Soy del KKK, pero mato en nombre de Dios

Al mejor estilo de Cristóbal Colón en su época, así se nos presenta el opositor Camacho y la autoproclamada presidenta de Bolivia. Sólo les faltaron las tres Carabelas imaginamos que es porque Bolivia no tiene acceso al mar, injusticia que lleva en disputa más de un siglo y que esperamos también sea subsanada algún día, cuando el humanismo, la solidaridad y la conciencia habite en el palacio presidencial de Chile.

Pero mientras tanto regresamos a este siglo, en dónde nos encontramos que el KKK está más vivo que nunca, y vive ahora junto a los Bolivianos, lo que es paradójico porque el KKK perseguía los católicos romanos, y en Bolivia se han comportado como el KKK, pero matan, atropellan y obligaron al presidente legítimo a renunciar en nombre de Dios, tamaña hipocresía. ¿Hasta cuando seguiremos usando el nombre de Dios para cometer fechorías?.

Con mucha tristeza escuchamos al presidente legítimo de Bolivia Evo Morales renunciar a su cargo, no por cobardía, no porque no tuviera las fuerzas para soportar a esa oposición, que durante tantos años estuvo allí detrás de él acechándolo como lobo a su presa. Lo hizo por amor a su pueblo, para evitar la violencia, para evitar ver a sus hermanos morir. ¿Y que pasó? Los sanguinarios no se conformaron con eso, al día siguientes ya la sangre de los inocentes había sido derramada, luego escuchamos a la autoproclamada dar su versión de los hechos le preguntan por la salida de Evo Morales del país y con descaro dice que era imposible que quisiera mantenerse en el poder después del fraude cometido y que fueron muchos años de sufrimiento del pueblo y que se había ido por su propia cuenta, y lo insólito es que lo dice y se va casi corriendo para evitar más preguntas, porque entonces tendría que responder ¿Cómo una persona que se va por cuenta propia le destruyen su propiedad? Le amenazan a sus familiares y queman sus casas., o le apuntan a sus funcionarios con armas de fuego obligándolos a renunciar bajo amenaza de muerte? ¡Cual sería la suerte que le tocaba al propio Evo Morales? Palabras más, palabras menos, en dos palabras nos mostró los dientes sin sonreír. Saquemos nuestras propias conclusiones. Y luego entre gritos y aplausos levanta La Biblia y dice que La Biblia vuelve al palacio de gobierno, parece mentira que estemos viendo practicas de la época medieval en pleno siglo XXI, pero no se podía esperar nada más de ella, siendo la misma que hace años atrás denigró a los indígenas hasta decir que los indígenas no tenían nada que hacer en la ciudad. Ayer en rueda de prensa desde México el presidente Evo Morales dio con lujo de detalles todo lo que ocurrió para llevarlo a tomar la decisión de renunciar y duele tal no por él, sino por los que quedan allá en manos de semejantes tiranos. Lo que no entendemos es porque el presidente permitió ponerse en manos de un sujeto como Luis Almagro, una persona que en el transcurso de estos años, sólo ha demostrado ser una pieza servil a los intereses de Donald Trump, no se necesita mucho conocimiento para reconocerlo, sólo tenemos que empaparnos un poco de los acontecimientos que han estado ocurriendo en diferentes países de Latinoamérica. Y en donde él ha sido un completo cómplice silencioso de estos hechos, Pero Evo Morales en un gesto de transparencia no defendió su reelección por el contrario quiso demostrar que había ganado limpiamente e inclusive quiso realizar nuevas elecciones, para hacerlo más claro, pero en realidad eso no era lo que querían quienes ya habían planificado ese golpe de estado y la OEA estaba allí, no para supervisar los votos, sino para dar la última estocada contra el mandatario indígena.

Ya consiguieron lo que querían Evo renunció y fue obligado a salir del país para salvar su vida ¿Y Ahora qué? ¿Cómo harán para detener a ese pueblo que no sólo quiere de vuelta a su presidente legítimo, sino también quiere que le reivindiquen su nombre, y el de su Wiphala, que fue mancillada y ultrajada por esos blancos supremacistas que han humillado su raza y condición. ¿Y La Biblia? ¿Podrán mostrarla orgullosamente sabiendo que la están usando para matar indígenas, a los que ellos no consideran gente? ¿Podrán entender que esa Biblia está manchada de sangre?.

Días muy oscuros vienen para Bolivia si esos colonialistas, racistas y ortodoxos que usurparon el poder continúan en el, hasta los mismos opositores clamarán por la paz que durante casi 14 años reinó en Bolivia con Evo Morales en la presidencia. Los pueblos del mundo estamos con la gente buena de Bolivia que es la mayoría ¡Luchen, resistan y venzan! La lucha es dura pero vale la pena.

Igualmente escuchamos las declaraciones del peor de los racistas, el que revivió el Ku Klux Klan Donald Trump, aplaude lo ocurrido en Bolivia y vuelve a amenazar a Venezuela. Aquí nos hemos curtido en esa lucha, todo político que ha intentado llevarnos a la época oscura, lo hemos llevado contra las cuerdas, y ahí siguen estando, el único gallo que les quedaba era Guiadó y ese gallo les salió pataruco, ve apoyo dónde no lo tiene, cuenta con seguidores que nadie ve, tiene funcionarios que nadie toma en cuenta, dice tener militares que no lo siguen, o sea no gobierna ni en la Asamblea porque sus mismos compañeros dicen que ha sido un fracaso en todo. Tiene un gobierno imaginario, y el respaldo de algunos países, que sus gobiernos están en tela de juicio por su conducta poco honrosa para gobernar, y bueno Almagro que es la esponja con la que su jefe se friega la espalda. Su único logro ha sido robar las riquezas del estado y entregárselas a los EEUU, el próximo 5 de enero le toca entregar la presidencia de la Asamblea Nacional y pasará a la historia, seco desgastado y sin moral.

Pero no podemos pasar por alto algo importante, aquí también tenemos nuestros practicantes de la fe, con la cruz en la mano y el tridente en la espalda, en época de las guarimbas en 2017 vimos con asombro como los sacerdotes bendecían a los guarimberos y con la cruz en la frente salían dispuestos a quemar seres humanos vivos y decapitar motorizados con guayas. Los altos jerarcas de la iglesia católica han guardado un silencio sepulcral de todos esos hechos aberrantes, y hacen más o menos lo mismo que hizo la oposición en Bolivia, sólo que estos piden la salida del gobierno y elecciones adelantadas, que es lo mismo que decir, si no se va Maduro seguirán matando gente y nosotros callando y bendiciendo sus atrocidades. ¿Cuál es la diferencia? Ninguna. Por otro lado es vergonzoso el silencio de la prensa internacional, como se puede perder la ética de una forma tan descarada, no sabemos quien es más culpable si el que comete el crimen o el que tergiversa los hechos para ocultar la realidad, más sin embargo siguen ocupándose de Venezuela, hablan de hambre, de muerte, de dictadura y de no se cuantos cuentos más, cuando en sus países se están hundiendo en problemas económicos, políticos y sociales. Venezuela no se paraliza, sigue luchando día a día por surgir, con muchos problemas por resolver pero viviendo en paz, aquí no hablamos de la palabra explotación laboral, como si lo hemos oídos de aquellos compatriotas que han cruzado la frontera buscando mejor calidad de vida y resulta que han sido victimas de los empleadores, trabajando jornadas esclavizantes y mal pagadas y sufriendo las consecuencias de la xenofobia porque tienen sueldos diferentes a los empleados nativos. Que los sueldos no alcanzan es cierto, que hay especulación es cierto, que tenemos muchos problemas quien los niega. Pero salimos a la calle libres, con una sonrisa a flor de piel y el mismo humor simpático que caracteriza al venezolano, Estamos bloqueados económicamente pero estamos muy lejos de parecernos a una Colombia en guerra, a un Chile con militares que atentan contra su pueblo, a un Ecuador con un traidor como presidente. Que el gobierno no le gusta a muchos, eso es normal durante más de cuarenta años la mayoría del pueblo venezolano vivió descontento, sin gustarle el gobierno de turno. Así es la democracia, si no tuviéramos oposición no sería democracia. Así que ese cuento de los mal llamados líderes que están viviendo a sus anchas en otros países y están pidiendo bloqueo para Venezuela y esperando que cese la usurpación para regresar, sólo son aquellos que quisieron que Venezuela fuera su billetera particular y compartir la tajada, muchos de ellos tienen expedientes abiertos aquí por malversación de fondos en su gestión y otro asesinó a un niño con su carro y huyó como todo cobarde. Pero esos también se han ido rezagando ya aquí no tienen apoyo porque nadie de sus partidarios les cree simplemente porque los abandonaron. A nuestro país lo han visitados diferentes misiones del mundo en los últimos años, y han llegado con el recelo de encontrarse con una catástrofe y cuando llegan aquí se dan cuenta que sólo somos un país con dificultades como la mayoría, pero muy lejos de ser ese país del que hablan los medios nacionales e internacionales. No somos un paraíso pero estamos tratando de producir todo lo que consumimos y de fabricar todo lo que necesitamos, claro está que no será suficiente pero eso es mejor, a dejar de abonar nuestra tierra para ir a abonar la ajena que jamás nos dará el respeto que nos merecemos como individuos.

Yo sigo apostando a mi país, sigo creyendo en Venezuela y creo fervientemente que Evo Morales sólo tendrá unas cortas vacaciones, porque Bolivia lo requiere, el pueblo lo reclama y necesita.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 783 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a284343.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO