¡Fusiles rusos “Dragunov” con mira telescópica, visor nocturno y alcance mortal a los 3.000 metros…!!!

¡Luces rojas en Washington! Chávez, submarinos y fusiles rusos de francotirador!

El reciente anuncio de Chávez sobre la compra a Rusia de 5.000 fusiles de francotirador "Dragunov" provistos, de mira telescópica y visor nocturno, es además una arma de intercepción que puede controlar un área relativamente mayor, capaz de disparar con balas perforantes incendiarias y balas convencionales con núcleo de acero 7,62 X 54. Son considerados estos ultramodernos fusiles, a decir de los especialistas por su avanzada tecnología y alta precisión, los "mejores del mundo" (fusiles con un alcance eficaz de 1.500m y un alcance mortal superior a los 3.000m.). Su mero anuncio o presunta adquisición, horroriza tanto al gobierno de Washington como al mega poderío del sionismo financiero internacional. Cuando Chávez habla de armas y de resistencia popular, une cual protozoarios de un mismo pozo, a Washington y al sionismo financiero de Wall Street en una sola trinchera.

No hay nada que ponga más nerviosos a Washington y a sus socios neoliberales europeos, que Chávez hable de comprarle a Rusia fusiles, tanques, submarinos y sofisticados aviones Sukoi-30, para resistir con una "guerra asimétrica" un posible ataque militar de EEUU contra Venezuela. Y más aún, la preocupación se vuelve "paranoia" cada vez que Chávez se reúne con Ahmadineyad para hablar de alianzas estratégicas con las armas y el petróleo, y con Putin de Rusia como la tercera pieza esencial del tablero.

¡Estos gringos, a decir verdad, y a pesar de su gigantesca panoplia militar, cuando Chávez les habla fuerte y golpeado se le disparan los tapones psicopatológicos! Cada vez que Chávez habla de armas y llama a los venezolanos a combatir al Imperio en una "guerra asimétrica", en Washington y en Wall Street suenan alarmas y titilan luces rojas. Por que una cosa es Chávez haciendo la guerra mediática por TV, y otra es Chávez incitando y dándole armas a su pueblo y militantes, para combatir al Imperio.

Cuando Chávez se pone el uniforme militar de campaña y anuncia con su potente voz (vozarrón) que Venezuela para defenderse de sus enemigos, valga decir del gobierno imperial de Bush y sus adláteres, necesita renovar y fortalecer su poderío militar…, las usinas mediáticas sionistas USA-Europeas-Israelies como el resto del poder capitalista mundial, se horrorizan y tiemblan de pavor de pensar que Chávez-Venezuela en alianza con Rusia-Irán-China vienen a ser el nuevo eje del poder emergente –o a decir de las locuras de Washington— el emerger de un poderosísimo eje del mal internacional. En este escenario, cuando Chávez (recio político elegido y reelegido en las urnas), se pone la boina y el uniforme militar y con su voz de trueno habla en tono decidido de "armas" y de "resistencia popular", traza un poderoso icono que rompe el esquema pacifista del dominio tercerizado… Óigase bien, cuando Chávez habla de adquisiciones militares, a los yanquis y al sionismo capitalista que roban impunemente PIB y mano de obra con el "mercado", el dólar y la especulación financiera, se les pone la piel de gallina y se les aparecen los mil demonios y peores fantasmas de la Cuba revolucionaria y de los movimientos armados de la década del setenta.

Pero hay algo más, que preocupa a Washington y a sus socios europeos cada vez que Chávez habla de armas. La Rusia de Vladimir Putin (quien compite por áreas de influencia con el llamado "Imperio unipolar") ya se posicionó en el mercado de la "carrera armamentista" convirtiéndose en principal proveedor de armamento y tecnología de guerra a los países situados en el "eje del mal", principalmente a Venezuela, Irán y Siria (que supuestamente las "triangulan" a todo el Medio Oriente).

Hay tanta disociación psicótica y tanto pavor en los funcionarios gusanos (de vieja extracción "anticomunista") del Departamento de Estado, que esos fantasmas del pasado son atizados y sirven de contrapelo –a grados extremos— para tratar de convencer a banqueros y empresarios sionistas de Wall Street, so pretexto que Chávez se está poniendo cada vez "más peligroso" y traspone los límites, cuando agita a la militancia bolivariana con la "guerra asimétrica". Pero el verdadero terror de esos anodinos imperialistas, es que de pensar que dentro de los próximos 15 o 20 años no tendrán petróleo, éso ante la insaciable voracidad de un pueblo que sin control ni freno se acostumbró a derrochar y a consumir, es lo que los hace peligroso y sentirse acorralados ante la impotencia de no poder tener lo que en abundancia otros tienen; valga decir, lo que Venezuela en abundancia tiene (…) ¡Qué envidia, egoísmo y desbocada impotencia, lo de estos gringos del mismísimo demonio…!

joseagapo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4719 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: