¿Porque somos enemigos del imperio norteamericano los bolivarianos?

No se trata de asumir posturas emocionales y del "histerismo comunista" anti imperialista, se trata de que, ser bolivariano significa entre otras cosas combatir todo tipo de dominación que nación alguna pueda ejercer contra otra por la fuerza de las armas y el poder del estado, porque esta fue la lucha que durante toda la vida libró nuestro libertador y es la herencia histórica que el gran Simón dejo a sus compatriotas como deber ineludible.

En 1810, Bolívar se refiere a la neutralidad norteamericana con respecto a la lucha por la independencia en los términos siguientes: " Pretender que las leyes sean aplicables a nosotros y que pertenezcan a nuestros enemigos las practicas abusivas, no es ciertamente justo, ni es la pretensión de un verdadero neutral, es así, condenarnos a la mas destructivas de las ventajas. Bajo la mascara de la neutralidad, Estados Unidos vende armas a los españoles, en una practica comercial corsaria, comprobada por la captura de dos barcos norteamericanos por las fuerzas de Bolívar, en el momento de la entrega de armamento a los españoles, barcos que fueron reclamados por el gobierno de los Estados Unidos y a cuyo agente Bolívar contesta: . "Olvidando lo que se debe a la fraternidad y a los principios liberales, han intentado y ejecutado burlar el bloqueo para dar armas a unos verdugos y para alimentar unos tigres que por tres siglos han derramado la mayor parte de la sangre americana", podemos observar como Bolívar fue adquiriendo conciencia de la necesidades dejar fuera de cualquier proyecto de unidad a los Estados Unidos, a quienes va a considerar, por su deshonesta conducta, como el enemigo mas peligroso en el futuro de las nuevas naciones, no otra cosa refleja la comunicación que dirige al Secretario general José Tomas Revenga, con fecha 5 de Mayo de 1.810, en la que firma: "Jamás conducta ha sido mas infame que la de los norteamericanos, con nosotros, ya ven decidida la suerte de las cosas y con protestas y ofertas, quien sabe si falsas, nos quieren lisonjear para intimar a los españoles y hacerles entrar en sus intereses, y sigue, no nos dejemos alienar con apariencias vanas, sepamos bien lo que debemos hacer y lo que debemos parecer, ya que por su anti neutralidad la América del Norte nos ha vejado tanto, exijámosle servicios que nos compensen sus humillaciones y fratricidios. Pidamos mucho y mostrémonos circunspectos para velar más”.

La animosidad de Bolívar hacia los Estados Unidos irá creciendo en la medida en que Norteamérica torpedea entorpece y luego trata de sacar ventajas unilaterales de la lucha que la América Latina libra contra España.

Para 1.822, las tesis panamericanistas que habían circulado soterradamente entre muchos jefes de la revolución, acicateados por los norteamericanos, ya eran esgrimidas con insistencia como factor modificador del proyecto Bolivariano.


En este sentido giran obsecuentes argumentos panamericanistas, sostenidos por Santander, quien abogaba ante Bolívar, por la necesidad de considerar a los Estados Unidos aliados naturales de las naciones hispanas. En respuestas a una comunicación de Santander con ese objeto, Bolívar contesta en carta fechada el 23 12 1.822. "Cuando yo extiendo la vista sobre América, la encuentro rodeada de la fuerza marítima de Europa. Después hallo que esta en la cabeza del gran continente una poderosísima nación muy rica, muy belicosa y capaz de todo". Tres años más tarde la intervención de agentes norteamericanos, para entorpecer el proceso de unidad latinoamericana, es más descarada y efectiva, situación que señores produce la declaración del Libertador (28 de Junio de 1.825). En el que se lee: Los señores americanos (Subrayado de Bolívar), serán sus mejores opositores (al proyecto de unidad), a titulo de independencia y libertad, pero el verdadero titulo es por egoísmo"

Santander insiste ante el libertador, gestionando a favor de la inclusión norteamericana como país rector de las nuevas repúblicas y Bolívar responde con inusitada contundencia, desde el Potosí, el 21 de Octubre de 1.825, a Santander: "Nunca me he atrevido a decir a usted, lo que pensaba de sus mensajes, que yo conozco muy bien que son perfectos, pero no me gustan porque se parecen mucho a los del presidente de los regatones americanos. Aborrezco a esa canalla de tal modo que no quisiera que se dijera que un colombiano hacía nada como ellos."

Aun después de haber "reconocido" los Estados Unidos la victoria de las fuerzas revolucionarias en Latinoamérica, sus barcos seguían llevando armas de contrabando a las fuerzas Españolas, por lo que Bolívar advierte a Santander el 13 de Junio de 1.826; "yo recomiendo a usted que haga tener la mayor vigilancia sobre estos norteamericanos que frecuentan las costas, son capaces de vender a Colombia por un real..."


Si es en extremo significativa la postura de Bolívar como prueba de la canallesca intervención norteamericana en contra del proceso de liberación colonial latinoamericana, no menos "significativos" y "claros" son los documentos y los mensajes que los diplomáticos norteamericanos, acreditados en nuestros países, hacían llegar a su gobierno. De ellos conseguimos que John B. Prevost fue designado agente, para influir sobre los gobiernos de Perú, Chile y Buenos Aires, con objetivo de convencerles de lo inconveniente del proyecto de unidad latinoamericana, promulgada por Bolívar y de acelerar las tesis panamericanista de Monroe en un juego político, cuyo plan solo podía resultar en:


a) Lograr la inclusión de los Estados Unidos como ente rector en los proyectos Bolivarianos.
b) De no lograrse el objetivo, sabotear hasta su destrucción cualquiera posibilidad de acuerdo.

De allí que Prevost, en comunicación a su gobierno, afirma que: "ya en Chile, Perú y Buenos Aires, se tiene la intención de invitar a la representación norteamericana para que presida una reunión, que tratará de asimilar la política del Sur al Norte..."

En Colombia, el agente Richard C. Anderson, califica a Bolívar de: "...estadista teórico de propósitos flotantes e indigestos..." El 23 de Mayo de 1.827 el "superagente" William Toudor (hay pruebas de su activa participación en las revuelta e insubordinación del Perú, que contra Bolívar liderizaba La Mar) escribe a su gobierno a propósito de lo que el considera un triunfo de su labor contra el proyecto Bolivariano:.." la esperanza de que los proyectos de Bolívar están efectivamente destruidos, es una de las mas consoladoras ..." América del sur liberada de un despotismo militar y de proyectos de insaciable ambición… los Estados Unidos se ven aliviados de un enemigo peligroso… si hubiera triunfado habríamos sufrido su animosidad, su fe principal la tiene depositada en el odio a la esclavitud y el deseo de abolirla, leed su incendiaria diatriba… calculase el censo de nuestros esclavos… los limites del negro en libertad de los limites del negro sumido en la esclavitud… a cuantos días se hallan el uno del otro y que además que por diversos motivos, en Europa mirarían con regocijo que esta cuestión se pusiera a prueba en nuestro país y luego sin deducir motivos ulteriores, júzguese y dígase si "EL LOCO DE COLOMBIA" podría habernos molestado.."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3550 veces.



Rafaél Urdaneta


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: