Económicamente, ¿seguirá Venezuela siendo el patio trasero de Colombia?

Hasta ahora han sido puras mentiras de que Venezuela va a cortar esa avalancha de productos que nos llegan de Colombia. Los empresarios uribistas siguen felices mandándonos sus millones de pantaletas, sostenes, pantalones, cosméticos, carros, servilletas, carne, repuestos para vehículos y mil bagatelas más. Los ríos de gandolas siguen fluyendo, raudos, por el puente Simón Bolívar, mientras nos roban nuestra gasolina, se llevan el cemento, el hierro, el carbón y mucho material reciclable a precio de gallina con peste. En esos camiones vienen las ofensas, el control de lo nuestro, la droga y el veneno formidable del imperio norteamericano. Coño, para qué hablaremos tanto. En cambio el piojo blanco de Uribe (a través de Ecopetrol) sí se dejó de pendejadas y mandó a suspender el suministro de gas a Venezuela a través del gasoducto común que tenemos con ellos.

Bogotá dice que las ventas a Venezuela disminuyeron 28,8% en los primeros siete meses de 2009, frente a igual período de 2008, mientras el total de exportaciones colombianas registró una disminución de 19,6%, pero eso no es cierto. El reportaje hoy de El Nacional indica todo lo contrario, que entre enero y junio de 2009, el saldo de importaciones colombianas alcanzó 2,6 millardos de dólares, una caída de apenas 0,22% con respecto al mismo período de 2008. En números absolutos, ese porcentaje representa una disminución de sólo 6 millones de dólares. Incluso, el total de ventas que Colombia concretó en Venezuela en el primer semestre de este año se aproxima al de todo 2006. Señala el referido reporte que en el caso de los textiles hubo un aumento de 54,3%: varió de 186 millones a 287 millones de dólares (primer semestre 2008 contra el primero de 2009).

Piojo blanco anda buscando diversificar sus mercados hacia los países centroamericanos y de América del Sur. Mucho cuidado con esa tronera infernal que tenemos por Cúcuta con ese gobernador perro que se llama César Pérez Vivas. El gobierno de piojo blanco es nuestro mayor peligro, y representa todo el poder de la oposición que tenemos en el país. Denle un real parao a ese desangre de nuestra gasolina por la frontera, ¿no entiendo por qué no se cierra ese bestial grifo?, maldita sea.


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1750 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a86933.htmlCd0NV CAC = Y co = US