¿Por qué nosotros somos tan diferentes de los políticos colombianos?

(ENSARTAOS.COM) Invito a todos los compatriotas a que descarguen en ENSARTAOS.COM las obras sobre Bolívar: “El Diario de Bucaramanga” y “Nos Duele Bolívar” (la obra que muestra las revelaciones más terribles y trágicas de nuestro grande héroe).

Fue Rufino Blanco Fombona uno de los hombres más espirituales de Venezuela y de los más olvidados. No consiguió hacer una gran novela pero sus ensayos son magistrales. Como poeta es desconocido en Venezuela aunque muchos de sus poemas fueron traducidos al francés, alemán, inglés y el ruso. Por envidia los intelectuales venezolanos gomecistas y algunos izquierdistas, a Rufino no se le dio el Premio Nobel de Literatura.

Pero Rufino, hay que decirlo, fue un pequeño burgués que pensaba en dejarles a sus hijos una herencia “decente”; le preocupaba la fama, y sin tener talento para ello, se dedicó a hacer obras de teatro porque en España algunos de sus amigos, con ellas, estaban adquiriendo mucha fama y harto dinero. Pero la gran obra de Rufino fue hacer conocer la grandeza de Bolívar en el mundo. Antes de Rufino, Bolívar era un total desconocido en la llamada civilización occidental. Aunque hay que decir que en esta manía Rufino cometió errores garrafales: tratar de hacer pasar a Bolívar por español, cuando Bolívar siempre despreció a “esa maldita raza” y su proyecto genial de hermandad de los pueblos hispanoamericanos implicaba para él cortar con todo lo que lo que fuese español, con todo lo que esa raza había traído a nuestras tierras; en eso se basa fundamentalmente el Decreto de Guerra a Muerte, además muy bien explicado por Indalecio Liévano Aguirre en su obra “Bolívar”.

Escribió Indalecio Liévano Aguirre: “El deseo de establecer una situación privilegiada para los americanos, aunque fueran enemigos, y una guerra sin cuartel contra los españoles, así fueran indiferentes, revela muy a las claras el propósito de Bolívar de crear una frontera definitiva entre España y América, de la cual se engendrara la conciencia americana frente a la Metrópoli. A la lucha de razas y de castas desatada por los caudillos españoles, que había hecho de la guerra de emancipación una guerra civil entre americanos, Bolívar contestaba con la guerra a muerte, destinada a transformar la lucha en una mortal contienda entre españoles y americanos, a unificar al Nuevo Mundo frente a la Metrópoli conquistadora.”

Que esta forma de guerra obedeció a la necesidad de establecer una tajante separación entre España y América, para poner término al engrosamiento progresivo de las tropas realistas con nativos del continente, y evitar el paso de desertores de las fuerzas republicanas a las del monarca hispánico...

Ahora, obsérvese, que esta guerra no se llevó a cabo en territorio granadino, consecuencia por la cual allí quedaron más o menos intactos los más perniciosos elementos del pasado, de la enferma y torpe España que vino a nosotros, fuertemente adherida a las costumbres del pueblo y en gran parte a la vieja estructura feudal y administrativa de sus gobiernos. Las primeras convulsiones que iban a chocar contra el sistema republicano se dieron en Pasto, la crema más retrógrada e infernal de lo que nos llegó de la península. Allí, encastrada la sangre belicosa del conquistador con bárbaros y antiguos caníbales, se produjo una explosiva raza que tendría en jaque a Bogotá por varias décadas. Nació de aquí el mito de la rebeldía granadina representada por indios, y a estos salvajes se les harían monumentos. Por allí mataron a Sucre, y en esa bestial zona se formaron con huestes de asesinos, los monstruos más abominables del continente como los generales José María Obando (tres veces presidente de la Nueva Granada) y José Hilario López (también presidente de la república), ambos autores intelectuales del Crimen de Berruecos.


jsantroz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2799 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a98689.htmlCd0NV CAC = Y co = US