Por Bin Laden ofrecieron $27.000.000…, plata, plata, para asesinar…

Saben cómo se cobra una recompensa en EEUU por asesinar a alguien

  1. Los gringos no tienen otra cosa que ofrecer a la humanidad que plata, montañas de dólares para que la gente asesine; son los más grandes vendedores de armas en el mundo, de minas personales, de venenos bacteriológicos y de plagas de todo tipo cuando quieren destruir a us enemigos. Tienen la mayor central de agencias que contratan mercenarios en el mundo para asesinar, para invadir pueblos, para mandar a matar a los que no aceptan sus negocios.

  2. Cuba ofrece salvar a la humanidad mandando a sus médicos a hacer frente a la pandemia y en este mismo momento los malditos gringos están ofreciendo 5 millones de dólares para matar al Presidente Nicolás Maduro, y a otros altos funcionarios de la revolución bolivariana.

  3. No olvidemos, que los gringos metieron en su lista de los 10 terroristas más peligrosos del mundo a Nelson Mandela. Así lo calificó el degenerado Departamento de Justicia de EEUU por más de 30 años e incluso su cabeza tuvo un altísimo precio antes de que el gobierno de Sudáfrica lo apresara...

  4. Los gringos también pidieron la cabeza de Bolívar, de Sandino, de Medina Angarita y el propio Rómulo Gallegos, de Jacobo Arbenz, de Juan Bosh, de Fidel Castro y Allende… Mataron a Chávez y ahora pretenden también asesinar al presidente Nicolás Maduro.

  5. Quieren asesinar al presidente Maduro a través de una tercera persona, y así lavarse las manos. Una técnica por demás muy vieja y usada por la CIA en más ciento veinte países.

  6. Me imagino que miles de asesinos con ansias de tener mucha plata, como Simonovis, por ejemplo (objetivo capitalista que es a fin de cuentas lo que se le inoculan en el imperio a los gringos y similares), paramilitares colombianos o cubanos agusanados estarán locos por llevarse ese trofeo y prestarse para esta monstruosa y vil acción.

  7. Bajo un programa especial, iniciado por el Congreso en 1984, el gobierno de los Estados Unidos ha pagado más de 100 millones dólares a docenas de personas que han ayudado a llevar a los "terroristas internacionales ante la justicia". La ley que inició el programa, la Ley de 1984 para combatir el terrorismo internacional, establece que "ninguna recompensa ... puede exceder los $ 25,000,000, excepto según lo autorice personalmente el Secretario de Estado".

  8. En 2010 se ofreció una recompensa para capturar y asesinar "el terrorista más famoso de todos", Osama bin Laden, que luego nunca se pagó, se la cogieron Barack Obama e Hilary Clinton.

  9. Cuando mataron a Bin Laden y algunos pidieron la recompensa la secretaria de Estado Hillary Clinton fue circunspecta sobre el caso. Dijo Hillary: "Dada la importancia de la confidencialidad del programa Recompensas por la Justicia, no puedo comentar en absoluto si alguien ha sido nominado para una recompensa en este o en cualquier otro caso".

  10. Sin embargo, el dinero ha pagado dividendos en otros casos. La posibilidad de pagos en efectivo motivó a un informante a ir a la Embajada de los Estados Unidos en Pakistán y entregar a Ramzi Yousef en 1995. Ayudó a planificar el primer atentado del World Trade Center. El programa también ayudó a los militares estadounidenses a encontrar a los hijos de Saddam Hussein. Una fuente no identificada compartió su ubicación y después de un tiroteo de cuatro horas, ambos murieron.

  11. Algunas autoridades estadounidenses han ofrecido alguna razón para dudar si la recompensa de Bin Laden alguna vez abandonará el banco. Esto se debe a que los investigadores dicen que reconstruyeron el paradero de Bin Laden a partir de diferentes fragmentos de información. Funcionarios de inteligencia dijeron a los periodistas el lunes que ninguna persona es responsable de poner a los investigadores en su camino. Las agencias de investigación dentro del Pentágono, o en el FBI o la CIA, tienen que nominar a los pronosticadores. Las nominaciones debieron ir a un comité especial del gobierno y Clinton ésta aprobarlas.

  12. Matt Levitt, director del Programa Stein sobre Contraterrorismo e Inteligencia en el Instituto de Washington para la Política del Cercano Oriente (2011), dijo que el propósito del programa Recompensas por la Justicia era "tratar de resaltar, exponer y también hacer que la gente se presente, en esos casos donde es posible, dar información que conduzca a la captura de personas ". Dijo que capturar a Bin Laden fue "siempre una posibilidad remota", aunque para otros casos, el programa "ha funcionado muy bien".


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3598 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: