Descolonizando al Estado: En el Ministerio del trabajo, cuando el perro muerde al amo

Revisando los medios informativos me encuentro, con lo que fue para mí una sorpresa, lo confieso, en Caracas, siempre en Caracas, porque "lo demás es monte y culebra", una llamada "Escuela de Pensamiento Descolonial, debatirá en torno al "Estado y procesos constituyentes", entendiendo la urgencia de pensar la Descolonización del Estado como horizonte necesario de los procesos de liberación de los pueblos que buscan construir capacidad para gobernar."

El texto, por lo menos a mi me parece un estereotipo, por lo que al leerle me pareció estar escuchando una vieja rockola. Y a la extraordinaria guarachera cubana Celia Cruz gritando ¡¡Azúcar!! Los tipos que allí se reunirán, entre ellos mucha gente venida de fuera - ¿no será mejor traída? – observen bien, entienden la urgencia de pensar cómo "Descolonizar el Estado" para que nuestros pueblos asuman el derecho a gobernar. Leyendo eso, uno como le es frecuente, recuerda a José Díaz "Joselo" y dice "¡Vaya para la auyama!". Se la van a comer en colectivo porque cada uno de ellos en particular, creo son unos 450 participantes, ya hasta la tienen digerida. Tanto que el gobierno tiene ese asunto claro y sin duda lo pone en práctica. Allí Marx, Poulantzas y hasta Althusser, estarán de sobra, pues lo que viene es el pensamiento que se deriva de la praxis de Maduro y los suyos. Los de fuera vienen a aprender cómo aquí hemos descolonizado al Estado y el pueblo construido "su capacidad para gobernar". Pues es obvio que el Estado venezolano, tiene eso resuelto, se descolonizó. Soltó sus amarras y ahora anda en hombros o mejor en las manos del pueblo que lo tiene bajo control. Porque supongo que eso de descolonizar el Estado significa romper con los lazos que le atan a las clases dominantes y toda la cultura a la cual está atado; en el caso venezolano el verbo iría en pasado, "estaba". Porque aquí eso ya es "pan comido". Y los intelectuales de adentro y quienes vengan de fuera, encerrados en la sala Juan Bautista Plaza de la Biblioteca Nacional, sólo tendrán que escuchar a los voceros del gobierno, quienes forman parte del equipo que aquí descolonizó el Estado y cotejar sus teorías con las realizaciones que estos expondrán para comprobar la certeza de lo tenían como pensamiento puro. Valoren bien que esos tipos hicieron esa tarea solos y el pueblo apenas se limitó a esperar le empoderaran.

Como decimos los venezolanos, para muestra sólo basta un botón. Y nada más original y contundente que una tomada del Estado mismo. Según una nota informativa, los trabajadores del Ministerio del trabajo, salieron a protestar por el incumplimiento del patrón –Léase Estado Descolonizado – en el pago de unos bonos establecidos en contrato y reclamar la discusión de nuevo convenio laboral que lleva "ocho años vencido", lo que no es nada original ni único caso. Y según se dice, quienes protestaron gritaban consignas como "¡No queremos amenazas, queremos soluciones!". "¡Contrato ya!" Por lo que uno entiende, están siendo amenazados, como en otros espacios dicen agarren lo que ofrecemos o si quieren se van.

Tome en cuenta todo aquel participante en ese congreso, sobre todo aquellos venidos del exterior, que los manifestantes forman parte de la estructura gubernamental que debe velar porque el Estado y las clases dominantes cumplan con sus obligaciones, entre ellas hacer que se discutan los contratos y se cumplan a cabalidad.

Es decir, el Ministerio "Descolonizado" y que más por esto que por ser "del Trabajo", debería cuidar porque el patrón – pues estamos en una sociedad capitalista – cumpla sus obligaciones, es el primero que se come la luz. O para decirlo en cristiano, en violar los derechos de los trabajadores. Algo así como quien fue "Descolonizado", de repente saltó la talanquera y se pasó al bando del colonizador, pero no como colonizado simplemente sino puesto al servicio para ayudar a colonizar. Algo así como aquellos esclavos que hacían de capataces y terminaban siendo más crueles que los amos-

Pero si esta prueba no es suficiente, porque a algún "descolonizador", muy visionario él, empeñado que la realidad sea la que piensa y encierra en su cacumen y esta incluye una visión pre elaborada de lo que cree es Venezuela, vamos a invitarle a revisar otros ejemplos o realidades, no tomadas de un país capitalista cualquiera o realidad inventada, sino de esta Venezuela a donde vinieron a comprobar sus teorías acerca del "Estado Descolonizado".

El Estado está aplicando lo que pomposamente llama "Programa de Recuperación Económica y Bienestar". Como quien tira a la calle un anzuelo coge moscas con una rica carnada, aumentó el salario en una cantidad enorme, como unos 6 mil por ciento. El anterior salario, mínimo y máximo, había sido pulverizado por la hiperinflación. Con esa salida, el "Estado Descolonizado" nuestro, más el acuerdo de fijar el precio a unos 50 Productos, lo que llamó el P-50, vendió la idea al nacional, trabajador colonizado por quien piensa y decide aquello y no "como horizonte necesario de los procesos de liberación de los pueblos que buscan construir capacidad para gobernar", generó la falsa idea entre la gente del pueblo que había recuperado su capacidad adquisitiva.

Tras ese espejismo, el "Estado Descolonizado", se aprovechó ó para actuar como un colonizador y casi derogó las convenciones colectivas. Y con ese proceder impuso – lea bien el visitante, impuso – unos tabuladores salariales con lo que terminó rebajándole el salario a casi todos los trabajadores. El "Estado descolonizado", para hacer el "socialismo", averígüenlo bien, para igualarnos, idea suprema del socialismo o de la sociedad de iguales, optó por igualarles por debajo el salario a los trabajadores. Claro, eso lo hizo con los trabajadores, pues la alta burocracia estatal, si le rebajaron el salario debieron dejarle sus prebendas ocultas porque si no entenderían esas igualdad. Pero los empresarios y otros iguales a ellos, ahora ganan mucho más y por supuesto también acumulan sin parar.

El Ministro del Trabajo ha salido defender el plan y según él, en cadena de televisión, reunido con un amplio número de sindicalistas, de los cuales la mayoría no resiste el más mínimo examen de credenciales para calificar de trabajadores, aseguró que el plan por ellos impuesto, eso no lo rebatió, no se atrevió a tanto, para nada violaba los contratos y, al contrario, respetaba escrupulosamente cada cláusula de ellos. Para apoyar su afirmación acudió a los sindicalistas que juegan casi el mismo rol que él y nunca el de los trabadores, esos que "deben construir su capacidad para gobernar, como pregona el "Pensamiento Descolonial".

Pero los empleados de ese ministerio, el del Trabajo, han salido como los docentes, trabajadores de la salud, Corpoelec y paremos de contar a desmentir al ministro y denunciar al gobierno venezolano que en lugar de descolonizar al Estado del control capitalista y a los trabajadores del sojuzgamiento de éste, está haciendo lo contrario y llevándose por delante conquistas laborales de la clase de de decenas de años de cuando gobernaba la derecha.

Sin dejar por detrás los compromisos que venimos contrayendo con China, para convertirnos en proveedores especializados de petróleo a esa nación como antes lo hemos sido de EEUU y los rumores de desnacionalización que hasta en Elías Jaua han encontrado cobijo y rebote.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 794 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a270792.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO