El desplome de la “diplomática” imperial

El imperio norteamericano y el sub-imperio fascista del ilegal Estado israelí han mostrado con demasiados hechos el rumbo que tomará su diplomacia en lo adelante. ¿Cómo podrán justificar ante los ojos del mundo la guerra, la invasión y la expropiación a los pueblos de sus recursos naturales, -lo que representa una necesidad para supervivencia del imperio- frente al colapso del sistema capitalista? “Ya no son tiempos de la diplomacia” lo expresaron: Rice, y Bolton.

INSURGENTE (noticiero alternativo), informa lo siguiente: “La declaración unilateral de los EEUU de que el espacio es territorio propio que puede usar con libertad absoluta, y de que Washington puede impedir a otros países que hagan lo mismo es, además de una impertinencia dirigida contra todos los países miembros de las Naciones Unidas, una manifiesta violación de los principios de la Carta y de todo el orden jurídico internacional”. La ONU.

Frente a la pérdida del control en Irak por las fuerzas imperialistas invasoras, y frente la desplome de la opinión pública nacional (norteamericana: Cerca de un 80% cree ahora que la guerra fue un “error”) e internacional sobre la presencia de las tropas en territorio iraquí, a consecuencia principalmente del incremento de las acciones de la resistencia y su efectividad de golpe sobre las fuerzas invasoras, y el creciente numero de muertes civiles que, desde el 2003 ya sobrepasan los 650.000 (según estimaciones de la ONU) y bajas en las tropas norteamericana que ya se acercan a las 3.000. En cambio, en vez de tomar consejos y procurar caminos diplomáticos como en alguna ocasión aconsejara el General Jay Garner, (primer virrey de USA en Irak) “de mantener a los militares iraquíes del antiguo régimen y el permitir espacios a los baasistas en el gobierno y el de convocar a los dirigentes de los tres grupos principales (suníes, chiíes y kurdos) para formar un gobierno de coalición, cuestión que no se correspondía con los planes sionistas de “revolucionar” la sociedad iraquí y transformarla en un paraíso neoliberal y dócil al Estado fascista y racista de Israel. En cambio, decidieron incrementar la presencia militar a 150.000 soldados y adelantar la dedición de pena de Muerte al otrora títere del imperio Saddam Hussein, con claros fines electorales para los republicanos de EE.UU.

Mientras el ilegal Estado de Israel sigue matando alegremente al pueblo palestino, los EE.UU. aprueban una ley de gastos adicionales del año fiscal 2006, relacionadas con la guerra que totalizan unos 436.800 millones de dólares para Irak, Afganistán y la seguridad reforzada para las bases militares. Esto es fuera de los más de 500.000 millones de dólares solicitados por Mister Danger Bush, en su solicitud inicial de defensa nacional para el año fiscal 2007, y otra ley legaliza la tortura violando la Convención de Ginebra.

A esta diplomacia de cañones no escapa Venezuela. Pero también, es imposible mantenerla sin provocar un despertar de los pueblos del mundo.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3064 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: