Efecto terror: el juego ideal

No es la primera vez que el desespero invade a la oposición. Recientemente escuchamos al pequeño “Larouse” maracucho, aquel, el de las peras del horno y los cantos de ballenas, retar al Comandante Chávez al juego democrático. Como diría un maracucho: un “mollejuo pajazo”.

Para osar retar en debate al verbo del Comandante Chávez, se necesita de semejante inteligencia y destreza que el disfraz de “contendor” carece. No, nada que ver. Está suficientemente clarificado, y esto se ha demostrado por lo que ocurre en la ONU, y en mil ejemplos, que, el enemigo a quien enfrentamos los venezolanos y la humanidad entera, es el imperio y su personificación en Mister Danger Bush, (para no ofender al Diablo). Es Bush, el verdadero contendor de Chávez, quien debería solicitar el debate, y es a él, a quien el Comandante le aceptaría el reto. Al dueño del circo y no a sus payasos. Águila no caza mosca.

Pero no debemos caer en estos juegos distraccionistas. No es el juego democrático lo que el imperio busca para deshacerse del “Mal Ejemplo” Chávez. No. Nada que ver. Es el golpe de Estado o en su defecto el terrorismo, la agencia que la lacaya burguesía oposicionista ha sabido explotar. Y es que no les quedan otras alternativas frente al colapso de sus ideas; a la realidad de un inhumano sistema capitalista que ellos pretenden perpetuar, y frente al afianzamiento popular del Presidente Chávez.

En la historia, la burguesía en aprietos –por perder sus privilegios- ha implementado métodos barbáricos para verse salvados de la revolución. Ejemplos sobran para explicar esta verdad. Podríamos citar un pasado clásico, la Revolución Francesa (1793-1794) cuando la burguesía representada en los Girondinos desató una ola de terror y desorden para desacreditar a Maximilien Robespierre, líder de los Jacobinos (revolucionarios), frente al pueblo francés. O el reciente trágico de EE.UU. Gran Bretaña y España cuando pretendiendo justificar la invasión a Irak, (necesidad urgente frente al colapso del sistema imperial) desataron en el seno de sus pueblos una ola de terror y xenofobia contra sus victimarios. O de la Argentina de los años 92/94, cuando, frente a la creciente ola de cuestionamientos, por parte de la comunidad judía argentina al Estado de Israel y al sionismo internacional, y la asimilación de estos a la sociedad argentina, la justicia de ese país comprobó la participación del Mossad israelí en los atentados contra la embajada israelita y el edificio de la Asociación Mutual Israelita (AMIA), por los fines oscuros de justificar su inhumana causa segregacionista bajo el pretexto del antisemitismo.

El terreno en Venezuela está preparado. La lacaya oposición a través de sus medios de información ha desatado el terror justificado en la inseguridad. Es este el juego para desacreditar a Chávez. Necesitan sangre, les urge terror.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3266 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: