Manifiesto del Centro Antiimperialista Simón Bolívar con ocasión del Segundo Encuentro Antiimperialista de Nuestra América

La lucha antiimperialista de los pueblos del mundo es la lucha por la paz y la felicidad de la humanidad. Toda persona honrada y conciente debe aportar su esfuerzo por detener y derrotar al imperialismo, aberración de la contemporaneidad que amenaza con destruir las condiciones de vida sobre la Tierra.
Convocamos a los movimientos sociales, organizaciones políticas, culturales, ambientalistas, pacifistas, a construir una poderosa red global de solidaridad entre los pueblos y de lucha contra el imperialismo. En ese sentido reconocemos y valoramos el enorme aporte que ha hecho la Revolución Cubana con Fidel y Raúl a la cabeza, así como la multiplicadora contribución que ofrece la Revolución Bolivariana desde Venezuela, con el comandante Hugo Chávez como vocero continental de la lucha antiimperialista.

Este Segundo Encuentro, rinde homenaje a los 40 años de inmortalidad de Ernesto Guevara, El Che, ejemplo de una nueva humanidad, y al comandante machetero Filiberto Ojeda Ríos, a quien juramos nuestro compromiso de solidaridad militante con la causa independentista de Puerto Rico, histórica deuda bolivariana que tenemos pendiente por saldar.

Denunciamos la hipocresía y el cinismo del gobierno estadounidense que vocifera una supuesta lucha contra el terrorismo, mientras impone el terror en el mundo, incluida su propia población que vive asediada por la violación permanente de sus derechos individuales, y mantiene entre rejas a verdaderos luchadores contra el terrorismo como los cinco héroes cubanos retenidos ilegítimamente. Para ellos exigimos inmediata liberación.

Protestamos el belicismo inhumano del imperialismo contra el pueblo árabe en Irak y Palestina, la inútil y prolongada ocupación de Afganistán, y la inaceptable amenaza de invasión que pende sobre la nación persa. Alertamos responsablemente al mundo sobre as gravísimas consecuencias que traería una incursión armada del imperialismo contra el hermano pueblo de Irán.

Exigimos el retiro de todas las bases miliares imperialistas de nuestros territorios y el cese de cualquier maniobra militar en nuestro Mar Caribe. Los pueblos del Caribe queremos nuestro mar libre de toda acción guerrerista, porque El Caribe es zona de paz y alegría que convida al mundo a compartir sueños de libertad.

Exigimos la descolonización definitiva de Las Antillas, independencia para Curazao y otras islas bajo una absurda dominación colonial holandesa y nos pronunciamos tajantemente por la independencia de la Patria Boricua, cuna de Betances, Albizu Campos y Filiberto, Puerto Rico; así como reclamamos la liberación de los presos políticos portorriqueños en manos del imperio.

Sumamos nuestra voz al llamado universal de que Estados Unidos ponga fin al bloqueo contra Cuba, indigna guerra económica que en nada ha logrado su grotesco objetivo de quebrar la Revolución, muy por el contrario, ha acrecentado la firme determinación del glorioso pueblo cubano de ser libre.
Desde esta mitad de la Gran Colombia expresamos nuestro apoyo incondicional a los revolucionaros bolivarianos colombianos que luchan contra la solapada intervención imperialista y contra el terrorismo de Estado impuesto por la oligarquía hace ya medio siglo y que se ha tornado en violación masiva y sistemática de los derechos humanos con la aplicación del Plan Colombia promovido por Washington.
Auguramos el mayor de los éxitos a las gestiones para un cambio humanitario que realizan la senadora Piedad Córdoba y el Presidente Hugo Chávez, aunque sabemos de la hipocresía de cierta clase política al servicio de la oligarquía que apuesta por el fracaso de este sincero esfuerzo de paz inspirado en los más puros ideales bolivarianos.

Le deseamos igualmente el mejor de los resultados al proceso de Reforma Constitucional que adelanta la República Bolivariana de Venezuela para profundizar los cambios históricos que adelanta el pueblo del Libertador Simón Bolívar.

Compartimos con el pueblo chileno el momento de reflexión que significa la conmemoración de los cien años de la masacre de Iquique contra la clase trabajadora, precedente de las brutales circunstancias que en 1973 acabaron con el gobierno popular de Salvador Allende y que hundió a ese querido país en el más depravado experimento neoliberal del continente. Animamos a los combatientes rodriguistas a continuar la lucha contra el flagelo neoliberal y por la reconquista del poder para el pueblo.

Hacemos votos por la consolidación de los procesos sociales y políticos que han despertado las esperanzas de nuestros pueblos hermanos en Bolivia, con Evo, en Ecuador con Correa, en Nicaragua con la vuelta triunfal del glorioso FSLN y Daniel, con Lula en Brasil, y la victoria popular peronista en Argentina.

Este Segundo Encuentro Antiimperialista de Nuestra América ha contado con la honrosa participación de patriotas y militantes antiimperialistas de Chile, Colombia, Cuba, Uruguay, Puerto Rico, como invitado especial, Curazao, y de toda Venezuela. Para todas y todos ha representado un orgullo, un gran compromiso y una alegría sin par, haber tenido entre nosotros al doctor Alberto Granado, revolucionario integral que nos animó con su palabra sabia y hermosa a cultivar en el huerto de la amistad los valores que aprendió con su entrañable amigo El Che Guevara.

Viva el Che Guevara
Viva Filiberto Ojeda
Viva Fidel
Viva Chávez
Viva la lucha antiimperialista
Patria, Socialismo o Muerte
VENCEREMOS


(*)Coordinador General

caciquenigale@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3258 veces.



Ildefonso Finol(*)

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: