Gobierno Nacional ignora toma de fábrica por mujeres trabajadoras desde hace cuatro años

La fabrica de franelas Gotcha, cumple cuatro años bajo control obrero, en lucha por su expropiación, por parte de las trabajadoras.

Pero, a juzgar por los reportes de estas trabajadoras, el Gobierno Nacional habría actuado con negligencia y omisión, de manera no responsable.

Los procesos de control obrero en cada una de las empresas que han tomado los trabajadores, o han sido expropiadas por el gobierno han pasado por diferentes procesos, como la cogestión, la gestión bajo las figura de cooperativa, el control obrero. Pero en algunos casos se ha evidenciado esta negligencia y omisión por parte del Ejecutivo Nacional, quedando en juego, por la dilación y el tiempo de espera, una exposición a necesidades económicas que comprometen la seguridad de las familias que dependen de esos puestos de trabajo y su viabilidad, es decir contar con el financiamiento que garantice la puesta en marcha de la producción y el sostenimiento financiero en el tiempo con la asesoría en finanzas, contabilidad y administración. Ya sabemos que la cogestión ha significado mas una traba por parte de los burócratas que se designaron para componer con los trabajadores las juntas administrativas en todos los casos que se aplico. Las cooperativas junto al modelo de cogestión con el Estado también fracasó, al reproducir en la conciencia de los trabajadores un sentido de pertenencia de nuevos propietarios y explotadores de los nuevos trabajadores que no eran parte de la nómina de la cooperativa, esto no se ha dado en todos los casos, pero tuvo una cierta tendencia. El acompañamiento del Estado por parte de funcionarios designados han tenido en mayor o menor medida debilidades, contradicciones, trabas y retrocesos en la lucha de los trabajadores. Sin embargo hay que reivindicar que han intervenido en algunos casos luchadores probados, que incluso con sus errores o desaciertos, han contribuido en alguna medida en la formación y organización de los trabajadores.
 
El caso de la empresa Gotcha, fabrica de franelas, recientemente registrada como Cooperativa Heroínas de Aragua, inicio como experiencia autónoma e independiente la producción, convirtiéndose en empresa tercerizada que le trabajaba a otras empresas, quienes les envían materia prima ya cortada, para su confección por parte de las trabajadoras. Este es un modelo muy débil, ya que los ingresos son muy bajos, y la exigencia de producción es alta, se evidencia la plusvalía de otros patronos y capitalistas, Que encontraron un oportunidad en este conflicto para lograr mayores ganancias a costa de las necesidades de las compañeras de esta empresa. Urge entonces que el gobierno nacional adopte medidas inmediatas que respondan al financiamiento requerido por las trabajadoras, para poder iniciar la producción de manera autónoma y se acabe con la explotación de estas trabajadoras y pasen de un modelo tercerizado, a uno realmente que sea de control obrero.
 
Según el periódico Lucha de Clases, en noticia publicada por ellos el 22 de septiembre de 2011, con la autoría de Eumer Calzadilla, tomado textualmente dice:  "El jueves 22 de septiembre se cumplieron cuatro años de la ocupación de la fabrica de franelas Gotcha, ubicada en la Morita, Maracay, Edo. Aragua. A pesar de las grandes dificultades que han sufrido las trabajadoras, la lucha por la nacionalización de la empresa continua.
 
En estos cuatro años, con mucho esfuerzo, las trabajadoras han sostenido la producción de franelas, demostrando que están preparadas para asumir la gerencia de la textilera. Las trabajadoras han reivindicado la expropiación, bajo control obrero como única salida para salvar la fabrica y los puestos de trabajo. Aún así su propuesta ha sido ignorada, por los burócratas de las instituciones del Estado.
 
En estos momentos las trabajadoras están haciendo las gestiones legales para registrar una figura jurídica que les permita comercializar los productos hechos bajo control obrero, mientras siguen exigiendo la estatización de la fábrica.
 
En el cuarto aniversario,hemos visto como las trabajadoras son perfectamente capaces de ejercer el poder en una empresa, así dejando claro que el patrono capitalista no juega ningún papel necesario en el proceso productivo".
 
Para actualizar la información contactamos vía telefónica a la trabajadora dirigente en la fabrica Yenny Cortes, quien nos informo que ya las trabajadoras registraron una persona jurídica para poder funcionar como empresa, escogieron la figura de cooperativa y su nombre es Cooperativa Heroínas de Aragua. Mencionaron que en los cuatro años, el patrón se ha dedicado a esperar el desgaste de la lucha de las trabajadoras, no han tenido contacto con el patrón y solo en algunos momentos puntuales se han comunicado con sus abogados. La dirección de la empresa esta ubicada en la Morita Dos, Maracay, Edo. Aragua. A cuadra y media de la Universidad de Carabobo, Calle Venezuela, nro. 212.  Están elaborando un informe dirigido al Banco de la Mujer solicitando financiamiento del Estado para producir de manera autónoma. Han tenido cobertura mediática de Vive Tv, Radio Nacional de Venezuela, Periódico Control Obrero y listas de correos, sin embargo, no se ha logrado el impacto suficiente para forzar al ejecutivo a tomar decisiones proactivas con las trabajadoras.
 
Se coordinan con los consejos comunales, y han organizado instalación de mercales, foros de reflexión política sobre el control obrero. participan en el polo patriótico con el Frente de Trabajadores Clasistas de Aragua.
 
El modelo de tercerización comprende los bajos ingresos en proporción al nivel de producción, que se da al recibir de varias empresas capitalistas, materia prima, es decir telas cortadas para su confección final. Teniendo que garantizar también con esos bajos ingresos el mantenimiento de la fabrica, las agujas, el mantenimiento mecánico, hilos, luz y agua. Sin embargo, el modelo que ellas intentan en su modelo de gestión es el control obrero.
 

Las trabajadoras esperan por la solidaridad del resto de las empresas expropiadas y tomadas por los trabajadores, de la UNETE, del PSUV, del gobierno nacional y su tren ejecutivo, de la red de medios públicos, de todos los medios de comunicación libres, alternativos y populares, televisoras, radios, paginas web, prensa. Redes feministas e instituciones que luchan por los derechos de la mujer, no a la tercerización, no al trabajo precario de la mujer, luchemos por las condiciones optimas de trabajo de las trabajadoras de la fabrica de franelas Gotcha.

Solo quien lucha en la adversidad conoce el verdadero significado del triunfo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1788 veces.



Greti Richard

Educadora y Comunicadora Popular. TSU en Administración. Activista Social. Artista Plástico.


Visite el perfil de Greti Richard para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: