Prestos en cualquier rincón de nuestra Patria Grande

Se avecinan momentos decisivos para la consecución de la Patria Grande. En este delicado contexto internacional, donde la guerra y la posterior invasión de Afganistán e Irak, los preparativos para la guerra con Irán y la más reciente guerra del Cáucaso que, lejos de contribuir con las necesidades de la concepción imperialista del Estado norteamericano; con su estatus de "economía estable y poderosa" y de hegemonía política mundial, por el contrario, han obtenido una serie de constantes derrotas (en todos los planos), sin precedentes en su corta historia, que lo han llevado a la quiebra y al aislamiento evidente.

La globalización y transnacionalización del Capital es el germen del sistema capitalista. Hoy en día, la mayoría de las industrias norteamericanas no producen en casa, sino en el Asia y en otros países en donde la mano de obra es barata y la plusvalía es mucho mayor. El déficit fiscal y comercial de los EE.UU. alcanza cifras astronómicas. Su deuda externa es superior a la suma de la deuda externa de muchos países desarrollados y subdesarrollados. Su PIB (Producto Interno Bruto, anual) no alcanza el 1%. La quiebra de la banca norteamericana, el creciente desempleo, la inflación y todos los males que azotan en la casa del imperio se han convertido en el más poderoso huracán que no consigue disminuir su intensidad. Pero también, esta situación nos responde la incógnita sobre ¿Cual es la naturaleza del imperio? "El cancerbero de las corporaciones transnacionales".

Las corporaciones transnacionales petroleras (Chevron, Exxon, BP, entre otras), las armamentísticas (El Complejo Industrial Militar CIM, norteamericano), de la reconstrucción (Halliburton) y mercenaria (Blackwater) han hecho incalculables sumas de dinero con la muerte y la destrucción de Irak. El control del mercado de la heroína afgana y de la cocaína colombiana por parte de esas mismas transnacionales y sus asociados, han sido también excelentes negocios. La descomposición y el descaro del imperio no tienen límites. Latinoamérica, por sus riquezas, no deja de ser un buen negocio para las transnacionales de la guerra y la muerte. Preparémonos para lo peor.

Se acerca el fin del mandato de un títere de las corporaciones capitalistas norteamericana. W. Bush tiene carta blanca para profundizar sus desastres que otros recogerán y estarán igualmente obligados a continuar. En Bolivia la muerte ronda por la Paz. En Venezuela se acaba de desmantelar un intento de magnicidio contra el Comandante Chávez. El peón imperial que ocupa la silla presidencial en Colombia se encuentra momentáneamente aguantado. El referéndum por la aprobación de la nueva constitución en Bolivia y las elecciones regionales en Venezuela son eventos decisivos para la consecución de la Patria Grande. El internacionalismo debe de estar presente en todos los revolucionarios, bolivarianos y humanistas. Estaremos en el lugar en donde nos necesite la revolución; en cualquier rincón de nuestra Patria Grande.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1844 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: