La ONU es una verguenza

Definitivamente lo que se está viviendo en este mundo es una vaina inconcebible. Resulta que los victimarios son las víctimas. Es muy válida la tesis de Galeano: "El mundo al revés". Ayer escuchábamos las posiciones de los diferentes representantes de los países integrantes del consejo de seguridad de las Naciones Unidas y ¿Cómo no sorprenderse de las cosas que allí se dijeron?, por ejemplo: el hombrecito representante del miserable gobierno de Costa Rica habló de "la zozobra que vive del pueblo israelí" o que " había que garantizar la seguridad de los israelíes", eso era lo que se escuchaba en esas vergonzantes participaciones y ¿Los palestinos qué?, ¡Que se pudran!. Por la misma honda andaban la canciller alemana Ángela Mercker o como se escriba o el payaso farandulero francés Nicolás Zarcosí o como se escriba. Pero la derecha es así en todas partes del mundo, es un poco como lo que sucede aquí en Venezuela, por supuesto guardando las proporciones, ellos son los violentos, los agresores, los criminales y los pendejos agredidos deben colocar la otra mejilla para que no se diga en el mundo que son violentos.

Los fascistas con el respaldo de sus corporaciones mediáticas mundiales y nacionales son convertidos en víctimas de la manera más cínica y deportiva. En los últimos cinco años por lo menos han muerto más de cinco mil palestinos mientras que solo catorce israelíes han sido víctimas fatales, por cierto, ocasionadas en gran parte por los mismos soldados israelíes. Resulta que estos carajos son las víctimas, mientras están exterminando al pueblo palestino que aparte de estar desarmados dependen de armas rústicas y prehistóricas para tratar de defenderse de uno de los ejercitos más poderosos del mundo que cuenta con la más avanzada tecnología militar jamás concebida. Por cierto, entre los tantos crímenes cometidos por esta gente hay que contar la crucifixión de Cristo y los asesinatos de tantos niños en tiempos de Heródes.

Por otro lado, el genocidio es tan evidente, que el propio Estados Unidos no se atrevió a utilizar su poder de veto en contra de la resolución de esa "vergüenza" conocida como "Consejo de Seguridad de la ONU" y solo se limitó a abstenerse en la votación. El crimen cometido por el gobierno israelí, no solo no tiene ningún tipo de justificación, sinó que desde todo puntode vista, es imperdonable y cualquier persona en el mundo, sobre todo el mundo cristiano debe condenar contundentemente tales hechos irracionales. Por mucho que ese gobierno sanguinario pretenda justificar lo que está haciendo, no existe ningún elemento mínimo para tal justificación. Es, por encima de cualquier consideración y sin ningún lugar a dudas un crimen de lesa humanidad.

Lo más indignante es la cobardía que reina en el mundo, donde solo los pueblos levantan su voz de protestas mientras los gobiernos miran hacia otro lado como si no fuera con ellos. Hoy podemos concluir que todos estos hechos sientan un gravísimo precedente porque estos imperialistas no necesitan ninguna excusa para atacar a cualquier pueblo del mundo que se les venga en ganas, así de sencillo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1751 veces.



Arno Rafael Martinez Ochoa


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: