Crítica ácida

El bla bla virus destruye partidocracias presumidas

Cada Miércoles en "El Mazo Dando" es expuesto inteligentemente lo aburrido y gris de opositores cerrados y disociados dentro y fuera del país, el programa inserta extraordinarias intervenciones grabadas al Comandante Chávez, el dirigente político más notable en nuestra historia después de Simón Bolívar, el gran venezolano universal de todos los tiempos. Observando tantas irregularidades, inmoralidades y torpezas de pseudo dirigentes opositores que causan hastío, supongo que a los adversarios al socialismo debe acompañarlos una peligrosa postración en medio de la pandemia que arropa la humanidad.

En Venezuela se da un paralelo histórico con dos siglos de diferencia, nos aplican medidas coercitivas infames en confesión de la perfidia del modelo político representativo salvaje. Lo padecemos porque la arrogante democracia estadounidense, europea o de cualquier lugar servil al salvajismo capitalista, ha engañado al mundo usando y abusando influencia pertinaz contra los menos afortunados de la sociedad, con ayuda en los medios de comunicación que aplauden la fórmula de 2 partidos alternándose en el poder, "democracia perfecta" si imita a EEUU, aunque la masa laboral exista estancada en su progreso y lejos de ser feliz.

Con humildad Venezuela pasó de simple Capitanía en tiempos de La Colonia, a ser el dolor de cabeza del imperio español que no doblegó la valentía de nuestros aborigenes, y tampoco venció muchos hijos del cruce de razas, rebelión que dio al traste a partir de 1810 con la dominación desde la conquista, fuimos primera nación en esta parte de los pueblos dizque "descubiertos" que botó a la monarquía infamante.

Fuimos capaces de acabar con la voracidad de castas apegadas a los conquistadores colonialistas cuya existencia era por el afán del oro, imponiendo su poder mediante la cruz y la espada, inquisición que legalizó asesinatos de opositores indígenas, criollos, mantuanos y nobles, invocando a Dios y al Rey o la Reina. Todo quedó barrido en Venezuela con ideas de igualdad gracias a preclaras figuras independentistas

De la pequeña Capitanía emergieron hombres y mujeres que viajaron al sur del continente a liberar, venezolanos llamados patriotas al mando de Simón Bolívar y su sueño de unión de provincias, que integrarían la Nueva Granada, traicionados por otros venezolanos y nacidos en provincias continentales pendientes de riquezas, no de la independencia auténtica. El Imperio europeo debió traer tropas élite y generales famosos en las guerras eropeas, a quienes terminamos expulsando.

Dos siglos más tarde el bla bla virus destruye a quienes emulan los que dividieron la unión inspirada por Bolívar, gobernantes minúsculos vendidos a Washington, ayer y hoy arrodillados bajo las reglas del imperio capitalista bestial. 192 países integran la ONU este 2020, apenas 50 le temen al neo colonizador y dan apoyo al maléfico sobredimensionado a través de la prensa, a pesar de que esos 50 gobiernos mantienen representantes diplomáticos y comerciales con la administración legítima que preside y presidirá Nicolás Maduro Moros hasta el 2025.

Por obedecer al "boss" personeros arribistas se pliegan al destartalado plan ideado en la pantomima de un desbaratado autojuramentado, con huestes que disfrutan dinero, oro y propiedades robados a las y los venezolanos. La reunión de la ONU en Ginebra, Suiza el 20 de Mayo 2020, permitió al ámbito internacional ver en vivo y directo las maniobras de representantes por países complacientes a sus amos capitalistas, en descripción de falsedades desmontadas por el venezolano Embajador Samuel Moncada, que les explicó la violación a la ley internacional al perjudicarnos, y tratar de apoderarse de los riquisimos recursos naturales venezolanos, como sucedió hasta 1999.

Nuestra verdad revolucionaria antimperialista bolivariana volvió a vencer con la moral en alto y la defensa a nuestra auténtica soberanía patria. Recuento histórico en que sale a la luiz la ineficacia de las democracias representativas presumidas, siempre genuflexas al poder amenazante del imperio norteño que no da más en su cinismo bipartidista arrastrado por la maldad y castigado por la sociedad pensante.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 507 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: