nombre desde hace mucho tiempo es el mismo; Edison Alvarado, es el individuo que escogió el régimen para que se mantenga como único presidente de la institución y para ese propósito le ponen a su orden y a la de su plancha todas las instituciones a su favor para que ocurra la trampa, cada vez mas perfeccionada. ¿Cómo ocurre esto?

Pues muy fácil, vea. Al hacer elecciones se debe convocar a una asamblea de trabajadores para que del seno de la misma se escoja libre y democráticamente una Comisión Electoral, la cual organizará y dirigirá el proceso eleccionario según un cronograma para tal fin, bueno es en este preciso momento donde se pone a andar toda la maquinaria del régimen a favor de Edison y su grupo para que en esa asamblea que debe ser plural, democrática y participativa, solo asistan en mayoría gente que aplaudirá y votará por sus candidatos a la comisión y ojo no importa si esta gente es empleada del metro o no, lo importante es que levanten las manos por ellos pues no hay ningún control estatal ni institucional que evite esa trampa maliciosa a su favor . siempre dejan entrar uno que otro que no son de ellos, pero por mero formalismo, sabes; hay que aparentar ser democrático e inclusivos.

Todo trabajador activo, pensionado o jubilado que ose ir contra esa lógica tramposa de Édison y monitoreada desde afuera por Francisco Torrealba y Nicolas Maduro, no lo dejan entrar a la asamblea y si insiste en presionar ante algún organismo o la prensa denunciando las irregularidades, allí comienza su delirio laboral. Luego de consumada la trampa y "electa" la Comisión Electoral" (copia del CNE de Tibisay y Jorge), entonces allí dejan participar solo a aquellos que ellos saben no significan un peligro para su continuidad.

Ellos aprenden muy rápido las lecciones, la ultima vez que dejaron entrar a todos los trabajadores a una asamblea para escoger a una comisión electoral, fue en el año 2014 y en la misma la clase trabajadora levantaba la mano en mayoría a favor de sus candidatos y un servil que fungía como director de debates escogido de la misma forma tramposa, decía que había mayoría evidente para los candidatos de Édison, cuando realmente ocurría todo lo contrario. Consumada la trampa fuimos al TSJ para buscar debida justicia y se enderezara el entuerto y los camaradas de la sala electoral nos dijeron: si ustedes tienen razón y las pruebas lo confirman, pero eso ya es un hecho consumado y no se puede retrotraer, no se puede realizar de nuevo, jajajajaja. Por eso hacen lo que les da la gana, las instituciones están del lado de las injusticias, por eso tienen esa dictadura sindical en el Metro de Caracas, actúan como actúan sus amos y mientras tanto los trabajadores activos y jubilados pasan hambre, tienen deficiencias y otros mueren por falta de buena y pronta asistencia médica. Y lo mas triste es que Nicolás dice que el es un presidente obrero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1074 veces.



Jorge Alvarez Casañas


Visite el perfil de Jorge Alvarez Casañas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Alvarez Casañas

Jorge Alvarez Casañas

Más artículos de este autor