Declaración ante el 1 de mayo de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma de la UNT

Unamos nuestras luchas en defensa de nuestros derechos contra la agresión imperialista, la burocracia y la corrupción, luchemos por el socialismo

Este 1 de mayo 2006, en el marco del proceso revolucionario, nos encuentra luchando en contra de las agresiones y amenazas imperialistas y al mismo tiempo, por nuestros derechos, cada vez más violentados por los patronos.

Al calor de las innumerables luchas que los trabajadores/trabajadoras están dando en todo el país, consideramos como una necesidad urgente e impostergable, hacer de la UNT una central sindical clasista, revolucionaria, internacionalista e independiente de los patronos, del Estado y del gobierno que sepa responder en el presente y en el futuro del proceso revolucionario. Precisamente, para llevar esa tarea adelante al interior de la UNT, un grupo de trabajador@s nos hemos constituido formalmente, como la Corriente Clasista Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-CURA), en el seno de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT).

Nuestra corriente insiste en la pronta realización del II Congreso de la UNT, así como en la escogencia de una nueva dirigencia a través de elecciones democráticas que, creemos, deben llevarse a cabo este mismo año. Ante esto hemos encontrado la resistencia de las demás corrientes que hacen vida al interior de la central, las cuales se han opuesto sistemáticamente a la legitimación de la dirección de la misma. No obstante, dicen aceptar la realización del Congreso para finales de este mes de mayo.

Vivimos un momento de definiciones donde el pueblo y los trabajadores quieren ver resultados concretos. En el II Congreso, previsto para los días 25, 26 y 27 del presente mes, se debería aprobar la realización de elecciones este mismo año, así como nuevos estatutos democráticos y un plan de lucha en defensa de los derechos de los trabajadores, en el marco de la profundización de la revolución hacia el socialismo, sin patronos, ni burócratas ni corruptos.

Un país repleto de luchas obreras y populares

Se están irrespetando derechos constitucionales, laborales y sindicales de los trabajadores. No le paran al Ministerio del Trabajo: empresarios y funcionarios gubernamentales “complacientes” incumplen las providencias administrativas del Ministerio de Trabajo. Muchas inspectorías se muestran lentas e impotentes o hacen la vista gorda frente a los desacatos patronales, quienes muchas veces no reconocen nuestros sindicatos y se niegan a respetar la inamovilidad laboral o a discutir nuevos contratos colectivos. A la vez, sabotean las experiencias de cogestión que son una gran conquista de nuestro proceso.

Los salarios no alcanzan a todos, pese a los incrementos otorgados al salario mínimo como ahora que lo elevan a más de 500 mil bolívares, debido a que el aumento no ha sido general y no compensa satisfactoriamente la acción corrosiva combinada de la inflación. A esto se suman las malas condiciones de trabajo: falta de higiene, de seguridad industrial en las empresas, quedando expuestas nuestra salud y nuestra vida. Los petroleros pagan con la muerte esta realidad. Y encima, los patronos ahora quieren enfrentar a las direcciones clasistas contratando sicarios antisindicales, que pretenden con violencia terminar con la organización autónoma. Sobran ejemplos de esta realidad en Aragua, Táchira y Guayana.

Esto ha provocado que los trabajadores estén perdiendo la paciencia. Que no nos digan ahora que luchar o movilizarse es “contrarrevolucionario o que le hace el juego a la oposición”. Porque si hay algunos que conspiran, estos son los patronos, los mismos que reciben financiamientos y contratos con el gobierno, pero desconocen los derechos de los asalariados. Para nosotros no hay mejor forma de defender nuestro proceso que movilizados por todos nuestros derechos.

Entre los principales conflictos que han ocurrido podemos mencionar algunos. Aragua: Sanitarios Maracay, Pintuven, Plumrose, Pescadera La Estrella, Seravian, Servipork, Nestlé, Snacks, FEMSA, Coca Cola. Carabobo: Venezolana de Pintura, KR, Smurfitt, Polar Alimentos (Mavesa), y despidos en Rudeveca, Proavena, IPM. Caracas: con Sel-Fex y la droguería Race. Táchira: con los empleados de la gobernación. Lara: con los universitarios. Bolívar: con los obreros de Mercal, Clínica Carona y Contratistas de Sidor. Anzoátegui: Vivex, y las multinacionales Cerro Negro y Sincor. Reflejando esta situación, el martes 25/04, los trabajadores de Aragua se movilizaron participando más de 5000 compañeros.

Todo esto ocurre a pesar de algunos logros sociales que los trabajadores y el pueblo ya hemos alcanzado en el marco de la revolución bolivariana que los trabajadores defendemos. Sin embargo, estamos lejos de resolver nuestros dramas cotidianos. Las políticas anticapitalistas no terminan de concretarse con acciones consecuentes que aseguren el avance hacia la supresión del sistema de explotación. El propio Estado sigue siendo uno de los principales sostenedores de ese modelo en las relaciones sociales de producción que mantiene con sus asalariados.

Dirigentes de la UNT y C-CURA, encabezados por Orlando Chirino, Stalin Pérez Borges y Rubén Linares, entregaron un documento dirigido al presidente Chávez, denunciando esta situación y exigiendo soluciones, proponiendo el funcionamiento de Mesas de Negociación en cada estado. La cantidad de conflictos afectan a más de un millón de trabajadores y sus familias. Y a la vez también, los campesinos luchan por sus tierras y contra el sicariato de los latifundistas, mientras que los sectores populares se movilizan por viviendas dignas y servicio de agua y luz o más seguridad. Eso también lo hacen los pescadores y pequeños artesanos

Unamos nuestras luchas por la revolución y el socialismo

En todas partes estamos confrontando al sistema capitalista, al golpismo y a los rezagos de la IV República. También a la corrupción y el burocratismo que no abren paso hacia la verdadera transformación socialista. Para triunfar no debemos luchar aislados, debemos unir y articular nuestras luchas. Como lo acordamos en el V encuentro de ANMCLA (Asociación Nacional de Medios Comunitarios y Alternativos) en la mesa de campaña Por Todas Nuestras Luchas de la que participaron muchos de los sectores en lucha antes nombrados.

Con el ejemplo de los trabajadores y jóvenes franceses que derrotaron el Contrato de Primer Empleo. Con el ejemplo de los inmigrantes de EEUU que luchan en el corazón del imperio por sus derechos. Y con el ejemplo de los pueblos de Palestina e Irak, defendamos nuestro proceso de cualquier amenaza imperialista o de la oposición golpista. Este 1º de mayo, avancemos a la movilización conjunta y la más amplia solidaridad mutua de todos los sectores obreros, campesinos y populares, para lograr que se cumplan con nuestras demandas. Ampliemos esta unidad desarrollándola en torno a una plataforma de lucha. Y propongamos todos juntos el camino de profundizar la revolución en nuestro país y en el continente.

Caracas, 1º de mayo 2006


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3469 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad