De cómo la “civilización” Occidental devino en depositaria de la “conciencia moral” de la Humanidad…

Cada vez pareciera hacerse más patente que la República de los Estados Unidos ha sido reemplazada por un imperio cuya fortaleza descansa sólo en su poder para invadir y chantajear a otras naciones, gracias a una tecnología de destrucción que ha sido hábilmente utilizada para servir a los propósitos hegemónicos de ese mismo poder. Ya la religión del dólar luce resquebrajada: sólo la ideología como falsa conciencia y las armas lo sustentan. Al menos es la tesis del Dr. Richard Dolan y de Chalmers A. Johnson, quien afirma - éste último - en uno de sus trabajos más recientes, que “Los Estados Unidos permanecen, por el momento, como la nación más poderosa de la historia, aunque enfrentando una violenta contradicción entre su relativamente larga tradición republicana y sus más recientes ambiciones imperiales.

El destino de ciertos imperios democráticos previos, sugiere que tal conflicto es insostenible y se resolverá en una de dos maneras. Roma intentó mantenerse como imperio y perdió su democracia, mientras Inglaterra escogió permanecer como democracia, desvaneciéndose como imperio… intencionalmente o no, el pueblo de los Estados Unidos ya está en curso de consolidarse como un imperio no-democrático. Varios factores indican, sin embargo, que su curso será breve, pues se prevé su inminente colapso económico y político”.

Es claro que detrás de eso que ya se ha visualizado como un imperio en decadencia, lo cual no significa que su peligrosidad no deba ser tenida en cuenta, existen fuerzas que hasta un derechista como el ex candidato presidencial Lindon Larouche no vacila en calificar de “oligarquía angloparlante”, de una especie de eje poseedor de un aparato militar-industrial, cuya eficacia para mentir y destruir viene siendo demostrada desde Hiroshima y Nagasaky hasta Irak, pasando por Vietnam, Chile, Panamá, Serbia, etc., salvando las distancias, porque se trata de una maquinaria que sabe utilizar muy bien la ideología, como” necesidad compulsiva de lavarse las manos” (ver La Plusvalía Ideológica de Ludovico Silva) y los medios de manipulación masiva para justificar su voracidad y sus desmanes.

A continuación hemos traducido un trabajo escrito por Paul Craig Roberts (autor o coautor de ocho libros, incluyendo “The Supply-Side Revolution -Harvard University Press), quien amplía esta noción hasta preguntarse de qué manera eso que representa la llamada “civilización” Occidental se auto-otorgó, definitivamente, el monopolio de lo que queda de la conciencia moral de esta humanidad, SIN POSEER, DE NINGUNA MANERA, NADA QUE PUEDA DENOMINARSE CONCIENCIA MORAL… Este auto-otorgamiento le permite, de hecho, a eso que es el Imperio Estadounidense, o a la cabeza visible de ese Imperio anglófono – según Larouche, dictar, cuando se le viene en gana, la lista de qué o quiénes son terroristas, demócratas, drogadictos, o lo que sea, con el agravante de que son ellos mismos los mejores exponentes reales de los defectos que suelen endilgarle autoritariamente a los demás, apoyándose en todo un aparato mediático trasnacional…

Las comillas en torno a la palabra civilización fue idea nuestra, pero francamente nos parece que daría igual despojarla de ellas, pues desde su más remota antigüedad conocida, esta mal llamada civilización, con algunas excepciones en las cuales el espíritu humano ha sabido brillar con su propia luz, no ha hecho sino escenificar un conjunto de guerras fratricidas, con sus consecuentes saqueos, que nos recuerdan el pensamiento de Teilhard de Chardin, cuando refería todas las guerras de la historia como una sola gran guerra: la guerra de ese gran reino dividido contra sí mismo que es el reino humano, para no decir el reino del Ego humano.

¿DE QUÉ MANERA LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL OBTUVO EL MONOPOLIO DE LA `CONCIENCIA MORAL` SIN POSEER NINGUNA MORAL?

By Paul Craig Roberts (tomado de www.rense.com) ¹
25-01-08

“El uso ofensivo de las armas nucleares debe permanecer en el arsenal de la escalada como el instrumento último capaz de prevenir la utilización de las armas de destrucción masiva por parte de nuestros adversarios.”


Opinión conjunta de cinco líderes militares de Occidente

Leí esta declaración tres veces, tratando de imaginar su significado. Entonces me impactó la percepción de que Occidente está encarnando lo anunciado por Orwell, quien afirmó: ¡Occidente debe amenazar nuclearmente a los demás países, a fin de prevenir el uso de armas de destrucción masiva! Para la Cúpula del Poder Occidental, esta amenaza no es asociable al uso de dichas armas.

La notable declaración proviene de un discurso preparado para una cumbre de la OTAN, en abril pasado, por cinco dirigentes militares: un estadounidense, un alemán, un holandés, un francés y un británico.

Este discurso, preparado por hombres considerados dirigentes distinguidos, no como psicópatas escapados de ningún asilo para enfermos mentales, sostiene que “los valores occidentales y su forma de vida se encuentran amenazados, pero el Occidente se halla tratando de sumar voluntades para defenderlos”. Los líderes encuentran que las Naciones Unidas interfieren con la voluntad de Occidente, como es el caso de la Unión Europea, que obstruye las acciones de la OTAN, mientras “la credibilidad de la OTAN está en juego en Afganistán”.

Y todo esto es un asunto serio: si la OTAN pierde su credibilidad en Afganistán, la civilización Occidental colapsará, como colapsó la Unión Soviética. El Occidente no se da cuenta de su propia debilidad y para fortalecerse necesita dejar caer bombas cada vez más grandes.

El líder militar alemán culpa al gobierno de Merkel de contribuir a la inhabilidad occidental para defender sus valores, al impedir la reactivación del militarismo alemán. ¿De qué manera podría Alemania convertirse en un “socio confiable” de Estados Unidos, se pregunta, si el gobierno Alemán insiste en la necesidad de implantar “regulaciones especiales”, limitando así la utilización combativa de sus fuerzas en Afganistán?

Ron Asmus, Presidente de la Fundación Alemana Marshall y ex oficial del Departamento de Estado de los Estados Unidos, le dio la bienvenida a la declaración del militar alemán, viéndola como un “llamado de alerta” e interpretándola como una advertencia frente a las amenazas de ese otro mundo que ellos consideran “inhumano”, no frente a la locura de la dirigencia Occidental.

¿Quién o qué amenaza los valores Occidentales y su modo de vida? El fanatismo político, el fundamentalismo religioso y la inminente propagación del armamentismo nuclear, respondieron los cinco locos escapados de su asilo para enfermos mentales.

¿Por fanatismo político acaso significan ellos los neoconservadores que creen que el futuro de la humanidad depende de que el Imperio establezca su hegemonía sobre el resto del Planeta? ¿Por fundamentalismo religioso acaso significan ellos “raptos evangelizantes” agitándose ante la inminencia del Armagedón, o los sionistas cristianos e israelíes exigiendo un ataque nuclear contra Irán? ¿Por la propagación del armamentismo nuclear acaso significan ellos la posesión ilegal no declarada de varios cientos de armas nucleares por parte de Israel? ²

No, estos líderes militares paranoicos ven todo el fanatismo, religioso o lo que sea, y todas las amenazas a la humanidad, como si estuviesen centradas fuera de la civilización Occidental (Israel, claro, está adentro). El “creciente mundo inhumano”, acerca del cual advierten, “está allá”… sólo los musulmanes son fanáticos: todos nosotros, los tipos blancos, somos racionales y cuerdos.

No hay nada inhumano acerca del bombardeo conjunto EU/OTAN contra Serbia, Irak ni Afganistán, ni acerca del bombardeo contra el Líbano, ni acerca de la limpieza étnica Israelí de la Ribera Occidental, ni acerca del genocidio que Israel espera cometer contra del Pueblo Palestino en Gaza.

Por nada de esto, como el bombardeo estadounidense contra Somalia, ni por los calabozos donde ellos, los Estados Unidos, torturan, hay juicios ni “detenidos”… tampoco por el derrocamiento de gobiernos elegidos democráticamente, ni por la instalación de gobiernos-títere, pues todo ello representa la respuesta necesaria de Occidente para mantener a raya el actual “mundo inhumano” que enfrenta.

En el “mundo inhumano” ocurren cosas inhumanas y ello representa absolutamente la culpa de quienes habitan ese mundo… nada de esto pasaría si ellos, los habitantes del “mundo inhumano” hicieran lo que se les dice. ¿Cómo puede el mundo civilizado, con su monopolio de la moral, permitir que la gente del “mundo inhumano” se comporte de una manera independiente? Quiero decir realmente, ¡Dios no lo quiera!, que ellos podrían, de no impedírselo, atacar o destruir a cualquiera de los países inocentes pertenecientes al mundo civilizado.

El “mundo inhumano” está representado por todos esos fanáticos sin moral que objetan la marginalización que de ellos hace Occidente y que responden a los bombardeos masivos desde el aire y a la muerte y a la destrucción inflingida sobre ellos de mil maneras, destrozándose mediante una bomba suicida.

Incapaz de imponer su voluntad sobre aquellos países que ha invadido con armas convencionales, los dirigentes militares del Mundo Occidental se preparan, ahora, para forzarlos a la sumisión, utilizando su voluntad “moral” y la amenaza nuclear si se resisten. ¿Entienden? Puesto que el Occidente mantiene el monopolio de la moral, la verdad y la justicia, aquellos que habitan el mundo exterior obviamente representan el mal, la debilidad y la inhumanidad. Por lo tanto, como continuamente lo declara el presidente Bush, se trata de una simple selección entre el bien y el mal, y no hay mejor candidato que el mal para ser objeto de un ataque nuclear… entre más pronto nos deshagamos de ese mundo inhumano, más pronto podrá el resto disfrutar de la “libertad y la democracia”.

Mientras tanto los Estados Unidos, la gran luz moral del mundo, acaba de impedir que las Naciones Unidas censuren a Israel, la otra gran luz moral, por haberle cortado el suministro de alimentos, la ayuda médica y la energía eléctrica a Gaza… como pueden comprender, Gaza pertenece al “Mundo Exterior” y el lugar donde habitan los tipos malos. Más aún: los debilitados palestinos engañaron a los EU cuando estos les permitieron realizar unas elecciones libres, pues en lugar de elegir el candidato que representaba a los EU, los debilitados votantes eligieron un candidato que los representaba a ellos. Los EU e Israel le dieron la vuelta a la elección Palestina en la Ribera Occidental, pero los de Gaza reafirmaron el gobierno que habían elegido. Ahora tienen que sufrir y morir, hasta que elijan el gobierno deseado por los EU e Israel. Por eso me preguntaba ¿cuándo podemos esperar que la gente del mundo inhumano sepa qué es lo que le conviene?

El hecho de que las Naciones Unidas trataron de detener el justo castigo que Israel quería infringirles a los habitantes de Gaza, demuestra lo acertado que estaba el informe de los cinco dirigentes militares con respecto a que, de alguna manera, la Organización Internacional de las Naciones representa una amenaza para los valores occidentales y su modo de vida. Las Naciones Unidas están, realmente, contra nosotros. Esto coloca a las Naciones Unidas dentro del “mundo exterior” y las candidatiza para ser objeto de un ataque nuclear por representar a las organizaciones terroristas. Bien dijo nuestro presidente: “O estás con nosotros, o estás contra nosotros.”

Los EU e Israel necesitan de un gobierno títere en Palestina, de manera que el resto de esa población, reducida a la condición de cualquier gueto, pueda ser reducida a aceptar la “solución de los dos Estados”, que estarían representados por Israel, incorporando la tierra robada de la Ribera Occidental y un Gueto Palestino sin economía, agua ni fronteras colindantes, lo cual es indispensable para proteger a Israel del inhumano mundo exterior.

Los habitantes de dicho mundo se encuentran confusos acerca de la “auto-determinación” evocada por los dirigentes occidentales, lo cual no significa que quienes viven fuera de la Civilización Occidental e Israel deban decidir por sí mismos, pues “por sí mismos” significa la voluntad estadounidense. El término tan familiar para nosotros significa “la determinación estadounidense”, es decir, que los EU determinan y los demás obedecen.

Obviamente el mundo inhumano es el causante de todos los problemas, por el hecho de que no obedece.

Enero 24, 2008

1.- Si el lector desea ver el original en inglés puede entrar a www.rense.com y poner en el buscador local (arriba a la izquierda) el nombre del autor, Paul Craig Roberts, lo cual le permitirá abrirlo en su versión original.

2.- Aquí el autor, Paul Craig, se olvida de que la inmoralidad de Civilización Occidental, en cuanto a lo del “Armamentismo Nuclear”, no radica en su sesión “ilegal” de estas armas a Israel, sino en el hecho de que ellos, el autodenominado “Club Nuclear” no sólo reventaron al Planeta por dentro probando incontables veces sus armas atómicas bajo tierra, sino que poseen suficientes bombas “A”, “H” y de Neutrones (para no hablar de las Termobáricas, ni de las Climáticas, ni de las de Antimateria, etc) como para exterminar toda vida sobre el Planeta y ¿por qué no? hasta desbancar el mismo sistema Solar, amén de que ya fueron probadas en vivo, por lo menos en el caso de los EU, contra dos ciudades japonesas.

mpazb53@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2252 veces.



Miguel Paz Bonells


Visite el perfil de Miguel Paz Bonells para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Paz Bonells

Miguel Paz Bonells

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a50182.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO