Obama: ¿Eres un pobre negro o un negro henchido de espíritu?

Antes de empezar a desarrollar este artículo, debo sugerirle desde mi modesta posición revolucionaria, al Sr. Barack Obama, que comience su gestión de gobierno respetando el primer lugar a sus coterráneos y a sus instituciones; en segundo lugar que “respete” para que sea “respetado”, a todas y a cada una de las naciones que hacen vida social, pacífica y soberana en este planeta. ¡Basta de injerencias, intromisiones, provocaciones, falsos testimonios, desigualdades, etc.! ¡Basta de seguir abrogándose el falaz y megalómano papel de ductores del buen ejemplo ciudadano y del ejemplo a seguir como buen modelo democrático en el mundo!!

El recién electo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, el afroamericano Barack Obama, tiene ante sí el gran dilema de hacer honor al eslogan “CAMBIO”, que utilizó desde los inicios de la contienda de la campaña electoral estadounidense, o hacer lo contrario si es que sucumbe ante los designios y perversidades que se mueven desde las sombras del poder mundial de las mega corporaciones.

Es decir, si el recién electo presidente no oye los mandatos de su pueblo, y sigue por el contrario por el mismo sendero de la nefasta administración del señor Bush, creo que muy pronto, ese aletargado pueblo al que Michael Moore rotuló como “estúpidos hombre blancos” , tendrá que despertar por si mismo del letargo del miedo en que la metieron sus nigrománticos líderes.

El Sr. Obama debe, en primer término, resarcir mediante una macro cirugía financiera el descalabro económico que le ocasionó en su país, y por extensión al mundo entero, el drogo-etílico George Bush. Paralelamente, debe en lo interno hacer malabarismos morales y éticos para elevarle la moral y la autoestima a un pueblo que, por el derrotero que lo llevaba la actual administración republicana, ello, sin lugar a dudas, iba a acabar definitivamente con la poca moral que quedaba en esa gran nación…

Sr. Obama, el equivocado e irracional modelo capitalista que tomó mucha más fuerza en estas últimas 5 décadas, debe ser cambiado por un modelo más social, igualitario y participativo. Recuerde que estamos al final de una era en donde el poder del miedo y la subyugación, hicieron su nefasto aquelarre de exacerbado egoísmo y desenfrenada codicia. Todo el poder basado en el miedo y el sometimiento por la fuerza traerá su propia ruina…

Sr Obama, no hay que hacerse el olvidadizo y dejar pasar debajo de la mesa, lo que en el aquí y el ahora han hecho bajo el fenecido modelo de una falsa democracia, los seudolíderes de su nación. Y lo peor…, es que pretenden seguir haciéndolo sin escarmentar en el daño que se le ha hecho al mundo entero.

Sr. Obama, el amor de Dios es contrario a la especulación económica y al egoísmo… Pues se cimenta, por decir lo menos, en aquella afirmación de San Agustín: “la medida del amor es un amor sin medida…

Estamos en los albores de una nueva época (cambio de era), en donde las guerras, la codicia, la mentira, la subyugación y el sometimiento por la fuerza, dejarán de ser la panacea de un fracasado modelo imperial capitalista… De manera, que ahora bajo su gestión de gobierno exista respeto por la soberanía, por la igualdad y por una cooperación verdadera entre los pueblos.

La economía del hombre contemporáneo, desde el falso modelo capitalista que le inoculó, ha estdo orientada por principios de agresión y defensa, y eso es incompatible con un universo en armonía.

Sr. Obama, en estos últimos años desde nuestro modesto pedazo de tierra mestiza Sur Americana se ha estado gestando un cambio de época, que a la postre pareciera que está tocando los cimientos de esa gran nación… Bien, estaremos a la expectativa del “CAMBIO” que se le vendió a su pueblo y, por extensión al mundo… Y quedará pendiente, si usted pasa a la historia como un pobre negro o como un negro pletórico de espíritu (…)

joseagapo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



José Agapito Ramirez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: