Néstor Francia dijo lo que dijo y no faltan explicaciones

Hay un cuadro de Goya, llamado "Pelea a Garrote", que suelo mencionar en estos casos; en él, dos combatientes aparecen con las piernas metidas hasta la rodilla, son en verdad unos "rodillas en tierra" y no como muchos de esos que dicen serlo con las ideas de Chávez, sin que haya en verdad nada de eso.

El gran pintor español que experimentó variadas formas de expresión, llegó en ese cuadro a expresar muchas cosas, tantas como él quiso y le agregaron los observadores. El arte tiene mucho de eso. Uno de los grandes valores de Charles Chaplin, sobre todo en la época del cine mudo, es que logró conectarse con el público en diferentes niveles. Cada ironía o simple chiste suyo, expresado a través de las imágenes y su gesticular, era percibido según la experiencia y cultura del público. Y esa intención estaba deliberadamente plasmada en la comedia. En "Tiempos Modernos", por ejemplo toca el tema de la alienación del trabajo, concepto al cual mucha gente no llega, pero igualmente hace reír a carcajadas por la forma comunicacional. Goya, en aquel cuadro de vida campesina, que tiene que ver con sus orígenes, expresa el grado de lealtad a los valores, limpieza de proceder y hasta valentía de aquellos hombres que conoció en su infancia.

El escritor, artista, entre ellos los humoristas y Néstor Francia es mucho de eso, no están obligados a estar pegados a la pata de cada uno de sus lectores para explicar lo que dijo, sobre todo si lo dijo bien. En su artículo ¡Muerte a los pensionados! https://www.aporrea.org/actualidad/a269038.html, publicado días atrás en Aporrea.Org, Francia dijo: "Estoy muy feliz de que varios escribidores estén poniendo a estos viejos usureros en su lugar ¿Qué culpa tienen el Gobierno y los bancos de que esos decrépitos no sepan usar las redes sociales por medio de las cuales se les informó debidamente que el sábado 1° de septiembre no abrían los bancos? ¡Qué aprendan esos loros viejos! ¿Qué quieren, que les rindamos pleitesía?"

Este sólo párrafo, más el título, sin necesidad de saber nada sobre quien lo escribió, sólo basta percibir que supo hacerlo bien en cuanto al manejo del estilo y lenguaje, basta para que el lector sepa se trata de una ironía a favor de los personajes a quien allí se refiere, los pensionados. Y para mí supo plasmarlo estupendamente.

Pero el asunto se torna infeliz cuando quienes le leen y hasta hacen comentarios como interpretando insanamente a quien escribe, sobre todo por haberle visto antes haciendo críticas que hieren alguna piel demasiado sensible. Quienes asumen la posición de Francia, tenemos enemigos en todos los frentes, porque cada uno de ellos sólo espera les rindan honores y digan amén. Francia y ningún escritor, poeta, humorista o narrador, siempre que lo haya hecho bien, en lo que se refiere al manejo del lenguaje y el estilo, no tienen porque estar dándole explicaciones a nadie de lo que dijo. Sería como si Goya o Picasso necesitaran estar al lado de cada una de sus obras para explicarle al observador cada detalle de ellas. Para eso están los manuales y estos tienen un fin muy preciso.

Abundan lectores que suelen leer un primer párrafo, en el medio, uno al final o en el mejor de los casos dar una lectura a saltos, agarran lo que les conviene o creen entender y de ello se forman un juicio. Hay quienes leen un artículo de alguien, uno sólo y por esa sola lectura creen tener atrapado al escritor y le juzgan. ¡Hay de todos!

Hay quienes por alguna razón están predispuestos contra quien escribe y se agarran de algún gazapo en el texto, como un error ortográfico, propio del trabajo de quien escribe, que puede deberse a infinitas razones, para desacreditarlo, obviando los asuntos centrales de lo escrito. Hay quienes no entienden, aunque el texto sea lo suficientemente claro, y sin hacer algún esfuerzo o intento de entender a cabalidad, se atreven a juzgar.

Néstor Francia, desde muchos años atrás es conocido como un polifacético escritor y hasta artista que practica el humorismo y la sátira. Lo digo así un poco por dejarme entender, pues lo irónico, satírico y humorístico, en mi humilde condición de maestro de escuela sin pergaminos, conviven en el mismo barrio. Y esto lo digo pensando de nuevo en Francisco Goya y Chaplin.

Pero también se le conoce su opinión política, por lo que es extraño que alguien quien escriba, hasta en la misma página donde lo hace Francia, desconozca sus cualidades y estilos; como es extraño tampoco sepa la posición política y la actitud suya frente a los asuntos sociales, particularmente lo que concierne a los ancianos y pensionados. De donde uno concluye que esa actitud no parece derivarse del no haber entendido el sentido del artículo "¡Muerte a los pensionados!", sino un cobrarle a su autor por las críticas que viene haciendo.

Alguien creyó conveniente escribir un artículo para advertir que Francia estaba haciendo un artículo lleno de ironía y hasta a favor de quienes se sintieron agredidos. Aporrea mismo incluyó en el encabezamiento del artículo una aclaratoria. Es como si alguien se tomase el trabajo de tener que explicarle a al público el significado de cada gesto que aquella mágica manera de expresarse y comunicarse de Marcel Marceau o Bip. Estos gestos en mi parecer poco es el favor que le hacen a Francia.

Por eso, quien esto escribe, sin hacer concesiones pragmáticas y hasta como mercantiles, le dije a Francia en comunicación personal lo que sigue: "A veces pienso no debo explicar lo que creo haber dicho bien. En este caso, quien no entiende lo obvio debería revisarse. Más bien te felicito por lo que esa ironía tuya encierra y significa. Como suele decir una amiga, en casos como ese de no entender lo evidente y hasta simple, "ese es su peo". Abrazos."

Días atrás felicité a Amaranta Rojas, esa que llamare como ella llama a Earle Herrera, "casi paisana mía", porque según los caraqueños y de más allá, margariteños y cumaneses somos como la misma vaina, por un artículo en el cual denuncia el entierro de lo protagónico y participativo en nuestro proceso, para lo cual se valió de Kafka y ahora lo hago con Néstor Francia, por haber escrito un artículo que muchos entendieron pero no le dieron la gana de reconocerlo, desde una perspectiva u otra. Otros, de buena fe, sobre todo quienes desconocen sus distintas facetas, no lograron conectar con el real sentido de lo escrito. Pues como suele decir el pueblo "de todo hay en la viña del señor".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2433 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /trabajadores/a269223.htmlCd0NV CAC = Y co = US