Certificado de nacimiento: esclavo, irresponsable, ilógico, bruto… ¡Macaco!

Así como el orientalismo fue una creación del imperio euro-americano, también lo es la idea cultural y la estructura político-democrática con que surge el Nuevo Mundo o Latinoamérica (panamericanismo-OEA). Hoy seguimos sin poder apartarnos de los moldes con los que fuimos definidos y creados.

Invito a emprender una gran tarea por hacer una obra crítica como la de Edward W. Said planteada en su libro “Orientalismo”, pero aplicada al caso de América Latina. Así como Oriente fue una invención europea, luego reforzada por los portaaviones norteamericano, la idea de “América Latina” (es decir, el panamericanismo), es una creación del Departamento de Estado.

Para nosotros el Panamericanismo ha constituido una gran tragedia: recordemos que fue en 1890, cuando se celebró en Washington, la primera reunión de países americanos con un propósito primordialmente comercial. El 14 de abril de ese año se firmó un acuerdo con este fin, y este día fue declarado Día del Panamericanismo. El plan inmediato del Departamento de Estado fue escribir música y letra de un himno, “Panamericanismo”, y obligarlo a cantar el en todas las escuelas de América Latina.

Un canto de amistad

de buena vecindad

unidos nos tendrán eternamente

por nuestra libertad

por nuestra lealtad

debemos de vivir gloriosamente

un símbolo de paz

que alumbrara el vivir

de todo el continente americano

fuerza de optimismo

fuerza de hermandad

sera este canto

de buena vecindad

argentina, Brasil y Bolivia

Colombia, chile y ecuador

Uruguay, Paraguay, Venezuela

Guatemala y el salvador

costa rica, Haití, Nicaragua

honduras y panamá

Norteamérica,
Méjico y Perú

cuba y Canadá

son hermanos soberanos de la libertad

son hermanos soberanos de la libertad

De este modo, en Washington se estableció una oficina comercial a la cual se le asignaron nuevas funciones y con los años fue aumentando su actividad.

La IX conferencia Interamericana se celebró en Bogotá, y las naciones del continente acordaron una carta constitutiva de la Organización de los Estado Americanos (OEA), donde se establecieron los principios que habían de regir las relaciones entre los países americanos. Se estableció además una Secretaria Permanente. La conferencia de los Presidentes de las Repúblicas americanas, celebrada en agosto de 1956 para conmemorar el 130° aniversario de la realización del Congreso de Panamá, dramatizada con la presencia del Presidente Eisenhower, sirvió para dar significación y nuevos relieves a la gestión diplomática e histórica que realiza el Panamericanismo. ¿Y cuál es esa política?: apoderarse de las tradiciones de los pueblos del Sur, valerse de las ideas de los patricios de la independencia sobre la unificación de los Estados hispanoamericanos, y ponerlas al servicio de la política imperialista de los Estados Unidos. Los Estados Unidos, ya convertidos en una gran potencia imperialista, surge un género de historiadores y políticos hemisféricos que se empeñan en poner a los héroes de la independencia y a las tradiciones nacionales de los pueblos latinoamericanos al servicio del expansionismo estadounidense. Sirvieron en esta detestable tarea José Gil Fortoul, José Manuel Siso Martínez, Guillermo Morón, entre otros. De cada conferencia quiso hacerse un símil y una continuación del Congreso de Panamá, celebrado en 1826, al cual dedicó Bolívar más de 15 años de denodados esfuerzos diplomáticos. Las actividades que se cumplieron en preparación de la X conferencia, celebrada en Caracas en marzo de 1954, fueron las más vastas y de mayor alarde en cuanto a investigaciones históricas panamericanistas. Sin duda que los esfuerzos de los rapaces intereses capitalistas de los Estados Unidos (con la ayuda de los reaccionarios de América Latina) fue para valerse del Panamericanismo como potente medio de dominio a través del Hemisferio Occidental. Bolívar, como sabemos, jamás pensó que los Estados Unidos pudieran formar en la “Unión Americana” porque conocían la posición colonialista de Jefferson, Monroe y Henry Clay y, sobre todo, porque sabía que las instrucciones de los delegados de Estados Unidos al Congreso de Panamá contenían directrices opuestas a los planes de libertad a Cuba. Lograda la independencia, se realiza el Congreso de Panamá, la finalidad es la concertación de planes entre los Estados bolivarianos, México y Guatemala, para luchar por la independencia de Cuba y Puerto Rico, todo lo cual se estrella contra las ambiciones colonialistas de los Estados Unidos.

Así como en definitiva los árabes fueron considerados por el imperio euro-americano como un elemento perturbador para la existencia de Israel y del Occidente mismo, hoy el ALBA, los pueblos bolivarianos comienzan a ser considerados como enemigos de la paz de Colombia: un obstáculo para la democracia, la libertad de expresión y el desarrollo económico. Y en la medida en que apelemos a la historia y se muestre quién era Santander, y qué hace todavía este personaje dirigiendo la política neogranadina, en esa misma proporción seguiremos siendo un formidable centro de desestabilización para la región. Hoy somos definidos por eso mismo, como un narco-Estado, amigo de terroristas, que seguimos los pasos de manera admirable de los talibanes, del gobierno de Sadam Hussein, del presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad.

Ya se nos coloca en el mismo objetivo de la guerra santa: somos tan antisemitas como los árabes, como los nazis. Sobre todo Venezuela por ser un abastecedor de petróleo que carece de los suficientes calificativos morales para poseer tal riqueza: somos totalmente irresponsables para manejarla, “regalarla”, como lo hacemos. Comienza a odiar a Bolívar tal cual como lo hacen con el islam. Por eso se publican estudios sobre el Libertador que lo representan como a un “déspota de corazón”. Las academias nuestras, reflejos de las órdenes que se imparten desde las universidades respetables de Occidente, procesan las vesanias, barbaridades, lascivias, intrigas, dones tiránicos y dictatoriales, riquezas infinitas del Hombre de las Dificultades. Los mayores arquitectos de esta felonía se encuentra en Colombia desde hace medio siglo la emprendió un agente encubierto de la CIA, ex presidente del “Congreso de la Cultura para la Libertad”, llamado Germán Arciniegas, inspirado en el español Salvador de Madariaga (también ex presidente del “Congreso de la Cultura para la Libertad”, tío del ex presidente de la OTAN, Javier Solana).


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4247 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a87955.htmlCd0NV CAC = Y co = US