Blanco Muñoz que exclama…¡Viva Betancourt y CAP!, Y un Guillermo “Morrón”* cocinerito de la historia

Dos francotiradores contra Bolívar

UNO.- Una vez más se hace realidad el dicho “No ofende el que quiere, sino el que puede”. Si algo positivo ha tenido el proceso revolucionario venezolano es el de rescatar a Bolívar y bajarlo del pedestal de mármol, de la estatua fría del bronce, y de los actos pomposos e inútiles del pasado, para que ande entre nosotros. Hoy bolívar más que nunca se ha hecho más cotidiano, más humano. El historiador Agustín Blanco Muñoz habla de un Bolívar fracasado, cuando en realidad, quien lo dice es un fracaso como político e intelectual. Primero apoyo a Chávez y luego se sumo a la oposición contrarrevolucionaria y golpista. Da lástima y vergüenza ajena ver como un supuesto hombre culto, y profesor universitario asume hoy las posiciones más reaccionarias y fascistas para justificarse; al emitir en una entrevista calificativos denigrantes e improperios contra nuestro Libertador – el único héroe que ha visto crecer su fama y su gloria a través del tiempo.. No en balde su espada recorre Latinoamérica y sus ideas y propuestas impulsan los cambios en los pueblos y gobiernos revolucionarios. Nada ni nadie puede manchar su obra, su gloria y su pensamiento. Que los perros le ladren a las carretas. Bolívar vive.

DOS.- Enemigos tuvo el Libertador en vida, quienes lo condujeron hasta el sepulcro. Enemigos ha tenido desde su muerte hasta el día de hoy. Sobre todo de quienes muestran un anti bolivarianismo que colide con la más rancia oligarquía colombiana. Exactamente en las clases dominantes de Colombia anidan aún los viles sentimientos y acciones de quien fue tenido por un hombre envidioso, zalamero y traidor como lo fue “Casandra” (Francisco de Paula Santander)” quien se dedicó toda su vida a sembrar el odio entre los venezolanos y colombianos mostrándose siempre a pesar de su hipocresía como un hombre resentido celoso y envidioso del talento, la gloria, y los logros de nuestro libertador.. Santander fue un enemigo implacable de Bolívar. No agradeció jamás la generosidad de nuestro principal héroe patrio al perdonarle este la vida y permitirle el exilio, fatal error según algunos historiadores y políticos de la época. Que un individuo pequeño – en estatura intelectual-- pueda acusar a un coloso de fracasado dice mucho de los epítetos que lanza contra el libertador. El mediocre se defiende atacando con epítetos y descalificaciones para protegerse ocultar lo trivial y superficial de su talento y actuaciones. El fracasado lanzará toda su vida un dardo venenoso contra aquellos que envidia o critica. La mediocridad de Agustín Blanco Muñoz se manifiesta como historiador a negar los aportes del padre de nuestra nacionalidad. Nada raro tendría tan reaccionaria posición de quien escribe y exclama para justificarse. ¡Viva Betancourt y CAP!

TRES.- A Guillermo Morón lo conocí personalmente cuando andaba detrás de “gente de Izquierda“ a punto de llegar al poder en la gobernación de Lara. Me pareció un individuo oportunista y mendaz. Me tocó preguntarle sobre los sucesos en la UCV donde le quemaron un libro que denigraba de los indígenas en el cual abogaba porque estos desaparecieran como tales y terminaran de adaptarse a la “civilización” y se olvidaran de su cultura, costumbres y rituales. Su repuesta fue vaga y confusa, o mejor dicho se hizo el loco.

CUATRO.- Fracasado y frustrado como escritor de ficción (El gallo de las espuelas de oro), se ha mostrado como un historiador complaciente y racista. Un verdadero cocinerito de la historia. Posiblemente provenga de la escuela colombiana de escribir la historia anti bolivariana (Germán Arciniega). Extrañamente esta descalificación de Simón Bolívar en los momentos que las relaciones colombo venezolanas están en entredicho, lleve a estos dos personajes descritos en este artículo a celebrar la creación de 5 bases militares norteamericanas en territorio colombiano. Son lacayos y esa es la verdadera dimensión e intención de sus reaccionarias posiciones. Les gustaría aplaudir una guerra entre las dos naciones hermanas.

*Pimentón



Antojofel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1924 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a83516.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO