No es ayuda humanitaria, es asistencia técnica contra el bloqueo financiero del criminal Trump

La canalla mediática internacional en sintonía con la intentona golpista permanente a nuestro conductor de victorias, Nicolás Maduro Moros, "jugó bonito" con la llegada al país del lote de medicinas, insumos, equipos médicos y plantas generadores de electricidad, que trajo la Cruz Roja Internacional, como siempre "juega", cuando se trata de arrastrársele al psicópata Donald Trump, pero ocurre que en la Patria de Bolívar después de Chávez, no hay medio de comunicación que nos pueda engañar por muy poderoso e influyente que sea en el mundo.

Como prioridad quiero expresar que estoy convencido de que tal cargamento, no se debe calificar de ayuda humanitaria, sino de una importante asistencia técnica en contra del robo y las sanciones económicas que ordenó el máximo asesino de la Casa Blanca, en detrimento del pueblo venezolano, con un objetivo muy claro y específico: hacer pasar hambre a la gente, para provocar desespero, violencia, caos, a fin de dar al traste con la revolución bolivariana e implantar un presidente títere al servicio del imperio gringo, y así poder apropiarse de todas las riquezas de Venezuela.

La industria maquiavélica de la información, por un lado, se afincó con el termino ayuda humanitaria y, por otro, quiso confundir con el argumento de que ese beneficio había llegado a instancias del terrorista a sueldo de los gringos, Juan Guaidó, cuando el país sabe que previo al desembarco de esa asistencia, hubo conversaciones entre la Cruz Roja Internacional y el presiden Maduro, quien finalmente autorizó el ingreso.

Con respecto a lo que es la ayuda humanitaria, de acuerdo a lo establecido en los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, en conjunto con los dos protocolos adicionales de 1977, sabemos que procede en casos de conflictos armados y catástrofes naturales, como puede leerse en cualquier texto al respecto.

Además, nuestro representante permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas, Samuel Moncada, ha dejado muy claro en sus brillantes intervenciones, que por fortuna Venezuela no ha sido víctima reciente ni de catástrofes naturales ni de conflicto armado alguno, y que la crisis humanitaria son producto de un shock, externo o interno, que impacta las capacidades que tiene un país para responder, pero defendió con razón evidente que ese no es el caso de Venezuela, donde hay un estado en pie, hay estructuras, hay un gobierno, incluso, hay dinero.

Y yo acoto en cuanto al dinero que, efectivamente, hay recursos, solo que los gringos con los opositores venezolanos que se les arrastran al criminal Donald Trump, nos han despojado de activos como el caso de Citgo en los EEUU, y se roban la plata que esas empresas producen, para financiar el terrorismo en Venezuela y los viajes y la opulencia con que viven los golpistas en el exterior; cuando no, nos bloquean en los bancos los dólares de comprar alimentos y medicinas.

Otro detalle es que la verdadera ayuda humanitaria solo puede ser neutral, independiente, universal, no debe ser política para propósitos de extorsión ni justificar una guerra, y eso es lo que buscan los gringos, una guerra civil, un desastre de proporciones incontrolables, que les sirva como excusa para invadirnos.

Ahora, con la llegada de esta asistencia técnica, la canalla mediática internacional pretendió también echarle arena al fracaso que la oposición tuvo en Cúcuta, cuando los asesinos del imperio gringo, con su mercenario Juan Guaidó, y el narcoparaco presidente de Colombia, Iván Duque, intentaron introducir unas cajas de alimentos podridos, como trampolín a la intervención que pretenden, solo que subestimaron la unión cívico militar en Venezuela y resultaron derrotados.

El peso de esa derrota chispeó en gran medida a Guaidó, quien se autoproclamó presidente interino siguiendo el guion de los gringos, pero toda es farsa se le revirtió y después de ese teatro, lo que ha cogido son reveses. Va palo abajo. Y eso preocupa a los yanquis y a sus reptiles. Pierden tiempo, esfuerzo, dinero, y ellos quieren salir de Maduro ¡ya!

Así las cosas, la canalla mediática consciente del desinfle del delincuente Guaidó, está pendiente de cualquier circunstancia que les permita intentar reflotarlo, solo que les ha sido imposible; no pueden sostener ante el mundo toda esa farsa, según el cual, ese hampón es presidente por mucho esfuerzo y por muchas mentiras que publiquen.

De allí que cuando llegó la asistencia técnica contra el robo y el bloque financiero del asesino Donald Trump, los voceros imperiales se desbocaron llamándola "ayuda humanitaria" y diciendo que llegó gracias a Guaidó, pero basta recordar que la Cruz Roja Internacional no quiso involucrarse en la peligrosa maniobra desestabilizadora de Cúcuta, consciente de que todo eso era una treta golpista a la que se prestó Iván Duque y sus paramilitares, quienes dirigieron las acciones violentas. Trajo ahora una asistencia porque venía por la vía legal y, previo acuerdo, repito, con el Presidente legítimo.

Y no me extiendo más, no porque no valga la pena, sino porque este mundo sabe más que yo, quiénes son los gringos, conocen de su capacidad destructiva, criminal, de su manera de actuar, lo que buscan en Venezuela, lo saben, principalmente, sus mismos países satélites, sus arrastrados, los organismos multilaterales, solo que callan, algunos por miedo o por intereses personales y otros porque simplemente llevan el germen del servilismo en el alma…En suma, no hay nada que diga que no lo sepa el planeta entero.

¡Ah! y siempre tengan presente, camarada lector, camarada lectora: No es ayuda humanitaria, es asistencia técnica en contra del robo y el bloqueo del psicópata Donald Trump. Ojalá nuestro ejército de tuiteros revolucionario lograra posicionar una etiqueta que dijera algo así: #NoEsAyudaHumanitariaEsAsistenciaContraElBloqueo, en función de concienciar a la población nacional y mundial al respecto.

En esta revolución, en guerra con el imperio gringo, hay que estar pendiente de los detalles.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3128 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a278141.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO