¡Solo resta que nos invada!

La prepotencia imperial de la transnacional Exxon-Mobil

Un nuevo intento por destruir a la revolución y el país (al Estado nacional), se cierne desde la palestra internacional.

Fracasado sus intentos privatizadores de la industria petrolera en el pasado -la que adelantaban sus testaferros: la “meritocracia” dirigente de la empresa y los políticos “venezolanos” de la 4ta República- por la irrupción revolucionaria del 4 de Febrero de 1992 y el posterior triunfo electoral del Comandante Chávez (1998); fracasado el Golpe de Estado diseñado por los agentes del imperialismo el día 11 de Abril de 2002; fracasado el sabotaje terrorista petrolero perpetrado por sus agentes pro-imperialistas y con la colaboración de las transnacionales petroleras; el empeño del imperio norteamericano por derrotar a la revolución y recobrar la senda privatizadora del pasado, no ha cesado. Ahora, un intento de bloqueo disfrazado de una supuesta “legalidad” se levanta rápidamente contra el pueblo bolivariano. Nuevos frentes de batallas se suman al plan de guerra que nos ha deparado el imperialismo. Pareciera, este es el destino de todas las revoluciones cuando son verdaderas.

En una noticia manipulada que recorrió el Mundo, esta vez relacionada con una supuesta disputa "legal-económica" por una demanda introducida por la transnacional Exxon-Mobil contra la República Bolivariana de Venezuela, en tribunales internacionales, los corrompidos medios privados de la desinformación y la manipulación (nacionales e internacionales) reseñaron de manera malintencionada, lo siguiente: “Exxon-Mobil anunció este jueves que había congelado activos de PDVSA por 12 mil millones de dólares en Estados Unidos, el Reino Unido y Holanda (...)”. La empresa privada Reusters fue mucho mas lejos al afirmar que: “la cantidad congelada ascendía a los 36 mil millones de dólares”, desarrollando la noticia de esta manera: “Jueves, 7 de Febrero de 2008 / La compañía petrolera estadounidense Exxon-Mobil afirmó este jueves, según agencias internacionales, que obtuvo órdenes judiciales para congelar más de 36 mil millones de dólares en activos de la petrolera estatal venezolana PDVSA en todo el mundo”.

Antes de iniciar nuestro análisis sobre las verdaderas razones que se esconden tras esta arremetida, es preciso aclarar que esta acción no constituye, para nada, una medida de embargo contra la República -por lo menos, por ahora- sino, más bien, en la realidad representa una medida cautelar contra el Estado venezolano, y que no perjudica, en lo absoluto, las operaciones normales de la industria (…); que no existen propiedades de PDVSA, ni dinero, en los países mencionados”; esto lo señaló el Ministro de Energía y Petróleo y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, en sus varias alocuciones.

Además, es también importante reseñar que no fue sino hasta el 1 de enero del presente año (2008) cuando se hace efectiva la nacionalización y la migración de todos los Convenios Operativos y las Asociaciones Estratégicas en la Faja Petrolífera del Orinoco a Empresas Mixtas (lugar en donde la norteamericana Exxon-Mobil poseía groseros negocios suscritos bajo la penosa y lesiva Apertura Petrolera, iniciada en los años 90 por el gobierno de Caldera). Ha transcurrido un tiempo importante (más de 1 año), desde que se realizaron los respectivos llamados, a cada empresa, para iniciar las negociaciones correspondientes, y no fue, sino, hasta ahora cuando esta transnacional petrolera decide emprender esta desesperada e inoportuna acción.

Lo cierto es que, esta acción hábilmente presentada por los medios privados de la desinformación como un asunto de mero tecnicismo y como consecuencia de la supuesta “irresponsabilidad” e “ilegalidad” en la que incurrió el gobierno revolucionario y la actual diligencia petrolera por romper con estos lesivos contratos y por llamar a la migración (nacionalización), sin dunda, disfraza una intención mucho más perversa e intervencionista. Veamos.

Es obvio que el contexto político en el que se inscribe esta supuesta "disputa legal de negocios" no es de Paz y su estudio nos dice mucho.

Como es bien conocido por muchos, la Revolución Bolivariana se encuentra siendo objeto del peor de los bombardeos mediáticos orquestado por el enemigo del Norte. Desde varios flancos (nacionales, regionales e internacionales) la revolución es atacada con claro objetivo de doblegarla a los dictámenes del capital. Estos hechos los podemos enumerar a continuación:

1. Enfrentamos a los agentes del imperialismo en Venezuela -a esa mal llamada oposición- por su feroz arremetida, a través del desabastecimiento y la especulación, cuya verdadera intención es doblegar por hambre la conciencia del pueblo bolivariano; enfrentamos las amenazas de un posible ataque militar proveniente de sus agentes en Colombia;
2. La resiente visita de Condoleezza Rice a Colombia -valga decir, quien es accionista también de la Exxon-Mobil;
3. La carrera armamentística de Colombia por la compra de armas convencionales (armas de guerra para largo alcance) a Israel;
4. Los informes de inteligencia venezolanos, y las investigaciones de varios periodistas internacionales, que revelan la presencia de paramilitares colombianos en territorios venezolanos con claras misiones magnicidas y terroristas;
5. Los ataque mediáticos internacionales producidos a raíz del caso del maletín (Antonini Wilson) valga decir, quien es agente del imperio y pretende de ser “chivo expiatorio” para inculpar a Venezuela de estar financiando a la izquierda latinoamericana; y del infame informe del Departamento de Estado Norteamericano que pretende inculpar al gobierno bolivariano de financiar a los movimientos revolucionarios en el continente.
6. y los intentos del senado norteamericano por declarar a Venezuela como país terrorista.



Conociendo lo anterior, no es difícil demostrar que esta acción desesperada de la transnacional Exxon-Mobil responde a incrementar el cerco mediático contra la revolución bolivariana bajo un disfraz legal. Razón que Incluso, algunos analistas internacionales y consultores de algunas petroleras norteamericanas han señalado, con duras criticas esta acción que ellos consideran como: "una penosa actitud y falta de inteligencia en los negocios por incumbir la política en ellos".

El Diputado Bolivariano de la Asamblea Nacional, Mario Isea, en una reciente entrevista trasmitida por la televisora del Estado venezolano expreso algo muy parecido, y dejo entrever que la migración de las lesivas e ilegales Asociaciones Estratégicas y los Convenios Operativos a Empresas Mixta, también resultarían en un, no menos, lucrativo negocio para estas transnacionales. Precisando que de no haber sido así, el resto de las transnacionales como la Total, Shell, Texaco, Statoil, etc., hubiesen asumido la misma desesperada conducta.

Hoy suman muchos quienes piensan y aseguran que “No existen razones legales ni económicas que hayan justificado esta repentina posición de la Transnacional Exxon-Mobil”. Queda claramente develado que el objetivo es político; que esta acción representa un ataque del mismísimo imperialismo norteamericano. ¡Acaso, estas corporaciones –el verdadero poder político que maneja la política del imperio- dejarían solo en manos del torpe Bush y de los cuerpos de inteligencia del Estado imperial, todas las acciones de terrorismo y amenazas contra los Estados soberanos!

Si está en sus manos hacer algo, no desperdiciarían cualquier oportunidad. sea por la vía legal o ilegal (terrorismo y sabotaje).

Escudriñando un poco en la historia conseguimos muchos ejemplos que demuestran que estas mismas empresas transnacionales del imperialismo norteamericano han incurrido en actos de terrorismo e intervención en muchos países en el mundo, de forma directa, sin mediación de las fuerzas represivas del Estado imperial. Para muestra, solo nos bastaría con mencionar los siguientes datos:

1. La Guerra entre Paraguay y Bolivia, mas conocida como la guerra del Chaco: promovida y financiada por las mismas compañías petroleras transnacionales (norteamericanas) cuyo objetivo era debilitar y endeudar a esos Estados para obtener mayores beneficios y concesiones;
2. El financiamiento que han recibido las actuales guerrillas nigerianas por las petroleras estadounidense, para, en medio del desorden y el descontrol, poder obtener mayores concesiones y beneficios;
3. las empresas petroleras de los Estados Unidos -ávidas del petroleo que se aloja en Sudan en la región de Dafur- junto a su Estado imperial, actuando a través de aliados sustitutos en Chad y en Estados vecinos, ha entrenado y armado al Ejército de Liberación Popular de Sudán (SPLA), dirigido hasta su muerte en julio de 2005,... Al inundar de armas primero el sur de Sudán en su parte oriental y desde el descubrimiento de petróleo en Darfur, también en esa región, Washington avivó el conflicto que condujo a decenas de miles de muertos y a varios millones forzados a huir de sus hogares. Eritrea alberga y apoya al SPLA, al grupo NDA [sigla en inglés por Alianza Democrática Nacional] que aglutina a la oposición, y a los rebeldes del Frente Oriental y de Darfur. (fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=51343)
4. las denuncias hechas por algunos medios de comunicación colombianos (año 2004) que acusaban a la EXXON-MOVIL de financiar y ordenar a los paramilitares colombianos para desalojar a indígenas de las etnias Wayuu, de una región. O aquella otra, esta vez, de la bananera estadounidense llamada Chiquita Brand, hija de la Unite Fruit, quienes reconocieron, ante los tribunales de su país, haber financiado a paramilitares colombianos para amedrentar a los sindicatos descontentos; lo mismo que la Transnacional CocaCola, quienes ha sido acusados de pagar a paramilitares colombianos para amedrentar y desaparecer a sindicalistas y obreros descontentos en ese país; y pare de contar.



Fue John D. Rockefeller, padre y fundador de la Standard Oil (hoy Exxon-Mobil), el autor de la infame conseja que dice: “El primer mejor negocio del mundo es una compañía petrolera bien administrada, el segundo mejor negocio del mundo es un compañía petrolera mal administrada”.

Es en Irak, por la ocupación y el desastre acometido por el imperio al Estado iraquí, en donde se ha aplicado esta patraña.

El desastre de su industria petrolera producto de la ocupación; su corrupta administración en manos de los ocupantes, ha permitido el descarado saqueo, por parte de estas transnacionales, de los hidrocarburos. hoy nadie en Irak conoce cuanto es la cantidad exacta de crudo que se produce y exporta, o cual es la participacion de la transnaciopnales en estos negocios -o mejor dicho, robo-.

Pero paradogicamente, según información difundida por IRVING, Texas--(Business Wire)-- Comentarios del Presidente de Exxon-Mobil, Rex W. Tillerson, se supo que: "Los resultados del ejercicio 2006 excluidas las partidas extraordinarias han alcanzado la cifra record de $39.090 millones, impulsados por los sólidos resultados registrados en todos los segmentos de actividad (...) La empresa ha distribuido un total de $32.600 millones a los accionistas en 2006 a través de dividendos y adquisiciones de acciones para reducir las acciones en circulación, un aumento del 41% o $9.400 millones frente a 2005”. record historico en ganancias.

Es aquí en donde caberia preguntarse ¿Quienes han sido los mayores beneficiados de la guerra y de los altos precios del petrolero? La respuesta se sobrentiende. Estos números representan la más fiel demostración de las muchas acusaciones hechas por numerosos investigadores e intelectuales quienes han acusado a esta transnacional Exxon-Mobil de ser los primeros financistas y beneficiarios de la actual guerra en Irak, incluso, aun, a costa del bienestar y la seguridad del pueblo norteamericano -valga recordar también que fue la Exxon, antigua Standard Oil, quien también financió la aventura militar nazi con la esperanza de apoderarse de los recursos de la URSS-.

En una publicación hecha por el profesor Manuel Mariña, y distribuida en encarte por el Diario VEA, titulada: Imperialismo Petroleo y Profesia, recoge la siguiente información que ratifica lo que hemos señalado anteriormente:

“En contra de lo que pudieramos creer, a Estados Unidos le conviene el incremento de los precios del petroleo. Veamos por qué.

el precio del barril de petroleo ha crecido de US$30 dolares a más de 55 dolares -hoy supera los 80 US$-. Este incremento de más de 60% -hoy 70%- ha ocacuionado que la factuira petrolera del Mundo, por el consumo de 84 Millones de barriles diarios, a pasado de dos mil quinientos millones de dolares (US$ 2500.000.000) a cuatro mil docientos millones de dolares (US$ 4200.000.000) este incremento anualizado significa que la energia que mueve el planeta tiene ahora un costo de un billon quinientos mil millones de dolares (US$ 1.500.000.000.000)...

La diferencia entre antes y despues de la invación significa que el mundo, para seguir moviendose, tiene ahora que desembolsar seisciento mil millones de dolares adiocionales (US$ 600.000.000.000)...

Si la energia que mueve al mundo es trasada en dolares, y además, si casi en su totalidad, el negocio petrolero es operado por corporaciones petrolera estadounidenses... ¿Adonde entonces van a parar los seiscientos mil millones de dolares adiocionales (US$ 600.000.000.000) adicionales de la factura petrolera?

Sin duda, la estrategia de Estado Unidos de usar la factura petroleras de la región del golfo Persico para financiar su deficit fiscal es brillante (...)”

En conclusión, la acción emprendida por la transnacional Exxon-Mobil contra el Estado venezolano, no es una cuestión aislada de la realidad política y económica que atraviesa el imperio Norteamericano y de los países de la región, y particularmente Venezuela; que esta acción representa no solo un golpe mediático y una agresión política con claro interés de influir en las fuentes financieras internacionales y frenar, en lo posible, los avances y logros populares alcanzados por la revolución bolivariana, sino, también, el inicio de una operación interventora en mayor escala, bien sea utilizando mercenarios y paramilitares como primera fase de una posible invasión; esta acción profundiza el bloqueo norteamericano contra el pueblo.

Es también un intento desesperado por destruir ese “Mal Ejemplo” que representa la Revolución Bolivariana para los pueblos del mundo, en especial de los países productores de petróleo. Es también un iracundo intento por intentar frenar la integración regional que ha venido avanzando con mucha fuerza, ahora, por el nacimiento del Banco del Sur y la propuesta de la moneda del Sur que sustituya la hegemonía del dolar en la región.

En este sentido, el objetivo del imperio es claro, se inscribe en tratar de incidir en las fuentes financieras internacionales para evitar que Venezuela siga consiguiendo los financiamientos necesarios para los proyectos regionales energéticos (como construcción de refinerías, grandes gasoductos, PETROCARIBE, PETROAMERICA, PETROANDINA, Gran Nacionales Petroleras (ALBA), etc.)

Por otra parte, y para mayor dolor del Imperio y sus agentes en Venezuela, la nacionalización emprendida por el gobierno revolucionario ha dado frutos temprano. Según el Ministro Ramírez, “hasta el día de hoy el gobierno revolucionario ha recuperado mas de 40 MMM$ que antes iban a parar en las arcas de las transnacionales para desgracia de la República". Esto representa un motivo de alegría y dignidad para el pueblo de Venezuela y ejemplo para los pueblos del Mundo que el imperio nunca admitirá.

El imperialismo nunca perdonara las expresiones de dignidad y de soberanía que enarbolen los pueblos. Nunca permitirá que el país con las mayores reservas de petróleo del mundo (316 MMMBrls.) sea verdaderamente libre e independiente.

"Solo resta que nos invada el imperio", fueron palabras del Ministro Ramírez. Hoy están en construcción los falsos justificativos que necesita el imperio para poder invadirnos. No hay duda de que se avecinan momentos difíciles para la revolución y el país. Pero el imperio y sus testaferros venezolanos deberán saber que, de ocurrir esta locura invasora, aquí, como al igual que en Irak y en Palestina, les esperará un pueblo decidido a morir, si es preciso, por la patria y el socialismo. Es el precio que la dignidad pagaría.

basemtch@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4725 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo