Vamos por tí Raymer...

Confucio escribió: "Hay tres cosas que no se pueden ocultar: el sol, la luna y la verdad". El tema de la burocracia ha venido ganando preponderancia en los debates entre revolucionarios y revolucionarias, en Guayana, por ejemplo, quien sabotea la experiencia de Control Obrero, no es precisamente la oposición ni el imperialismo, sino una fracción de la clase obrera coaligada a la gobernación, el Partido y la burocracia gerencial, la FBT. Fracción que, dado sus lazos con intereses gubernamentales, partidistas y hasta trasnacionales, se aleja de los trabajadores y trabajadores que pretenden representar, y comienzan a dirigir su política en función de los intereses que procuran salvaguardar. El poder, se convierte para ellos/ellas en la razón de ser de su existencia, siendo capaces de todo por mantenerse en el terreno político, de allí la violencia que han propiciado en nuestras empresas básicas. Esa práctica no es nueva, proviene de nuestro pasado cuarto republicano, el adeco que llevan por dentro, aunque en público se vistan de rojo y proclamen a los cuatro vientos que son revolucionarios/revolucionarias.

Esa dupla burocracia sindical-burocracia gubernamental, es harto peligrosa; es inagotable fuente de corrupción, precisamente, las detenciones con motivo de mafias que hacen vida en Sidor, así lo demostraron. Esa simbiosis burocrática, potenciada en lo político por el partido, se va convirtiendo, en el tiempo, en un factor que atenta incluso contra la sobrevivencia de la Revolución Bolivariana, dada su ansiedad de poder, el Chavismo sin Chávez. Es un caballo de Troya que cabalga a lo interno de la Revolución, corroyendo sus bases morales y éticas. Por eso nos hemos dedicado a alertar sobre ese peligro, más poderoso que el imperio y sus agentes en nuestra Patria.

El jueves 29 de septiembre, nuestra Patria se vió conmovida por un evento sin antecedentes en nuestra historia, choque de trenes ocurría en los Valles del Tuy, en el ferrocarril Ezequiel Zamora. “A las 7.45 de la mañana de hoy se registró una colisión entre tres trenes en el primer túnel del sistema Charallave-Caracas, específicamente en el kilómetro 21 de Los Valles del Tuy. En el accidente resultó un conductor muerto, identificado como Wilfredo Argenis Macedo Manzano, de 27 años…”, así reportaban los medios de comunicación de la burguesía; mientras, los medios oficiales eran más precavidos en dar información, en gotas la suministraban. El mismo día, da la cara por el gobierno revolucionario, el camarada ministro de Interior y Justicia Tarek El Aissami, los rumores de saboteo rondan en los pensamientos de los revolucionarios y revolucionarias, por el contrario, en los oposicionistas lo que hay es alegría y como aves de carroñas se arrojan sobre la noticia, escarbando a ver qué provecho político pueden sacarle, sin importarles en lo más mínimo, que hay un trabajador y decenas de compatriotas heridos/heridas. “No podemos adelantar ninguna hipótesis respecto al incidente, cualquier conjetura sería especular”, manifestó Aissami ese día.

Los eventos posteriores conllevarían a sus protagonistas a decir sus verdades, ya el ministro había expuesto su opinión sobre los hechos: “Debido a una falla eléctrica uno de los trenes que se dirigía hacia Charallave frenó abruptamente en los rieles del ferrocarril, lo que provocó que el otro que venía atrás, desde Caracas, chocara contra él. Los dos trenes venían vacíos. El tercer tren involucrado, que venía lleno de pasajeros en dirección hacia Caracas, rozó con el choque, lo que dejó 30 personas heridas y el fallecimiento de uno de los operadores, llamado Wilfredo Argenis Macedo, de 27 años de edad. Así lo informó el ministro Francisco Garcés en comunicación con el canal del Estado VTV…”, ante la ola de rumores que iba creciendo, el camarada Presidente Chávez tuvo que intervenir en el debate: "Hay que investigar las causas del accidente, sería irresponsable dar algún juicio, se están manejando varias hipótesis".

El desarrollo de los acontecimientos obligó al Sindicato Nacional Socialista de Trabajadores Ferroviarios Ezequiel Zamora, SINSTRAFEZA, a intervenir y hacer público, hechos que venían desencadenándose al interior de la empresa hacía cierto tiempo, sus alertas a la tecnoburocracia que gerencia ese importante servicio, sin obtener respuestas. “El nombre, número de cédula y firma de Wilfredo Macero, aparece en la casilla número 45 de una lista de 96 rúbricas que suscriben el memo con el asunto: "Condiciones inseguras en la circulación de trenes del tramo Cúa-Caracas" enviado por los conductores del ferrocarril Ezequiel Zamora el 4 de octubre de 2010. Macero falleció en el accidente del jueves, como una confirmación del riesgo que los trabajadores venían advirtiendo a las autoridades desde hace más de un año…” (Últimas Noticias, 02-10-11). A la par de la actuación sindical, en los medios oficiales, de repente comenzaron a aparecer supuestos Consejos de Trabajadores, que como hecho curioso, quienes asumían la alocución eran gerentes de la empresa ferroviaria, valga decir, se evidenciaba ante las cámaras la respuesta de la tecnoburocracia y el falso papel que le vienen adjudicando a los Consejos de Trabajadores, el cual activan cuando sienten amenazados su poder. “La Junta Directiva del Sindicato Nacional Socialista de Trabajadores Ferroviarios Ezequiel Zamora, desmintió a través de un comunicado que estuvieran llamando a los trabajadores del sistema a realizar una paro, a su vez rechazan las acusaciones de estar detrás de algún saboteo dentro de la Institución Ferrocarrilera “IFE”…Responsabilizaron al Consejo Socialista de Trabajadores Ferroviarios de crear conmoción pública haciendo este tipo de declaraciones irresponsables que buscan hacer perder la confianza de los usuarios y usuarias que usan nuestro ferrocarril. "Los hacemos responsables de cualquier saboteo o acción que se genere en referencia a este señalamiento que sin duda busca impedir y tapar las declaraciones y señalamientos que esta Organización Sindical ha venido haciendo en contra del ciudadano Presidente del IFE Franklin Cornelio Pérez Colina" acotaron…” (Últimas Noticias, 02-10-11).

El suceso permitió que todas las observaciones hechas por SINSTRAFEZA fuesen corregidas en el tiempo que estuvo suspendido el servicio, “El sistema ferroviario Ezequiel Zamora Caracas-Cúa fue objeto de una revisión y certificación de todos sus elementos integrales: vía férrea, trenes, sistemas de control, electrificación y comunicación, afirmó el ministro de Transporte y Comunicaciones, Francisco Garcés, al reiniciar la tarde de este lunes las operaciones del ferrocarril entre la capital y la primera estación Charallave Norte, suspendidas desde el jueves tras la colisión de tres trenes. De esta manera garantizó la seguridad y confiabilidad del sistema…” (Últimas Noticias-AVN, 03-10-11). Tuvo que morir un camarada trabajador para que ello ocurriera y terminara la indolencia burocrática.

Pero, mientras el tren reiniciaba sus operaciones, la investigación continúa y vuelve la felicidad para nuestros/nuestras compatriotas de los Valles del Tuy, otra confrontación se está dando en el ámbito de los protagonistas del suceso. SINSTRAFEZA no podía acusársele de contrarrevolucionario, era un sindicato revolucionario coaligado a la federación bolivariana de trabajadores, con vínculos estrechos con la burocracia sindical de nuevo cuño. La pugna burocracia sindical-burocracia gubernamental que, durante días, se libró en los medios de comunicación, fue limándose en la alturas del poder; alguien tenía que ser sacrificado, para resguardar los intereses en juego. Evidentemente, que los líderes sindicales que se habían atrevido a desafiar la burocracia gubernamental, eran la parte más débil y, efectivamente, hoy se libra una férrea lucha a lo interno del ferrocarril por descarrilar su junta directiva, por eso han convertido a Raymer Noguera en un objetivo político a desacreditar y expulsar del sindicato, ¡vamos por ti!, dicen F.T. y E.A. ¡cuidate!, en el más rancio adequismo cabillero, así se expresan, quienes vemos por la televisora oficial con aquel estilo y aquella bomba, dándoselas de revolucionarios. Cual malandros de nuevo tipo. Algunos de su entorno camarada Chávez, se están portando mal, conviértalos en “buenandros”.

Pero, como toda amenaza, no debemos menospreciarla, de allí que hagamos este llamado público a la clase trabajadora y todo/toda aquella que se sienta revolucionaria de corazón, a unirnos contra esas pretensiones de acallar la voz de Raymer Noguera.

Esos hechos no deben quedar impunes camarada Presidente Chávez, los responsables no deben permanecer en sus puestos de trabajo, el ferrocarril Ezequiel Zamora, portaestandarte de la construcción del socialismo ferroviario debe estar en manos responsables, manos comprometidas con la construcción de la nueva Patria…

henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3422 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a131726.htmlCd0NV CAC = Y co = US