¿Qué tan acertado puede resultar tal diagnostico sin la participación de los trabajadores?

Compañero Yván Gil

-El titular de la recién creada vicepresidencia de Seguridad y Soberanía Alimentaria, Yván Gil, dijo este jueves 04-09-2014, que desde dicha instancia trabajan en la creación de un conglomerado que agrupe a las empresas estatales del sector alimentario; que contarán con un sistema socialista de administración. Atendiendo  una indicación del presidente Nicolás Maduro.

Recojo aquí algunas palabras del compañero Gil:

"Lo primero es terminar de reventar el pensamiento y la filosofía capitalista con los cuales han sido gestionadas. Estas empresas deben migrar a un sistema socialista de administración, y eso es lo que vamos a hacer en los próximos meses. Es la instrucción del Presidente, en lo que ha llamado la creación de grandes conglomerados productivos".

Nótese que el compañero Gil dice: “vamos a hacer en los próximos meses”. Se nos ocurre hacernos dos interrogantes inmediatamente: ¿Cómo? ¿Con quiénes? Sobretodo porque al sugerir tal iniciativa, en ningún momento deja ver que se contara para esta tarea, con los trabajadores.

Seguimos con las interrogantes: ¿es posible un sistema socialista de administración sin el protagonismo, propuestas y aportes de los trabajadores? Creemos que no. Pero desglosemos un poco para ver que logramos precisar y a la vez nos sirva como insumos y ¿Por qué no? Hasta podría servir como aportes para el diagnostico al cual se refiere el recién nombrado vicepresidente de seguridad y soberanía alimentaria.

En aquella recordada alocución, en la cual el señor Lorenzo Mendoza casi increpando, hacia notar que la mayoría de las empresas administradas por el gobierno estaban en desastre total. Que el modelo con el cual se pretendió desarrollar y llevar dichas empresas había fracasado totalmente. Que estas, debían (como propuesta) regresarse al sector privado, pues ellos si sabían como administrarlas. Lo que mas sorprendió fue ver que nadie del lado del gobierno nacional contesto a don Lorenzo. Como sugirió un amigo mío: “tal silencio o indiferencia de parte de los voceros del gobierno, pareció reafirmar que el señor de la polar tenia razón”.

Que la mayoría de las empresas administradas por el gobierno están en situación difícil no es secreto para nadie. ¿Pero cual es ese modelo que dice don Lorenzo que fracaso y que ningún vocero del gobierno no se atrevió o no quiso refutar? Creemos que dicho modelo, sino es igual, se parece mucho al que de manera estructural el sistema del capital da vida, es decir, se parece bastante al modelo administrativo, con el cual el señor Mendoza maneja sus medios de producción: con jefes unilaterales, gerentes, directores,  superintendentes, etc. etc., revelándose aquí aquella máxima de que la burocracia es la otra cara del capital.

En tal sentido, preguntamos una vez más a Yván Gil: ¿Es con los gerentes, directores, sub-directores… o es desde los ministerios que se pretende precisar un diagnostico general de las empresas estadales? De ser así o algo parecido, las conclusiones serán susceptibles de incrementar las fallas y que de manera poco honesta han contribuido a un manejo empresarial muy exiguo y de bastante improvisación. Que además se ha quedado muy atascado tanto en el tecnicismo como el pragmatismo, yendo en detrimento del papel de los trabajadores, con violaciones de derechos laborales, maltratos, despidos y por demás cosas muy lamentables. Y eso es lo que golpea la disposición de los trabajadores.

¿Cómo proponemos entonces que se haga? Totalmente opuesto. Que sean los trabajadores quienes lleven la batuta para precisar los síntomas y signos que advierten la difícil situación nacional con las empresas públicas, para que las conclusiones sean lo mas acertadas posible. De tal manera y más en concreto proponemos que:

  • se hagan auditorias publicas en todas las empresas que revisten este carácter a nivel nacional. Con comisiones que entre sus miembros contemplen personal técnico especializado (independiente del estado), político y por supuesto trabajadores escogidos democráticamente en asambleas. Si la situación esta tan complicada como creemos y que el propio Gil ha reconocido, se debe precisar a que se debe, en todos los aspectos, principalmente en el económico, el cual debe tener responsables.
  • que a nivel nacional y antes que se tome cualquier medida desde la instancia de la cual el compañero Gil es vicepresidente, se haga un debate en asambleas sobre el tema en cuestión y el resultado de dichos debates se de a conocer a todo el país, no solo a través de documentos escritos sino que además se abran los espacios del sistema de medios públicos para que los trabajadores refieran sus pareceres y hacia donde se pretende ir con esto.
  • que el presidente Maduro participe en uno que otro debate que realicen los trabajadores en sus respectivos espacios, como cualquier otro participante y no tanto con su investidura de presidente. Usted también por supuesto compañero Gil.
  • ya que tanto se habla de transformar la economía e ir haciéndola cada vez menos dependiente del rentismo petrolero, proponemos que se retome de lleno en el marco de los debates, la disertación del control obrero, como una respuesta contundente e iniciativa, ante la difícil situación política y económica por la que atraviesa el proceso bolivariano. Creemos que es una gran oportunidad histórica para encaminar tan fulgurante tesis revolucionaria.

Son propuestas que hacemos. Ya que si hasta ahora no se han dado los resultados esperados, debemos apostar por otras formas, por otras maneras. Por ahí se dice que “nadie defiende lo que no conoce”. Entonces hagamos que los trabajadores se adentren y familiaricen de lleno con todo el proceso productivo y por ende de las empresas, para ello urge que hagamos de la democracia obrera la gran instancia inspiradora y fijadora que nos permita trazar y lograr eso que usted señalo, y aquí le parafraseo compañero Gil: “a reventar el pensamiento y la filosofía capitalista”.

El presidente Maduro ha dicho que no puede aceptarse que ninguna empresa publica de perdidas. Con respecto a ello le dejamos este mensaje: “compañero Maduro, juéguesela con los trabajadores. Apueste por el instinto y potencial que atesora quien encarna a ese sujeto transformador. Construyamos en conjunto esa confianza que tan golpeada se ha visto últimamente. Hablémonos cara a cara (presidente-trabajadores), hablémonos con verdades, porque exponernos verdades es abrirnos paso hacia la revolución”. Porque de seguir administrando como hasta ahora, es un hecho que seguirán generando perdidas.  

 

¡Ni burocracia, Ni capital!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2064 veces.



Gustavo Martínez Rubio


Visite el perfil de Gustavo Martínez Rubio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a194434.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO