La desfachatez imperial

Por lo general, cuando una persona desea expresar un estado de ánimo a otra, bien sea de ira o complacencia, recurre a la palabra que más se ajuste para demostrar la furia o la satisfacción. Ante la situación que estamos viviendo los venezolanos, yo en lo particular, deseaba encontrar un calificativo que se correspondiera con la actuación de los operadores imperiales. En un instante pensé en hipócrita, pero la supuse algo manida y de uso frecuente, pero de repente se me ocurrió un vocablo, actualmente en desuso y que utilizaba mi abuela Leonarda, se trata del vocablo "desfachatez".

La desfachatez expresa la actitud de una persona que obra o habla con excesiva desvergüenza y falta de comedimiento o de respeto. Por lo que a un desfachatado se le puede considerar como un verdadero descarado o insolente, un ser desvergonzado, falto de pudor, de decoro y de decencia.

No sé porque razón cuando escucho a Trump, Elliott Abrams, Mike Pence, Mike Pom-peo, Macri, Duque, Bachelet, Piñera, Lenin Moreno, Almugre, Pedro Sánchez, Theresa May, Macron entre tantos ejemplares, los cancerberos de las empresas financieras e industriales globalizadas y representes de los antiguos imperios, me llega a mi memoria algo desgastada de tanto pensar, la palabra desfachatez. Imposible negar que la imputación de los referidos personajillos con relación a lo que está sucediendo en Venezuela es una desfachatez.

Ciertamente, el cuarteto diabólico Trump, Pence, Pom-peo y Abrams, este último con rostro maligno que revela su verdadero estado anímico, inventaron una serie de mentiras para presentarlas ante el mundo. Una cadena de falsedades que ellos mismo no las creen, solo para justificar malvadas agresiones contra los venezolanos, con la única finalidad de robar nuestras riquezas. Aquel cuarteto patibulario, siniestro, viajan por el mundo vendiendo un producto que no se ajusta a la realidad. Para esto cuentan con un aparato publicitario internacional encargado de divulgar "fake news", mentiras o como decían en mi barrio "mojones" que contribuyen a divulgar un decálogo de calumnias que los convierte a todos en un grupo de desfachatados. Examinemos algunas de las mentiras que armaron estos seres malvados y que los otros serviles, además de aceptarlas sin rubor, las repiten en diversos escenarios.

"Maduro es un dictador": por todos es archiconocido que el presidente MM fue elegido en unas elecciones libres y democráticas, con la participación de más de diez millones de electores.

"En Venezuela hay una dictadura": si en Venezuela no hay un dictador no existe una dictadura. Además para quien lo desconoce existen cinco poderes públicos, uno independiente del otro: poder ejecutivo, poder legislativo, poder judicial, poder ciudadano y poder electoral.

"En Venezuela hay una crisis humanitaria": como negar la crisis inducida en nuestra patria, si el gobierno de EEUU aplica sanciones económicas y financieras que le impide al gobierno del presidente MM recurrir a los bancos internacionales para hacer préstamos para adquirir alimentos y medicinas, cuando le congela y le roban los activos financieros en EEUU y en el Reino Unido, cuando sabotean los servicios público, entre tantas maldades propias de un ser paranoico. Quien si padece de una crisis humanitaria es el presidente Trump, un malvado que solo siente afecto por un puñado de dólares y no siente apego por el prójimo, no experimenta solidaridad hacia sus semejantes y en especial por los más necesitados.

"Venezuela en un narco estado": esto lo afirma el presidente Trump quien gobierna el país donde más se consume droga y donde más se lavan dólares, el presidente de un país que posee bases militares en Colombia y en Afganistán, los grandes exportadores de cocaína y heroína.

"Rusia ni China no deben tener presencia en Venezuela": Venezuela es un país soberano y puede tener relaciones diplomáticas y económicas con cualquier país del planeta. Parece que el malvado Trump nunca ha visto las Mac Donald que hay en Moscú y en Bejín, además que existe próspero intercambio comercial entre EEUU y Rusia, además entre EEUU y China. Tampoco recuerda que China es el principal tenedor de bonos del tesoro de USA. Es decir, EEUU si puede hacer buenos negocios con Rusia y China pero Venezuela no.

"Venezuela es un estado fallido": según el presidente Trump y el triunvirato satánico y sádico que lo acompaña, el gobierno bolivariano falla en la garantía de los servicios sociales, como consecuencia de una erosión de la autoridad y una incapacidad de actuar con otros estados. Parece ser que esta pandilla de facinerosos desconoce las misiones sociales mediante el cual el presidente MM presta atención a los más necesitados, además se niegan a mirar la presencia de Venezuela en el ONU, en Petrocaribe, en el Alba, en la OPEP, en el movimiento de los Países No Alineados (MNOAL), entre algunas de las instituciones que nuestro país tiene presencia con derecho a voz y voto.

"Venezuela es un estado forajido": si se pensara en nuestro país como una dictadura, sería cierto, porque la única dictadura que existe es la de las leyes y no la de un solo hombre. En Venezuela se respeta los derechos humanos, a diferencia de los EEUU que es un gobierno racista. Venezuela respeta las normas y las leyes internacionales, a diferencia de los EEUU que invade a otras naciones ocasionando muertes y destrucciones, desconociendo los dictados de la ONU y las normas elementales de convivencia internacional.

"En Venezuela no hay libertad de expresión": sinceramente los espías que tiene la CIA en Venezuela son ciegos y sordos o será que no entienden ni leen el español. En nuestro país en la radio, en la televisión, en la prensa y las redes sociales se puede leer, ver y escuchar todo tipo de críticas al gobierno, llegando inclusivo al abuso del derecho a esta libertad.

"El gobierno de Maduro viola los derechos humanos": si algún presidente viola descaradamente los derechos humanos tantos de sus nacionales como los de otros países es Donald Trump, y si no, pregúnteselo a los cubanos, los iraquíes, a los libios, a los yemenitas, a los sirios; a los afroamericanos y a los centroamericanos residentes en EEUU y ahora a los venezolanos, quienes estamos padeciendo los rigores de la intervención de EEUU. Acaso el ultimátum del almirante Criag Faller el jefe del comando Sur y las amenazas de aquel cuarteto sombrío contra nuestro país son pura comiquita. Nada tienen de humanitarias.

Es importante identificar nuestros enemigos y sus aliados. Actualmente estamos sufriendo los ataques de EEUU en alianza con los antiguos imperios europeos, en coalición con una marioneta llamada Juan Guaidó y sus adláteres quienes se prestaron para una comedia que podría convertirse en una tragedia si los venezolanos no logramos defender nuestra patria soberana. No se equivocó Simón de la Trinidad cuando afirmó en el discurso de Angostura (1819): "Un Pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción".

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 331 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a277843.htmlCd0NV CAC = Y co = US