ALCASA, epicentro del debate sobre Control Obrero

Los acontecimientos que ocurren en los portones de ALCASA, entorno a como se implementa el control obrero en esta factoría, ha generado un debate que confronta dos modelos de pensamientos, ideología y objetivos revolucionarios; necesario desde nuestro punto de vista para impulsar la transición definitiva y darle contenido a estas expresiones políticas; por un lado el movimiento 21 de la FBT que plantea la participación del sindicato como representante de los trabajadores en la toma de decisiones y por el otro; el trabajador presidente Elio Sayago y el colectivo control obrero quienes proponemos, la participación de todos los trabajadores en las mesas de trabajo y esto incluye; la participación del sindicato en todas estas instancias,  pero además la integración de los voceros de los consejos comunales y comunidades de manera de hacer efectiva la contraloría social de esta empresa.

Por supuesto que la contradicción va a ser producto del debate y el accionar político, como por ejemplo, que el movimiento 21, niegue la presencia de las comunidades en los portones de ALCASA acompañando a los trabajadores a derrotar la burocracia y conocer los procesos productivos; por el contrario, sean ellos convocantes de las comunidades y bases de PSUV para abrir los portones de otras empresas. Evidentemente estos camaradas se olvidan del pueblo a su conveniencia y en su atorada manera de hacer política desechan la participación protagónica del pueblo en episodios transcendentales para la revolución como el 13 de abril, el paro petrolero, la agresión imperialista y otros; donde nuestro pueblo empoderado ha sido catalizador en los cambios políticos para transcender al socialismo.

Ante esta disyuntiva es necesario que prevalezca el debate constructivo; es decir la diversas formas de cómo realizar las consultas con mesas de trabajo dentro y fuera de la empresa, divulgación por los medios de comunicación del debate, así como permitir que otros sectores den su opinión sobre las propuestas.

El deber del estado y todos los que participamos en este proceso debe ser el provocar estos espacios y repudiar que se quiera imponer a la fuerza con violencia y sin argumentos validos, el punto de vista reformista que propone el cambio para no cambiar nada. Bienvenidos a nuestros portones y nuestra empresa todos los venezolanos y venezolanas, para juntos construir las empresas del aluminio que transformen la realidad de nuestro pueblo.


mfiguera77@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2089 veces.



Manuel Figuera


Visite el perfil de Manuel Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno