El desplome de la “diplomática” imperial: nuevos frutos

La política agresiva, desmedida y descarada del imperio norteamericano y el sub-imperio fascista del ilegal Estado de Israel han visto fondo en el escenario nacional e internacional. Las sucesivas derrotas obtenidas por el imperio en todos los planos (militar, político nacional e internacional) hacen insoportable dar cara al mundo. Urge entonces, un cambio de políticas y diplomacia, al menos un maquillaje que, para muchos analistas podría comprender la profundización de las ya existente pero con rostros más amables o el paso atrás temporal.

Los 12 años de continuo predominio republicano sobre el senado y el parlamento, han llegado a su fin. El voto castigo se ha expresado. Pero sabemos, Demócratas y Republicanos son partes complementarias de un mismo sistema imperial cuyas diferencias superficiales se reflejan solo en el uso de la buena diplomacia (retórica) por los primeros y el fundamentalismo del último. Disputa por el poder (quien ocuparía los cargos del Estado). De allí, los cuestionados D. Rumsfeld (Secretario de Defensa EE.UU.) y J. Bolton (Embajador de EE.UU. en ONU), ambos militantes de la línea de fundamentalista “Neocon” (Neo-Conservadores) no tendrían cabida en este nuevo gobierno. Por tanto, el Imperio necesitaría caras más amigables.

De los republicanos se ha debelado la sarta de intereses a los cuales representan. Esencialmente personifican los intereses de las corporaciones petroleras (Exxon, Chevron, etc.) y otras como la Halliburton, las industrias armamentísticas norteamericana, y un sector de la banca. De los demócratas se les atribuye fundamentalmente la representación de la banca norteamericana, pero quien estudia la conformación del imperio, al menos superficialmente, podrá notar y comprender el grado de integración monopólico de los poderes económicos. Por diversas fuentes públicas podemos encontrar lo siguiente: “El poder financiero norteamericano preconiza el poder imperial” Chase Manhattan Bank, como principal accionista de Exxon, Chevron y Mobil Oil. Morgan Guarantee, como principal accionista de Mobil Oil y como el segundo más importante de Exxon, y la parte de Chevron. Citibank, es el principal accionista de Aco Phillips Petroleum, Conoco (comprada por Dupont). Adicionalmente James Petras, (sociologo norteamericano) en un importante escrito que lleva por nombre: ¿Quien domina al Mundo? Nos recuerda lo siguiente: “Los mercados mundiales están divididos entre las principales 238 compañías y bancos de los EE.UU. y las 153 de la Unión Europea - esta concentración de poder es lo que define la naturaleza imperial de la economía mundial”. El imperio yace integrado, de la misma manera los intereses y sus personificaciones partidistas. Un perro de dos cabezas (demócratas y republicanos) “Can Cerbero” del infierno capitalista.

Por otro lado, el imperio norteamericano y el sub-imperio fascista del ilegal Estado israelí han mostrado con demasiados hechos el rumbo que seguirán necesariamente enrolando sus políticas diplomacias en lo adelante. ¿Cómo podrán justificar ante los ojos del mundo la guerra, la invasión y la expropiación a los pueblos de sus recursos naturales, -lo que representa una necesidad para supervivencia del imperio- frente al colapso del sistema capitalista? “Ya no son tiempos de la diplomacia” revelan Condoleezza Rice, y John Bolton.

INSURGENTE (noticiero alternativo), informa lo siguiente: “La declaración unilateral de los EEUU de que el espacio es territorio propio que puede usar con libertad absoluta, y de que Washington puede impedir a otros países que hagan lo mismo es, además de una impertinencia dirigida contra todos los países miembros de las Naciones Unidas, una manifiesta violación de los principios de la Carta y de todo el orden jurídico internacional”. La ONU.

Frente a la pérdida del control en Irak por parte de las fuerzas imperialistas invasoras, y frente la desplome de la opinión pública nacional norteamericana donde cerca de un 80% cree ahora que la guerra fue un “error”, y la opinión publica internacional sobre la presencia de las tropas en territorio iraquí. La primera relacionada principalmente del incremento de las acciones de la resistencia y su efectividad de ataque sobre las fuerzas invasoras que han provocado un sinnúmero de bajas propinadas a las tropas norteamericana –sin mencionar las ocultas- que ya se acercan al numero de 3.000 muertos y rallan la suma de los 20.000 heridos. La segunda fundamentalmente relacionada al creciente numero de muertes civiles que, desde el 2003 ya sobrepasan los 650.000 (según estimaciones de la ONU, sin contabilizar los cerca del millón de muertos iraquíes, directos e indirectos desde la primera guerra del golfo). En vez de tomar consejos y procurar caminos diplomáticos como en alguna ocasión recomendase el General Jay Garner, (primer virrey de USA en IraK) “de mantener a los militares iraquíes del antiguo régimen y el permitir espacios a los baasistas en el gobierno y el de convocar a los dirigentes de los tres grupos principales (suníes, chiíes y kurdos) para formar un gobierno de coalición, -cuestión que no se correspondía con los planes sionistas de “revolucionar” la sociedad iraquí y transformarla en un paraíso neoliberal y dócil al Estado fascista y racista de Israel- en cambio, se decidió por incrementar la presencia militar a 150.000 soldados y adelantar la condena a Pena de Muerte por un tribunal ilegitimo, contra el otrora títere del imperio norteamericano Saddam Hussein, con claros fines electorales para los republicanos de EE.UU.

Mientras el ilegal Estado de Israel sigue matando alegremente al pueblo palestino, su más reciente matanza, la denominada: Masacre de Ben Hanun, los EE.UU. aprueban una ley de gastos adicionales del año fiscal 2006, relacionadas con la guerra que totalizan unos 436.800 millones de dólares para IraK, Afganistán y la seguridad reforzada para las bases militares. Esto es fuera de los más de 500.000 millones de dólares solicitados por Mister Danger Bush, en su solicitud inicial de defensa nacional para el año fiscal 2007, y otra ley legaliza la tortura violando la Convención de Ginebra.

A esta diplomacia de cañones, al fascismo no escapa Venezuela. Pero también, es imposible mantenerla sin provocar un despertar de los pueblos del mundo, inclusive el pueblo norteamericano. De allí entendemos el apoyo contundente e inquebrantable de un amplio número de países, para la postulación de Venezuela al Consejo de Seguridad de la ONU, también entenderíamos las razones del apoyo contundente de más 180 naciones, contra el Bloqueo criminal ejercido por el imperio norteamericano a Cuba revolucionaria. ¡Los pueblos despiertan!

Mientras los demócratas centran sus esfuerzos y traten de aliviar o maquillar con nuevas caretas el desastre al que se ven obligados en mantener para perpetuar la hegemonía de un sistema en franco declive, un modelo colapsado, cediendo en ciertos aspectos de política internacional e interna, el inevitable desplome de su diplomacia seguirá recogiendo los frutos que ya sobrepasan las fronteras del imperio. La Gran Bretaña de Tony Blair, también recogerá los suyos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3405 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: