Constituyente Petrolera I: ¿Por qué, cómo y cuándo se realizará?

Desde los lamentables acontecimientos del 2002 y 2003 se ha estado hablando de la necesidad de realizar una Constituyente Petrolera, de cara a la reorganización de la nueva PDVSA que nació recuperándose del más criminal paro y saboteo petrolero ocurrido en Venezuela en 100 años. ¿Por qué, cómo y cuándo se realizará? Veamos primero los antecedentes históricos a la situación actual de PDVSA.

La Ley de Hidrocarburos de 1943 ordenó por primera vez la repartición de la factura y de la renta petrolera. Esa Ley unificó el conjunto de concesiones existentes y concedió a las compañías 40 años adicionales de explotación. Simultáneamente la Ley del 1943 promovió la refinación en Venezuela. Así nació el CRP (Complejo Refinador de Paraguaná) con la construcción de las refinerías de Amuay y Cardón por la Creole Petroleum Corporation (Exxon) y la Shell respectivamente. En 1975 se nacionalizó la Industria Petrolera y se creó a PDVSA con la terminación de las concesiones petroleras, pagando a las operadoras (Creole, Shell, Mobil) los activos que transfirieron a PDVSA (Lagoven, Maraven, Corpoven). Es importante saber que esos activos iban a ser devueltos a Venezuela (sin pago alguno) 8 años después, o sea en 1983 cuando terminaban las concesiones prorrogadas en 1943.

En 1999 el Ejecutivo Nacional sancionó la Ley de Hidrocarburos Gaseosos, mediante la Ley Habilitante. En Noviembre de 2001 se aprueba la nueva Ley de Hidrocarburos. Los intereses corporativos de la vieja PDVSA estaban en contra de los intereses del Estado venezolano quién es el propietario de PDVSA. La dirigencia meritocrática de la vieja PDVSA conspiró y participó activamente en el golpe de Estado del 11 de Abril de 2002.

Para el 13 de Abril de 2002, ya estaba planteada la realización de una Constituyente Petrolera, cuando el pueblo y la Fuerza Armada Nacional restituyó el gobierno legítimo derrocado 47 horas antes. En efecto ese golpe de Estado fue esencialmente petrolero, donde la dirigencia meritocrática en perfecta sintonía con el gobierno de los EEUU a través de Luis Giusti, anterior presidente de PDVSA que renunció al llegar Chávez en 1999. Giusti fue designado por el gobierno de Bush para defender los intereses petroleros de esa nación en todo el hemisferio. La vieja PDVSA meritocrática conspiró y participó en el bloqueo marítimo conjuntamente con EEUU para paralizar la producción y derrocar al Presidente Chávez.

Posteriormente a la conclusión del criminal paro empresarial y petrolero de Dic02-Feb03 la Constituyente Petrolera se debió realizar. Pero no hubo tiempo para realizarla. La gran tarea era recuperar la producción y detener los saboteos ocasionados por los golpistas. Los daños ocasionados al país se estimaron en 20 millardos de dólares. Como consecuencia del paro cerraron buena parte de la pequeña y mediana empresa, ocasionando aumento del desempleo a niveles históricos del 20%. La desintegración de la vieja PDVSA ocurrió por la ausencia voluntaria de los 18,000 profesionales que fueron al paro y que mas tarde fueron desincorporados. Ese fue el nacimiento de la nueva PDVSA para lo cual la Constituyente Petrolera es necesaria.

¿Por qué hacer la Constituyente Petrolera ?

La adaptación de la nueva PDVSA a la Constitución de 1999 y las nuevas leyes de Hidrocarburos e Hidrocarburos Gaseosos requiere discusión de la implementación de esas leyes a través de los reglamentos correspondientes. Los nuevos retos hemisféricos y mundiales de PDVSA lo requieren. La racionalización de la industria a nivel nacional e internacional está en proceso. Para optimizar estos procesos internos de PDVSA y la atención directa a las mejoras sociales de los venezolanos implica la participación de todos los sectores a través de esa Constituyente Petrolera.

Para tener una idea de lo que se descubrió en la "caja negra" de la vieja PDVSA comentaremos algunas materias. En el rescate de la nueva PDVSA se descubrió que sus 189 empresas filiales internacionales, la mayoría de ellas acusaban pérdidas. Mientras en la PDVSA nacional, las regalías se distribuían a razón de 80:20 entre la Industria y el Estado venezolano. Todas las filiales grandes y pequeñas, acusaron severas pérdidas. CITGO, una de ellas, para que sus balances dieran en "negro", PDVSA subsidiaba 4 dólares por barril de petróleo que se refina en las 4 refinerías en EEUU que producen gasolina (y lubricantes) y distribuyen en las 14,000 estaciones de CITGO que tiene en los EEUU. Por ejemplo, para el año 2001 PDVSA tuvo ingresos totales de 54 millardos de dólares, de los cuales 12 millardos de dólares los entregó para la Ley de Presupuesto de 2001, destinó 8 millardos de dólares para el funcionamiento de PDVSA nacional e internacional, y los 34 millardos de dólares restantes nunca entraron a Venezuela y se destinaron a Bariven. Ese inmenso capital de 34 millardos de dólares se destinaba (BARIVEN, filial de PDVSA) para la adquisición de materiales, equipos y servicios para mantener todas las instalaciones de PDVSA en el mundo, entre las cuales están 21 refinerías de las cuales solo 3 están en Venezuela (CRP, El Palito y PLC).

La mayoría de estas compras las hacía BARIVEN en Houston (Texas), con empresas norteamericanas, donde jugosas comisiones por la intermediación de esos gerentes meritócratas operaban con muchas empresas y testaferros. La auditoría y "limpieza" de todas esas cuentas está en pleno proceso y tarde o temprano conoceremos con detalle esos "jugosos negocios" que se están desmontando. Mientras tanto PDVSA ahora cuenta con disponibilidades para la procura (endógena) con las ruedas de negocios aquí en el país. PDVSA también destina fondos para atender las misiones sociales Ribas, Sucre, Barrio Adentro, etc. Parte de los superavits debidos a los aumentos del precio del petróleo por encima de los 20 $/barril presupuestados para el 2004, se están destinando para atender la agricultura, la ganadería y obras de infraestructura (aprox. 2 millardos de dólares). De esta manera PDVSA ahora orienta sus utilidades y excedentes para el beneficio directo del pueblo venezolano, algo que antes no ocurría.

No obstante lo anterior se requiere ordenar la principal industria venezolana. Esta tarea no es fácil. ¿Cómo está operando la nueva PDVSA? ¿Cómo se puede ordenar los ingresos extraordinarios por aumentos inesperados en los precios de los crudos? La Constituyente Petrolera puede considerar todos estos escenarios y reglamentarlos. Las reservas para contingencias y el destino de ellas deberán coordinarse con otras instituciones del Estado venezolano a la luz de la Constitución y las leyes vigentes.

La nueva PDVSA está comenzando a sufragar esa vieja deuda social del Estado mediante las misiones e inversiones en infraestructura para suplementar lo que los deficitarios presupuestos anuales del gobierno no son capaces de enfrentar. Ahora bien, ¿Cómo evitar que la nefasta "gerencia por crisis" del Estado venezolano o de la Directiva de PDVSA perjudique seriamente los planes de expansión y regulación de esa industria? ¿Existen parámetros (no improvisados) para definir los aportes de PDVSA al Estado propietario? Esos parámetros deberán ser considerados en un esquema organizado de cara a la mejor rentabilidad y sin perjudicar la natural expansión de los negocios de PDVSA. ¿Por otro lado, cuál será el mejor criterio para escoger a los líderes que manejarán esas políticas?

¿Cómo realizar la Constituyente Petrolera?

Para ello proponemos que el Consejo de Estado previsto en los Artº 251 y 252 de la Constitución de 1999, puede convocar la realización de una Constituyente Petrolera. Las leyes y reglamentos producto de esa Constituyente Petrolera podrá ser sometida a aprobación por el pueblo mediante referendo. El Consejo de Estado es el órgano superior de consulta del Gobierno y la Administración Pública Nacional, el cual está integrado por el Vicepresidente Ejecutivo de la República, cinco personas designadas por el Presidente de la República, un representante de la Asamblea Nacional , un representante del Tribunal Supremo de Justicia y un Gobernador de Estado designado por el conjunto de mandatarios estadales. Este Consejo de Estado no se ha constituido y hace falta para ayudar a resolver los altos intereses de la república que el Gobierno le requiera o consulte.

Ese Consejo de Estado, puede elegir una Constituyente Petrolera y su producto (Ley Orgánica Marco Petrolera) puede ser sometido a aprobación del Soberano mediante un referendo. Los integrantes deberán representar a todos los sectores involucrados de cada Estado del territorio Nacional. Proponemos que cada Estado elija a tres constituyentes: uno que represente la acción social de PDVSA (misiones, viviendas, etc). Otro constituyente deberá representar los problemas ambientales ocasionados por PDVSA en ese Estado. Y el otro constituyente que representará el desarrollo de los programas internos de producción de PDVSA en esa dependencia federal.

Así la Constituyente Petrolera contará con 75 miembros. Entre ellos se elegirá un Presidente, un Vicepresidente y un Secretario. La Constituyente deberá generar un reglamente de funcionamiento y disponer de un plazo de seis (6) meses para deliberar sobre todos los tópicos referentes a la Ley Orgánica Marco Petrolera que regirá el funcionamiento de PDVSA nacional e internacional. Esta Ley Marco será sometida al Consejo de Estado para que autorice y convoque el referendo para la aprobación del Soberano. Las anteriores leyes de hidrocarburos, de hidrocarburos gaseosos y otras, deberán adecuarse a esa Ley Orgánica Marco Petrolera (LOMPE) una vez aprobada en referendo. Esta es solo una propuesta de la Constituyente Petrolera.

¿Cuándo se debe celebrar la Constituyente Petrolera ?

Simplemente después del próximo referendo del 15 de Agosto de 2004 donde damos por descontado el triunfo del Presidente Chávez. Esta es una de las vías de incorporación del poder participativo del pueblo como se propuso en la "Asamblea del Poder Popular y La Batalla de Santa Inés", que tuvo lugar el domingo 25 de Julio de 2004, en la Universidad Bolivariana de Venezuela, ubicada en Los Chaguaramos.

¡ Señores de PDVSA, tienen la palabra!.

* Jairo Larotta Sánchez - Ingeniero, M.Sc., CIV No. 8.511 - Email: jairolarottas@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13033 veces.



Jairo Larotta Sánchez*

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: