La Guayana Esequiba, la ExxonMobil y el embajador

La reciente visita del Subsecretario  de Defensa de EEUU a Guyana Daniel Erikson, no fue nada fortuita, donde se reunió  con el presidente guyanes  Irfaan Ali y con autoridades militares. Forma parte de la escalada ofensiva;  tanto el imperio británico que envió un buque de guerra con no tan santas intenciones guerreristas y estacionaron, como el que no quieren la cosa  frente al Esequibo en aguas no delimitadas, fue obligado a salir por el gobierno venezolano. Ahora viene Daniel Arikson  con una retahíla de coartadas,  tapar a lo que realmente fueron; prestar todo su apoyo militar y estratégico a su mentor Irfaan Ali. No creo que el gobierno se chupe el dedo y se ponga a creer en las lucientes acciones de “buena voluntad” que pretende llevar a cabo este gendarme de la guerra. Un personaje con un largo historial y peregrinaje en diferentes países; como Cuba que mantiene una posición reñida con los EEUU. Es  un individuo que se mueve con mucha destreza en el mundo del espionaje; tanto con empresas creadas para tal fin, como con países que se congracian con sus políticas intervencionistas; donde la OTAN. La Organización Internacional del Trabajo (OIT)   y el Grupo del Banco Mundial han jugado un papel importante. No creo que el gobierno nacional se está percatando  de lo que se esconde detrás de esta “visita”, que es a lo sumo más importante; sino de mayor impacto y cuidado que la del buque de guerra británico.

Hay que resaltar que el Esequibo está sobre una alfombra de dólares y esta la ExxonMobil que se maneja en esos espacios a su antojo, capaz de embaucar hasta al mismo diablo. No considero que la ExxonMobil las tenga todas consigo y todas las de ganar; pero tiene el billuyo. La Comisión de Bolsa y Valores esta alertando la consumación de un fraude, a los inversionistas tutelados por esta, al decir que no existe transparencia por parte de esta Corporación petrolera y tienen sobradas y potenciales razones; donde plantean la utilización del mas de 100 mil millones de dólares, que es de la Bolsa en un territorio  que es propiedad del Estado venezolano. La Comisión de Bolsa y Valores teme que el capital invertido podría quedar sin garantía de recuperación, lo que conllevará a un fraude en detrimento de sus accionistas. También alertan que la ExxonMobil  ha puesto de rodillas al presidente de Guyana, que actúa mas como su capataz, que como su presidente.

El día 11 de enero vimos en Guyana a este otro personajillo de la guerra Mike Pompeo en una abierta y nada discreta reunión con el capataz, perdón presidente de Guyana en una gráfica que se hace tomar con la mano puesta sobre la zona en reclamación y quien paga todos sus gastos es la omnipotente empresa ExxonMobil. Conque se come eso…

En todo esto de tira y encoje, de agresiones soterradas el capataz de Guyana, nombra embajador en nuestro país y presentara sus credenciales el día 15 de este mes, siguiendo la conseja de Pompeo, ese mismo señor de “afiladas garras” como lo señalaron por ahí.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1444 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema El Esequibo es nuestro

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El Esequibo es nuestro