¡Fatal estrategia! Venezuela, en 1887, apeló a la Doctrina Monroe para intentar recuperar el Esequibo

  1. Nosotros en 1877, éramos un país muy débil, plagado de caudillos alzados en armas, un verdadero caos generalizado, con una población altamente analfabeta. No teníamos un líder de las dimensiones de Bolívar, sino ladrones por doquier. En eso estalla la reclamación del Esequibo y en tal estado para que tengan efecto nuestras demandas no lo hacemos directamente, sino que le solicitamos ayuda a Estados Unidos como gran potencia que ya lo era. Casi le imploramos a gritos que en nombre de la Doctrina Monroe le exigiera al Reino Unido nos entregase lo que era nuestro.

  2. Es una historia muy deprimente esta, que trataremos de simplificar en pocas líneas, y que viene muy bien explicada en documentos publicados por William Eleroy Curtis, escritor norteamericano. William Eleroy Curtis (1850-1911), fue un periodista estadounidense, jefe del departamento latinoamericano del Chicago Record. Escribió un libro, "Venezuela, país del eterno verano" que recomiendo ampliamente. De 1890 a 1893, Curtis ejerció de Director de la Oficina de las Repúblicas Americanas (más tarde conocido como la Unión Panamericana).

  3. Cada año, llegaban a la Casa Blanca las sucesivas e implorantes solicitudes desde Venezuela, pidiendo por favor, que en nombre de la Doctrina Monroe, Estados Unidos se hiciera cargo de la reclamación nuestra del Esequibo a Inglaterra. Éramos muy ingenuos, todavía creíamos en los gringos a pesar de las grandes traiciones que nos hicieron a través de aquel agente Irvine, cuando se pusieron del lado de los españoles en contra de Bolívar, en la época más terrible y trágica, cuando aquí luchábamos por nuestra independencia. Pero para entonces nos gobernaba un petulante, muy acomplejado Antonio Guzmán Blanco, quien se creía altamente civilizado, con exquisito pedigrí francés y quería imitar en todo a las potencias europeas.

  4. El mismo Antonio Guzmán Blanco viajó a Washington para pedir que se le aplicara a su Majestad Británica la consabida Doctrina de Tío Sam.

  5. Es importante resaltar las razones por las cuales míster James Monroe concibió su famosa Doctrina. Y es algo clave para nosotros analizar esta concepción doctrinaria, en función de los hechos geopolíticos, que en el siglo XX comenzaron a conmover y a sacudir el mundo. No dejemos de lado que en la Crisis de los Misiles de la década de los sesenta estuvo muy presente la Doctrina Monroe.

  6. El presidente James Monroe estaba viviendo un cuadro de grandes amenazas desde Europa para su país. Observaba con cuidado los movimientos de la Santa Alianza, las determinaciones que se decidían en los Congresos de Leybach y de Verona, la invasión de Francia a España para obligar al pueblo español a seguir una política a favor de los intereses galos. James Monroe pensó cuidarse en salud considerando, que si se descuidaba, de un momento a otro los imperios europeos podían meterse en su casa como de hecho lo trataron de hacer en 1812.

  7. Fue entonces cuando James Monroe pensó en un sistema que tratase de impedir que otra potencia que por el solo hecho de tener grandes aprestos militares, por esa vía intentase socavar la soberanía de otras naciones. Según su posición, no podía permitirse que naciones poderosas, por fuertes presiones de tipo económico o militar cambiarán el rumbo independiente de las naciones, sobre todo las que habían surgido del colonialismo europeo. En particular, muchas naciones Sudamericanas no habían sido reconocidas por potencias europeas, por lo que entonces viene Monroe y plantea que así como el espíritu que movía a Francia para apoderarse de España, podía inspirar a otras potencias europeas para imponer por la fuerza y a su conveniencia formas de gobiernos títeres (EXACTAMENTE LO QUE VIENE HACIENDO DESDE HACE UN SIGLO EE UU EN AMÉRICA LATINA). Fue esta la razón que llevó a míster James Monroe a concebir su Doctrina, que en definitiva acabó para someter a toda América Latina a sus dicterios, a la vez que aliarse con los súper poderes tales como los que hoy se congregan alrededor de una banda matones como lo es la OTAN.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 954 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: