En Guayana se libra la batalla decisiva entre la Burocracia de estado y el Control Obrero

La realidad es palpable en Guayana y las empresas básicas se escenifica una confrontación política-ideológica de cómo definir el socialismo que se construye en Venezuela con dos modelos que se confrontan; por un lado la burocracia de estado robustecida, guapa y apoyada que reivindica la división social del trabajo al servicio de las transnacionales y por el otro un nuevo modelo económico con cambio en las relaciones de producción, bajo control obrero y sustentable.

El anuncio hecho en Guayana por el comandante Hugo Chávez “me resteo con los trabajadores” e impulsar el plan Guayana socialista 2009-2019, todo este esfuerzo es opacado por una burocracia de estado que desprecia a los trabajadores en su forma de actuar, luego del el esfuerzo en reunir a la vanguardia y la conformación de las mesas de trabajo por la base de los trabajadores y para asombro de muchos, elaboraron todo el plan de inversiones para ser financiado por el FONDO CHINO; para ser luego, pateada la mesa e ignorado por la burocracia de la C.V.G y del MIBAM.

 En el caso de ALCASA conspiran para asfixiarla financiera con argumentos capitalista de su poca rentabilidad para justificar la sucia jugada de cierre técnico que ve la oportunidad en la debilidad de la empresa por su crisis y la posibilidad de ocultar su inmensa responsabilidades en la toma de decisiones;  pero que además los paraliza el terror a la burocracia de la C.V.G y el MIBAM, que quedan desnudos ante el control obrero impulsado en ALCASA que propone un cambio en la estructura del estado y que los dejaría a ellos mal parados por tener a su tecnocracia en su seno solo para administrar la producción de las empresas básicas, es decir su concepción de la división del trabajo “unos pocos están preparados para mandar y los pendejos para obedecer”.

Empezamos por evidenciar con objetividad la inmoralidad de esta burocracia torpe pero decidida en no dejar terreno para germinar el control obrero:

1.  El plan Guayana socialista 2009-2019, elaborado por las mesas de trabajo de los trabajadores que hicieron todo un esfuerzo en sistematizar y ensamblar toda una lógica técnico productiva que estuviera como protagonista la transformación de la materia prima para apuntalar el desarrollo endógeno beneficiando a nuestro pueblo y que ha sido el blanco de la indolencia de los ministerios de planificación, trabajo, cancillería y MIBAM, quienes decidieron dejar solos a los trabajadores para que desistan en la pretensión de asumir la dirección bajo control obrero.

2.  El cierre de los portones de ALCASA por 34 días por parte de José Gil y la fuerza bolivariana de trabajadores que evidencio la alcahuetería de una burocracia y el poder político fueron cómplices desde la Gobernación del estado Bolívar, ministerio del trabajo pasando por el poder judicial y terminando por las autoridades regionales del PSUV. Como toda deuda política fue cobrada por los trabajadores indignados que en las pasadas elecciones sindicales apoyaron a la oposición para mostrar claramente su rechazo a la inconsecuencia de la revolución.

3.  La insistencia de la fuerza bolivariana de trabajadores de hacer tratos con CHALIECO una empresa con capital chino que de manera evidente era impulsada para que fuera la beneficiada con los contratos del FONDO CHINO que se tiene destinado 403 millones de dólares para la adecuación tecnológica, sin obviar el derecho a participar en el proceso de licitar de cualquier empresa que cumpla con las especificaciones y exigencias de las mesas de trabajo, se notaba las preferencias del MIBAM en otorgar privilegios a los miembros de la FBT con visitas a la China para firmar acuerdos sin la aprobación del control obrero y presentaciones,  sin la participación de los trabajadores en una clara demostración que el control obrero para ellos es el sindicato controlar a los trabajadores y la dirección de la empresa.

4. La paranoia  de la FBT con sacar a la fuerza al trabajador presidente Elio Sayago, reconocido como un revolucionario al lado de la lucha obrera de Guayana y apoyado por la mayoría de los ALCASIANOS, se convirtió en un obstáculo para las pretensiones de la burocracia de estado que se disfraza de revolucionaria que “propone cambios y no cambia nada”. Es necesario que los trabajadores ahora más que nunca mantenga sus posiciones e impulsen de manera definitiva el control obrero y derrotemos a los zamuros burócratas.

5. La consecuencia de la burocracia de estado en seguir el libreto del neoliberalismo con la economía de puerto y sus famosos intermediarios con los contratos con las transnacionales del aluminio GLENCORE US$ 32.000.000 y NOBLE US$ 58.000.000 de noviembre y diciembre del 2009, con venta de aluminio a futuro firmado por el ex presidente de ALCASA Cesar Aguilar y avalado por el  Rodolfo Sanz ex ministro del MIBAM, que ahora disfrutan de sus logros.

6. El anuncio del ministro Khan de subordinar las inversiones de las empresas básicas a “reingeniería” es un anuncio absurdo y fuera de lugar, porque desde que se comenzó conformarse el control obrero la “reingeniería” es un hecho debido a las propuesta y acción del cambio de la estructura de las normas y procedimientos; así como la absorción de los trabajadores de las contratas y cooperativas o los llamados tercerizado; que en el caso de ALCASA ya ingreso la mayoría. Esto evidencia que la burocracia de estado busca excusas para subsistir.

7. La iniciativa del trabajador presidente Elio Sayago de hacer una alianza con los clientes nacionales para el arranque de 120 celdas en 90 días para incrementar la producción de aluminio primario, provoco a los enemigos del control obrero a sabotear dos celdas que se encontraban en fase de arranque las celdas 4.015 y 3.030 en ambos casos fueron cortadas las mangueras de gas natural que sirven para su precalentamiento.

Es hora que los trabajadores defiendan sus puestos de trabajo y el derecho a perpetuar el modelo de control obrero. Esta batalla es decisiva y todos los revolucionarios verdaderos tienen que acompañar a los trabajadores a liberar a las empresas de Guyana de la burocracia de estado y las transnacionales.

*Trabajador de ALCASA
mfiguera77@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2918 veces.



Manuel Figuera*


Visite el perfil de Manuel Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno