¿Las mujeres no saben gobernar?

Eduardo Duhalde político argentino "accedió a la presidencia en el caos subsiguiente a la renuncia de De la Rúa, provocada por la crisis económica, social y política que tuvo su clímax con la instauración del “corralito” de Domingo Cavallo".... Se encargó del gobierno 1999 - 2003, el mismo por el cual compitió como candidato peronista a la presidencia, pero perdió en las urnas contra el propio Fernando de la Rúa y su Alianza. No ganó las elecciones de octubre de 1.999 y no cumplió su palabra al perderlas; prometió retirarse de la política para volver "al bufete de abogados y a las clases en la universidad". Volvió a la política para ser electo senador en el 2.000 y ocupó la presidencia de Argentina hasta el 9 de Diciembre del 2003. Político con mucha suerte, ha aplicado varias veces la acefalía política, la cual consiste en ejercer un cargo para el que no ha sido electo. Cómplice y seguidor del corrupto ex presidente Carlos Menem, lo acompañó como candidato a vicepresidente.  Los medios derechistas han publicado en primera plana unas declaraciones suyas que lo muestran como un político reaccionario, machista y derechista. Ha afirmado que Néstor Kirchner ha cometido un error histórico al elegir a su esposa, Cristina Fernández como presidenta. En primer lugar no fue elegida por su marido.  Cristina sucedió a su esposo con más del 60% de los votos del pueblo argentino. Este politicastro oportunista y revanchista piensa y le niega a la mujer las condiciones para gobernar un país en tiempos de crisis, cuando precisamente ha sido la pareja Kirchner- Fernández quienes han sacado al país sureño de esa crisis, producida por el neo-liberalismo económico; favorecida por los radicales y el ala derecha del peronismo. Habla de la “inexperiencia” de Cristina, sugiriendo que las decisiones las toma su esposo, siendo totalmente dependiente de él. La opinión política argentina, periodistas y escritores contradicen estos señalamientos al confirmar la total independencia de esta dama presidenta en la acción política. Es más se dice que quien forjó la carrera política de su esposo fue ella en tiempos de ser ambos estudiantes. Duhalde muestra ignorancia y desinformación para señalar la falta de una política exterior coherente. La coloca como una presidenta muy “agresiva” en su política exterior, al igual que en la política interna. La acusa de incompetente y generaliza y acusa la actividad política de Argentina de ser de una mediocridad absoluta. Por supuesto excluyéndose de ella. 

Se muestra como un antiartgentno cuando resalta la política de Brasil: “Estamos lejos de Brasil, de Chile y de Uruguay”. Y menosprecia al Paraguay cuando señala que su país “está al nivel de Paraguay”. Ya sabemos entonces por donde vienen los tiros; nada más y nada menos contra el recién electo presidente Fernando Lugo. Duhalde se babosea alabando al Presidente de Brasil cuando lo cataloga como el mejor Presidente sudamericano –Lo mismo dijo de Chávez en su oportunidad – Destaca a Lula como el mejor Presidente sudamericano.... "Es un hombre de una clarísima inteligencia. Un hombre apegado absolutamente al funcionamiento del sistema democrático. Es el equilibrio de la región, que ni Chile ni Uruguay necesitan pero, nosotros sí”.

Este infortunado y anodino político se deja ver la intención cuando opina que el conflicto entre el gobierno y el campo no tiene ninguna explicación racional. “Evidentemente, el gobierno está en contra del campo, porque las razones que se explicitan son ridículas. Eso de hablar de la oligarquía y otras cosas pertenecen a un lenguaje de los cuarenta” Tomaremos su propia palabra (evidentemente) para confirmar de que lado está Duhalde. Está con la poderosa oligarquía rural, con los medios de comunicación los cuales han desatado una campaña feroz contra Cristina y por supuesto coincide con el departamento de estado norteamericano cuando éste ataca a Chávez y favorece a Lula. Separar para dividir la integración suramericana. De cualquier argucia se vale Bush para reclutar a estos agentes en contra de la soberanía política y económica de los pueblos de América Latina. Duhalde no es más que un truhan, un bribón burocrata pisa poquito, un lacayo del imperio. Este vagabundo que se hace pasar por peronista – del ala derecha debe ser- quien estuvo en Venezuela adulando a Chávez ha arremetido contra la presidenta de Argentina de una manera desleal y machista. El reconcomio y la envidia se le ven cuando ataca a una presidenta que intenta aplicar una política diferente a la implamentada por la derecha y la oligarquía Argentina en muchas décadas. Deja entendido su posición reaccionaria cuando en el fondo niega que una mujer pueda manejar los destinos de su país. Estamos con Cristina como mujer corajuda y progresista. Se reúnen los tres grandes de Suramérica. Algo bueno va a pasar. Chávez, Lula y Cristina. Juntos.

Antojofel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2110 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a61633.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO